Traspasos de negocios - Te acompañamos en todos los trámites

Los traspasos de negocios requieren de una serie de tareas administrativas razonablemente complejas. Ten en cuenta que hay elaborar todos los contratos hasta el pago por la adquisición del negocio y los impuestos a liquidar.

En general, es una buena opción cuando una empresa no funciona como se esperaba o simplemente no deseas cerrar tu negocio, pero quieres jubilarte.

Traspasar un negocio no es más que ceder el contrato de arrendamiento a otra persona con sus activos y, a veces la subrogación de sus empleados a cambio de una contraprestación pactada.

En situaciones específicas, es necesario notificar al dueño del local en que opera la empresa sobre la decisión que tomaste, y este debe permitirlo.

Hay que tener presente que el traspaso de una empresa no implica el cese o extinción de la sociedad.

¡Contacta con nuestros abogados inmobiliarios si quieres traspasar o comprar un negocio! Te acompañamos durante todo el proceso de adquisición con nuestra asesoría jurídica experta en estas operaciones.

¿En qué consisten el traspaso de un negocio?

Los traspasos de negocios son una sucesión empresarial de en diversos sectores, tales como loterías, farmacias, estancos, clínicas dentales, asesorías, restaurantes y negocios en general.

En palabras simples, el nuevo propietario adquiere todos los derechos de propiedad y arrendamiento. Siempre buscamos la opción más satisfactoria para ambas partes.

Por ejemplo, si el local en que funciona la empresa es del antiguo titular, existe la posibilidad de venderlo o alquilarlo al nuevo dueño del negocio.

Este proceso implica que la empresa cambia de propietario. Por ello, en dicho procedimiento se traspasa cualquier activo tangible e intangible, para ello la localización y ubicación son claves.

Los activos tangibles (muebles, productos, etcétera) son fundamentales en el traspaso de negocio, pues añaden mayor valor a la empresa.

Para los nuevos emprendedores, esta forma de negocio es ideal, pues no amerita empezar con una empresa desde cero.

Además de los activos tangibles, el traspaso de negocio permite al nuevo dueño adquirir los activos intangibles (mantener la cartera de clientes, marca, fondo de comercio, etcétera) ya existentes, iniciar actividad en un breve plazo de tiempo y tener una menor inversión inicial.

No obstante, estos motivos suponen mayor complejidad al momento de valorar el negocio y fijar un coste total.

Información previa antes de traspasar un negocio

Si bien es cierto que el traspaso de negocio resulta una opción factible, hay que prestar atención a los detalles.

Antes de proceder con el traspaso, asegúrate de tener toda la información necesaria sobre la empresa y consultar a nuestros asesores de empresas con más de 20 años de experiencia.

En este  contexto, es clave saber sus estados de cuenta, memorias e inventarios. Además, es esencial consultar todos los manuales de operación, contratos de empleados, condiciones de alquiler, entre otros. En resumen, hay que solicitar al titular de la empresa todos los documentos necesarios para tener un panorama claro.

Ahora bien, no todos los empresarios están de acuerdo en aportar esta documentación sin más. Por eso, lo más recomendable es proceder con la firma de un contrato de confidencialidad. Otra alternativa es solicitar a un auditor experto que evalúe la situación de la empresa.

Nuestros abogados especialistas en traspasos de negocios son profesionales cualificados para llevar a cabo este trabajo. Una ventaja importante de contratar un abogado es que velará por la legalidad de la operación y tendrá en cuenta todos los aspectos de confidencialidad necesarios.

 ¿Cómo hacer un traspaso de negocio?

Existen diferentes motivos que propician el traspaso de un negocio como la incapacidad personal, jubilación, decisión personal, etc. Antes de iniciar este procedimiento, hay que considerar la legislación vigente.

El traspaso de propiedad se regula en la Ley 29/94, de 24 de diciembre, en vigor desde 2004. Dicha norma de Arrendamientos Urbanos explica la posibilidad de traspasar un local sin consentimiento del dueño, sin embargo, en el contrato se pueden establecer cláusulas que impidan el traspaso de esta forma.

Por otro lado, según la Ley el arrendatario tiene el derecho de aumentar el coste de la renta del local en un 20%. En el supuesto de que el local sea propiedad del dueño de la empresa, el interesado debe pagar una cuantía por el negocio y un alquiler mensual por el local.

En el caso de muerte, los herederos tienen derecho a transferir el contrato de arrendamiento del local al nuevo dueño, sin que el arrendador aumente el 20% del alquiler mensual.

Consideraciones a seguir para el traspaso de una empresa

Además de la legislación, hay otros aspectos claves a considerar antes de iniciar el traspaso de una empresa. Lo primero que debes tener presente como interesado es el sector en que la empresa se desarrolla. Esto es clave para evaluar la condición actual de dicho sector, si está en alza o si no es rentable.

Por otro lado, es fundamental que valores el lugar en que se encuentra la empresa. Conocer el estado de la infraestructura y el local es verdaderamente importante para garantizar la operación de la empresa a largo plazo.

Además, ten presente el estado contable del negocio. En este punto, los aspectos más importantes a conocer son:

  • Pago de impuestos.
  • Facturación.
  • Inventario.
  • Licencias.
  • Cualquier otro dato contable de relevancia para la empresa.

Con esta información ya puedes valorar la rentabilidad de la empresa y determinar si realmente se adecúa a tus necesidades y objetivos como emprendedor. Asimismo, valora el precio del traspaso y compara con todas las alternativas posibles.     

 Comprender los aspectos legales y financieros es crucial para garantizar traspasos de negocios exitosos.

Ventajas de los traspasos de negocios

Hay varias ventajas relacionadas con el traspaso de un negocio, tanto para el vendedor como para el comprador.

Por una parte, el propietario puede dar continuidad a la labor empresarial de su negocio sin tener que cerrarlo. Por otra parte, el comprador no tiene que empezar una nueva empresa desde cero.

Otra ventaja importante para el nuevo dueño es que puede sacar provecho de la cartera de clientes que ya tenía la empresa. Este aspecto asegura la producción del negocio sin que el traspaso implique afectación alguna.

¿Es posible traspasar un negocio a un familiar?

El traspaso de negocio entre familiares es posible y es una de las modalidades más comunes. Sin embargo, existe una gran duda sobre si resulta mejor traspasar por herencia o donar.

A fin de tomar una decisión informada, hay que empezar por considerar los impuestos que corresponden en cada caso, la intención final del familiar en cuestión y los beneficios fiscales que existen en cada contexto.

De acuerdo con los especialistas, los traspasos de negocios por donación entre familiares son la forma más común. Esta forma de traspaso debe declararse a Hacienda, pero no necesita de retribución dineraria de ningún tipo por las partes involucradas.

En este caso, el nuevo dueño de la empresa tiene que tributar por el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Impuestos asociados con el traspaso de negocio

Cualquier operación que implique la cesión de una empresa no está condicionada a IVA ni al ITP (Impuesto de Transmisión de Patrimonios). No obstante, para que esto sea posible, el requisito indispensable es que el traspaso sea total y la actividad de la empresa continúe.

El coste derivado del traspaso debe tributarse como ganancia patrimonial en el Impuesto Sobre la Renta a Personas Físicas.

Para el cálculo, se debe deducir de la renta obtenida del traspaso el valor total de los derechos y bienes. Los tipos aplicable en cada caso son:

  • Para los primeros 6.000€, el 21%.
  • Para importes entre 6000,01€ y 24.000€, el 25%.
  • Para más de 24.000€, el 27%.

En el supuesto de que el arrendatario sea una sociedad, el importe anterior debe tributar en el Impuesto de Sociedades. Asimismo, existe la posibilidad de disminuir el tipo de interés en caso de tener en cuenta una re inversión.

Si el dueño del local recibe un importe determinado por el traspaso, debe hacer la entrega de una factura con IVA incluido, además de las retenciones pertinentes. En el supuesto de que se vendan los bienes del traspaso, se aplica IVA por separado, a excepción de los bienes inmuebles cuyo traspaso esté sujeto al ITP.

¿Dónde buscar compradores para un traspaso de negocio?

Encontrar un comprador en estos casos, no es tan complicado. Por lo general, las personas van directamente a su entorno más cercano. Otra alternativa es consultar si los trabajadores de la empresa están interesados en la compra de la misma.

Además, puedes publicar el traspaso de tu empresa en una página web especializada a fin de encontrar un comprador que se ajuste a tus necesidades y posibilidades. En cualquier caso, asegúrate de contactar con un comprador honesto que pueda pagar lo que solicitas por una empresa.

¿Cómo fijar el precio de traspaso de un negocio?

Lo más recomendable es usar diferentes criterios para obtener un coste estimado de la empresa. No hay una fórmula única para determinar el precio, ya que dependerá de la naturaleza del negocio, su rentabilidad, la demanda del mercado y otros factores específicos.

Por ejemplo, el vendedor puede valorar el negocio en función de su inversión para alcanzar la cantidad de empleados que tiene y colocar este valor en contrapeso con el coste de otros negocios aledaños.

En líneas generales, hay muchos factores que debes precisar si deseas traspasar tu negocio a fin de maximizar tus beneficios.

En Rodenas Abogados somo expertos en traspasos de negocios, consúltanos sin compromiso.

¿Cómo liquidar una sociedad?

El traspaso y la liquidación de un negocio son dos procedimientos diferentes. En el segundo caso, se realiza cuando la empresa no puede seguir con su actividad económica. El primer requisito para que esto sea posible es la conformidad por parte de todos los socios en la Junta General.

Siendo así, el administrador debe cesar su responsabilidad y pasar a ser el liquidador, por medio de  su inscripción en el Registro Mercantil.

Una vez hecho esto, se publica la decisión en el Boletín Oficial del Registro. Este paso es clave para que los acreedores hagan uso de su derecho de cobro en caso de que existan deudas.

De acuerdo con la forma jurídica del negocio, éste debe responder a sus obligaciones de dos formas: limitada e ilimitada.

  • Limitada: solo responden a obligaciones con el patrimonio mercantil y aplica para sociedades capitalistas.
  • Ilimitada: deben responder a sus deudas con el patrimonio mercantil y civil. Este tipo de sociedades son personalistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámenos sin compromiso
Scroll al inicio