Sucesión empresa familiar

Sucesión empresa familiar

Las empresas se enfrentan a situaciones cada vez más complejas que afectan la sucesión en la empresa familiar. Ante ciertas circunstancias es importante considerar lo finito de la participación de algunos miembros.

Suele ser importante proporcionar los medios para impulsar la participación de  dos o tres generaciones al mismo tiempo. Además, este evento es relevante si la empresa familiar es un motivo de orgullo para la totalidad de los miembros.

La sucesión debe verse como un proceso natural que renueva las bases de la empresa familiar. Cualquier emprendedor familiar en algún momento puede sentir la necesidad de identificar y contar con el sucesor ideal.

Rodenas Abogados es un despacho de abogados de abogados en Madrid, Barcelona y Valencia, que presta servicios jurídicos en todas las provincias de España:

La herencia de un negocio en la sucesión en la empresa familiar

El objetivo es continuar la gestión que el negocio necesita para crecer cuando ya no esté presente el miembro principal. Ya sea porque la persona se esta jubilando o la persona falleció, es necesario que los descendientes se hagan cargo del negocio familiar.

Las empresas familiares son el resultado del esfuerzo de varias generaciones que buscan preservar su logro La principal característica que distingue a la mayoría de las empresas familiares es la creación de un entorno único.

Estos elementos motivan un sentido de pertenencia y establecer un objetivo común orientado a un fin específico. Sin embargo, en ocasiones se puede violar el funcionamiento de la empresa familiar debido a diversos conflictos y necesitan de la intervención de un abogado de empresa.

Se deben mitigar los conflictos familiares y regular la conducta de los individuos en la relación entre empresa y la familia. Actualmente existen herramientas que pueden facilitar esta interacción, como la creación de un consejo de familia.

Este protocolo de familia, puede ser diseñado e implementado con el apoyo de consultores externos especializados en el tema. Involucrar a otros en el proceso de la sucesión empresarial familiar requiere planificación en el diseño de cada etapa.

En el caso de organizaciones controladas incluso por el fundador, este suele ser el responsable de elegir a su sucesor. Hay dos variables que condicionan el proceso sucesivo: la cohesión familiar y la adaptabilidad.

La cohesión familiar se refiere al grado de cercanía y vínculo emocional entre los miembros de la familia. En una de las relaciones predomina la independencia sentimental, pero el líder y el sucesor pasan tiempo juntos para tomar decisiones.

Cuando la fe es muy baja, apenas hay compromiso con la familia; y cuando la fe es muy alta, la independencia no es suficiente.

Las claves para el éxito en la sucesión en la empresa familiar

Si el jefe de la empresa familiar no puede seguir dirigiendo la empresa, ya sea porque ha decidido jubilarse o por cualquier otro motivo, no hace falta decir que un miembro de la familia será visto principalmente como el sucesor.

Si bien es posible transferir el control y la propiedad de un miembro de la familia a otro, no es tan fácil como parece, pero requiere una planificación adecuada para garantizar la viabilidad del proceso

Las claves para el éxito son un proceso en el que las relaciones familiares se solidifican. A su vez, la sucesión se lleva a cabo con éxito cuando favorece a la empresa y, no perjudica las relaciones establecidas.

El enfoque de sentido común afirma que los resultados mejorarán después de la sucesión. Ya que los responsables de nombrar al sucesor elegirán al que tenga más experiencia, conocimientos y habilidades para el puesto

La ejecución de la sucesión conlleva transferir el control a una nueva generación que está preparada. Además, esta elección puede ayudar a reafirmar una decisión o simplemente apoyar la dirección deseada por el fundador.

Para llevar a cabo este proceso con éxito, es fundamental que se comprenda la posición de la persona que se jubila. De igual forma, del entramado familiar en el que encaja la empresa y lo que se desea para el futuro.

Transición en los negocios generacionales

En el proceso debe tomarse el tiempo necesario para recabar información suficiente y contribuir eficazmente a su función. Uno de los procesos más difíciles en una empresa familiar es la transición por el paso generacional.

En estos caso puede existir una falta de liderazgo y conocimiento sobre el funcionamiento de la empresa. En consecuencia se aplica el riesgo de que la empresa no sobreviva a un tramo de la transición.

Las generaciones sucesivas deben fomentar el deseo de pertenencia y el interés por preservar y trascender la empresa familiar. La creación de un consejo de familia promueve un protocolo familiar son soluciones muy útiles para promover lo anterior.

Los consejos familiares tienen la función de tomar decisiones y resolver problemas o conflictos. Los cuales pueden surgir dentro de la familia y que puedan afectar el funcionamiento y administración de la empresa.

Las responsabilidades del consejo familiar relacionadas con la sucesión poseen ciertos elementos primordiales. Se debe desarrollar e implementar planes y programas familiares para la perpetuidad del negocio.

Es necesario transmitir los valores y la visión compartida de la familia. Esto requiere proporcionar un espacio apropiado para compartir ideas sobre la empresa familiar.

La sucesión empresarial familiar parte de fomentar la participación y el compromiso de la familia. A través de programas de aprendizaje de propiedad.

Una clave extremadamente importante es desarrollar a los líderes de la próxima generación en el negocio familiar. Igualmente se debe monitorear la interacción entre la familia y la empresa en un periodo de tiempo regular.

Relación sistemática en la sucesión familiar

Existe una relación sistemática entre sucesión y los resultados en la sucesión en la empresa familiar. Sin embargo, se pueden establecer dos tipos de condicionantes, objetivos y subjetivos en el proceso que afecta en particular.

Los factores objetivos se refieren a la eficiencia organizacional, medible a través del crecimiento de las ventas. En las relaciones empresariales priman las ganancias, la rentabilidad, la productividad y la creación de empleo.

Por otro lado, los factores subjetivos se caracterizan por tener en cuenta la buena marcha de la familia tras la sucesión.

Estos elementos están constituidos por el compromiso de la familia con los negocios y la calidad de las relaciones interpersonales. En general, se pueden definir tres características que marcan un proceso de sucesión exitoso.

La relación entre el líder y el sucesor, porque existe una correspondencia directa. El cual se enfoca entre la calidad de la transferencia de conocimientos y el éxito en la sucesión.

Todo parte de una relación basada en el respeto mutuo que hace que las personas se sientan apoyadas y reconocidas. En consonancia se aplica la motivación del sucesor, siendo fundamental para que supere la presión de los logros de su predecesor.

Una vez iniciado el proceso de sucesión, cada individuo debe tener claro su rol y desempeñarlo de la mejor manera. Al estar listo todo el periodo de la sucesión empresarial familiar es ventajoso que se aplique la transición.

¿Te ha gustado el artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now ButtonLlámenos sin compromiso Ir arriba