Qué es el smac

El SMAC, acrónimo de Servicio de Mediación Arbitraje y Conciliación, constituye un recurso disponible en todas las comunidades de España. Este servicio se erige como un órgano destinado a facilitar la conciliación laboral previa a cualquier reclamación judicial.

Su objetivo principal es alcanzar un acuerdo amistoso entre el trabajador y el empresario, mediado por un Letrado de la Administración de Justicia. Esta conciliación tiene como propósito evitar la necesidad de un litigio o juicio laboral futuro, siendo un paso obligatorio antes de emprender cualquier acción judicial.

Podemos ayudarte.

En Ródenas Abogados somos abogados especialistas en derecho laboral. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en esta materia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso. 

¿Para qué sirve el SMAC y el acto de conciliación laboral?

El SMAC, conocido como Servicio de Mediación Arbitraje y Conciliación, representa un recurso fundamental para resolver conflictos laborales y evitar el enrevesado camino de un proceso judicial.

En este órgano oficial, desprovisto de jueces, se lleva a cabo el proceso de conciliación laboral obligatorio, regido por la Ley reguladora de la jurisdicción social. Durante este proceso, pueden darse tres escenarios:

  1. Llegar a un acuerdo con la empresa, lo que resulta en la emisión de un acta de conciliación con fuerza ejecutiva.
  2. Que la empresa no comparezca, lo que deja el acto intentado sin efecto, aunque si posteriormente se estima la demanda, la empresa podría ser condenada en costas.
  3. Que ninguna de las partes comparezca, resultando en un acto celebrado sin acuerdo.

Este procedimiento de conciliación laboral es crucial para poder presentar una demanda laboral posteriormente. Es obligatorio que comparezcan el representante de la empresa, el trabajador y, en algunos casos, un abogado laboral.

El objetivo es alcanzar un acuerdo mutuamente beneficioso para casos como reivindicaciones salariales, despidos u otros derechos presuntamente vulnerados por el trabajador.

Cada comunidad autónoma cuenta con una u varias oficinas del SMAC, aunque pueden tener nombres distintos, como Fundación Orecla en Cantabria o UMAC en Asturias.

El Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) tiene la función de someter a conciliación administrativa los asuntos relacionados con contratos laborales, agilizando los procesos en asuntos como sanciones disciplinarias, despidos improcedentes, dimisiones o reclamaciones de salarios o de derechos.

Aunque no es obligatoria la intervención de un abogado o graduado social en el acto de conciliación, siempre es recomendable contar con la asistencia de un especialista en derecho laboral para resolver posibles complicaciones.

¿Cómo se hace la solicitud del SMAC?

El proceso de conciliación laboral en el SMAC se inicia mediante la presentación de la papeleta de conciliación en el registro del Servicio de Mediación Arbitraje y Conciliación correspondiente al lugar de residencia del trabajador.

Esta papeleta debe presentarse dentro de los primeros 20 días hábiles posteriores a la fecha de la causa que motiva la solicitud de conciliación laboral, ya sea un despido injusto, una reclamación de cantidad, una sanción disciplinaria, el reconocimiento de derechos o conflictos colectivos.

Es importante destacar que los plazos de caducidad se suspenden al presentar la solicitud de conciliación y se reanudan al día siguiente de la celebración del acto. Si la conciliación no se lleva a cabo, el plazo se reanuda 15 días después de la presentación de la solicitud.

Para las reclamaciones de cantidad y otros derechos en el Juzgado de lo Social, se dispone de un plazo de prescripción de un año, que comienza a contar desde el momento en que se adeuda la cantidad o se reclama el derecho.

En cuanto a la cita del SMAC, una vez recibida la solicitud en su registro, este tarda entre 15 y 30 días en emitir la citación con la fecha y hora para la conciliación. Las partes demandadas recibirán una copia de la demanda por correo electrónico, con un acuse de recibo para demostrar su recepción.

Cómo funciona la conciliación previa ante el SMAC

El proceso de conciliación se desarrolla en varias etapas:

Primera etapa: Presentación de la papeleta

Se inicia presentando la papeleta de conciliación, ya sea de forma telemática o presencial, en el SMAC de la comunidad donde reside el trabajador. El SMAC asigna una fecha y hora para el acto de conciliación y notifica a la otra parte por correo electrónico.

Es esencial ser puntual el día del acto de conciliación, ya que llegar tarde puede implicar la pérdida de derechos.

Segunda etapa: Citación para el acto de conciliación laboral

En esta etapa, las partes citadas deben acreditarse presentando su documento de identificación (DNI, permiso de residencia, pasaporte o Permiso de Conducir). Si hay menores no emancipados involucrados, deben asistir acompañados de su representante legal, quien debe presentar su documento de identidad y los documentos que lo acrediten como representante.

Las personas jurídicas deben presentar un poder notarial que autorice la representación y faculte la sustitución si es necesario.

Tercera etapa: Celebración del acto de conciliación

Durante esta etapa, se lleva a cabo el acto de conciliación en presencia de un letrado de la administración, cuya función es recoger cualquier acuerdo alcanzado y garantizar el respeto de los derechos de los trabajadores.

Si se llega a un acuerdo, se levanta un acta que tiene el mismo valor ejecutivo que una sentencia.

Cuarta etapa: intentar llegar a un acuerdo

Si no se logra un acuerdo o el empleador no comparece al acto, se levanta un acta sin acuerdo y la conciliación se considera intentada pero sin efecto. Esto permite que se pueda acudir de inmediato a la vía judicial, presentando una demanda adjuntando el acta.

Si el interesado que presentó la papeleta de conciliación no comparece sin justificación, se considerará como no presentada y el procedimiento se archivará.

Es importante destacar que el letrado de la administración no ejerce funciones de intermediación ni escucha a las partes. Su única labor consiste en documentar por escrito cualquier acuerdo alcanzado o la falta de acuerdo entre las partes involucradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámenos sin compromiso
Scroll al inicio