Inicio » Servicios jurídicos » Abogado mercantil » Abogados de deudas

El asesoramiento de un profesional del derecho especializado en reclamación de deudas es fundamental para afrontar las mismas. Para ello, contamos con el abogado de deudas del bufete que se encarga de realizar las negociaciones para el cobro de una deuda y de proteger a los deudores.

Cabe precisar, que brindamos servicios a empresas, particulares y autónomos en caso de no poder pagar sus deudas o de que tengan deudas incobrables, así como representar al deudor en los procesos de Concurso de Acreedores, Ley Segunda Oportunidad y reclamaciones por impago de facturas.

¿Qué es un abogado de deudas?

El abogado especialistas en deudas es un profesional del derecho mercantil que se ha especializado en la reclamación y negociación de deudas para ayudar a las personas en situación de insolvencia que no pueden pagar sus deudas o quieren reclamarlas a una persona o proveedor.

Una de las funciones como abogados expertos en deudas consiste en ayudar a personas que contraen deudas que después por cualquier razón no pueden terminar de pagar y brindar asesoramiento tanto al deudor y acreedor para que pueda hacer frente a su responsabilidad de la forma correcta.

Además, nos encargamos de representar al deudor ante las instituciones o personas con las que haya contraído la deuda. Del mismo, los abogados de deudas representamos a los acreedores para ayudarles a reclamar las cantidades impagadas.

¿Cuáles son las funciones del abogado de deudas?

El abogado especialistas en deudas realiza una gran variedad de actos que pueden ser judiciales y extrajudiciales. Las funciones también van a depender de si se trata de una persona física o empresa y del proceso reclamación de deudas en cuestión.

Analizamos tu situación de insolvencia

El abogado de deudas lo primero que hace es un estudio sobre la situación económica y financiera del deudor de la empresa o particular a través de una serie de preguntas, así como análisis de todo tipo de documentos.

Posteriormente, realizamos el estudio de la situación de insolvencia y presentamos al cliente las posibles soluciones.

Reunimos los documentos del concurso de acreedores

Cuando los abogados de deudas determinan que la mejor opción es el concurso de acreedores comienzan a reunir los documentos que se requieren para iniciar el proceso.

Para ello, informan al cliente cuáles documentos se necesitan entregar al Juzgado y brindan asesoramiento de cómo conseguirlos.

Presentamos la demanda de concurso

Redactamos la demanda de concurso y la presentamos en el Juzgado de lo Mercantil competente que tiene como objetivo lograr la declaración de la insolvencia, y el reconocimiento judicialmente de que no se pueden cancelar las deudas contraídas a fin de intentar lograr una quita o cancelación de las deudas, para que puedan seguir con su actividad económica.

Contactar al Juzgado, a los acreedores y al administrador concursal

Entre las funciones del abogado de deudas del despacho está acudir a los requerimientos o comunicaciones de los juzgados para presentar informes y escritos que requieran. Además, estamos en contacto con los diferentes participantes en el proceso, como los acreedores y el administrador concursal, que es asignado por el juez para supervisar el desarrollo del concurso.

Solicita la exoneración de las deudas

El proceso concursal tiene como objetivo conseguir la cancelación de las deudas, en caso de la persona física es posible la cancelación total de la deuda. Sin embargo, si tiene bienes y quiere conservarlos, la cancelación de la deuda sería parcial.

Cuando se presentan estos casos los abogados de tus deudas diseñan un plan de pagos razonable teniendo presente la situación económica del deudor.

Solicitar la disolución la empresa

En los casos de concurso de empresa y existe un patrimonio, los bienes son sometidos a una subasta pública. Lo obtenido en esta subasta se utilizará para cancelar la deuda y de ser necesario se realizará la disolución de la empresa.

Cuando la empresa no tiene patrimonio, se procede a la disolución de la misma después de realizada la solicitud.

Eliminación de los ficheros de morosidad

La personas físicas que tienen deudas y están imposibilitadas de pagar terminan por pasan a formar parte de los ficheros de morosidad. Somos abogados para tus deudas y solicitamos al Juzgado que saquen al deudor de estos ficheros una vez se cancelen las deudas.

¿Cómo te pueden ayudar nuestros abogados de deudas bancarias?

Los abogados de deudas bancarias ofrecen sus servicios para reunificar y refinanciar las deudas. Estos expertos cuentan con los conocimientos legales para ayudar a superar una situación de sobreendeudamiento y se encargan todos los aspectos relacionados con deudas contraídas con instituciones bancarias

El abogado de deudas bancarias realiza un análisis detallado del caso presentado por el deudor para poder ofrecer estrategias personalizadas según la situación de cada cliente. En caso de que la deuda se encuentre en fase de reclamación judicial brinda asesoramiento para hacer frente al pago.

Este profesional también se encarga de la negociación en los procesos extrajudiciales y de los acuerdos con las instituciones bancarias. Para lograr la refinanciación de las deudas y que el deudor pueda cumplir con los pagos atrasados.

¿Cuándo se debe contratar los servicios de un abogado especializado en deudas?

Los abogados especializados en deudas se deben contratar en los casos que se tiene que tramitar la cancelación de una deuda o un proceso concursal.

Pero antes de realizar la contratación se debe verificar su experiencia, lo cual se puede hacer a través de las opiniones de quienes hayan requerido sus servicios, los casos ganados, entre otros.

Demandas por dinero

En este caso si la deuda de un procedimiento monitorio es menor a 6000 euros se está ante un juicio verbal donde se necesita contestar la demanda. Para ello se tiene en un plazo de diez días contados a partir de recibida la notificación.

En caso de que la deuda sea mayor a 6000 euros se está ante un juicio ordinario y se recibirá una citación para acudir al juzgado. Pero además se debe contestar la demanda de juicio ordinario en un plazo de 20 días contados a partir de recibida la notificación.

Llamada teléfonoLlámenos sin compromiso
Scroll al inicio