Retraso obras y reformas - Averigua las penalizaciones

El retraso de obras y reformas: ¿Cómo proceder?

Cuando has comprado una casa, cruzas los dedos para tener ningún problema con el retraso de obras y reformas. El tiempo de espera de una obra nueva suele ser de dos años, las obras de reforma integral entre un mes y medio y dos meses y las reformas parciales el tiempo de espera es de alrededor de un mes.,

Para ello, todo debe venir reflejado en el presupuesto, los materiales, la fecha de inicio y finalización de obra, así como la indemnización por retraso de obras y reformas.

Si en alguno de estos casos se sobrepasa el tiempo establecido se está ante una demora en el plazo de entrega de obra, esto es de acuerdo con lo indicado por la Asociación Nacional de Empresas de Reforma y Rehabilitación (Anerr).

¿Cuándo existe un retraso de obras y reformas?

Las obras y reformas no son todas iguales y por tanto los tiempos de entrega varían, porque se deben tomar en cuenta diversos factores o imprevistos. El plazo para la entrega de una piso depende de la amplitud, el estado del lugar y la calidad de la estructura.

Es posible que durante el desarrollo de la obra se presenten algunos inconvenientes que pueden retrasar la entrega de la obra o la reforma de cocina o baño. Por ejemplo con un problema con el constructor, instalaciones eléctricas o las de agua, que primero habría que reparar para continuar con la reforma.

La existencia de una demora en obras y reformas también se puede determinar cuando la obra ha estado paralizada más de una semana. Esto es una demora si la paralización no tiene ninguna relación con la obra ni con el cliente, sino razones que sólo competen al contratista.

Para evitar las demoras en reformas, lo recomendable es formalizar un contrato donde se establezcan las condiciones para ejecutar el trabajo. En este contrato se puede establecer una cláusula de penalización en caso de una posible demora en reformas.

El contenido del contrato de obra o reforma

La forma de que este contrato cumpla con su objetivo es que sea lo más detallado posible, para ello, en su contenido no debe faltar ninguno de los siguientes aspectos:

  • Datos de identificación de la empresa contratante o profesional encargado de ejecutar la obra.
  • Explicar de forma detallada el tipo de trabajo a realizar, así como el tipo de materiales a utilizar en la obra.
  • El coste total de la reforma, donde se indique todos los impuestos y cuál será la forma de pago estableciendo la fecha y los porcentajes.
  • La fecha en que se inicia y finaliza la obra.

Por último, se debe establecer una cláusula de penalización para la empresa en el caso de la existencia de un retraso en el contrato de obras.

Causas del retraso de la obra nueva o la reforma de tu casa

Las consecuencias de una retraso en los plazos de la obra pactada puede deberse a diversas causas:

1. La demora causada por el contratista

Cuando el propio contratista es el causante de una demora que afecta la fecha de terminación de la obra, como por ejemplo defectos de construcción.

En estos casos, será el responsable de pagar los daños que le haya ocasionado al cliente, siempre que estos se puedan comprobar.

2. Demora por inconvenientes

Cuando se origina una demora que afecta la fecha de la terminación de la obra, pero es causada por inconvenientes ajenos al contratista y al cliente. El contratista tiene derecho a que se extienda el tiempo sin penalización.

3. Demora causada por el cliente

En los casos que es el cliente quien origina la demora en reforma, el contratista tiene el derecho de solicitar una extensión de tiempo.

4. Demora concurrente

Estos son eventos que ocurren dentro de un mismo período de tiempo que ocasionan un retraso en la ejecución de la obra. Estos son muy frecuentes en las reformas integrales y cada uno de ellos afecta de forma independiente la fecha de culminación de la obra.

Estos sucesos son complejos y ocasionan la demora en reformas, pero ello no significa que el contratista tenga derecho a reclamar una ampliación de tiempo

¿Cuál es el plazo de entrega de una reforma parcial?

El plazo de entrega de cualquier tipo de reforma de cocina y baño se debe comenzar a contar a partir del momento que se hace la contratación. El tiempo, por lo general, es de acuerdo al tipo de obra o reforma, el espacio, los materiales y las condiciones en que se encuentre la estructura.

Por ejemplo, una reforma parcial sencilla, con pocos inconvenientes, el plazo de entrega que se podría establecer es entre 3 y 15 días.

Para establecer el tiempo de entrega de la obra es importante tener presente que se pueden generar inconvenientes, entre ellos:

  • Las tuberías.
  • Instalaciones eléctricas.
  • Cañerías.
  • Filtraciones.

Por ello, lo recomendable es dar como fecha de entrega una semana más a la estimada.

¿Cuál es el plazo de entrega de una obra nueva o reforma integral?

Es aconsejable que para iniciar una reforma se tenga que solicitar algunos permisos y licencias de obra, en los que el tiempo de entrega depende del organismo competente. Esto es algo que deben tener presente el contratista y el cliente para poder establecer un tiempo de entrega.

La reforma integral de una casa a la que se le quiera dar acabados de la más alta calidad, puede durar aproximadamente seis semanas. Pero, en este tiempo no se está incluyendo lo que puede tardar los permisos y licencias necesarios para realizar la reforma.

En cambio una promoción de una obra nueva suele durar aproximadamente unos dos años hasta que la obra quedar terminada.

Para calcular el plazo de entrega en una reforma integral de una vivienda es necesario establecer el tiempo que tarda en el presupuesto. La selección de los materiales, los permisos, licencias, el mobiliario, los fines de semana y festivos que no se trabajan.

A este cálculo se le debe agregar una o dos semanas más como previsión por cualquier inconveniente que se pueda presentar durante la ejecución de la obra.

Penalizaciones por retraso de obras y reformas

Las personas afectadas por el incumplimiento del contratista de una reforma puede solicitar una indemnización por daños y perjuicios. Esto se encuentra establecido en el Artículo 1101 del Código Civil, el cual brinda respaldo al consumidor en caso de incumplimiento de contrato.

Cuando el contratista no entrega la obra en el tiempo acordado existe un incumplimiento contractual. En estos casos el cliente puede acudir al juzgado competente para hacer una reclamación contra la empresa contratada por el retraso en la terminación de la obra.

Para hacer este tipo de reclamación es necesario que exista un contrato firmado por el contratista y el cliente. Es importante que al seleccionar la empresa con la que se quiere efectuar la reforma y se apruebe el presupuesto, se firme un contrato.

El contrato escrito es la única forma que permite realizar una reclamación en caso de que se incumpla alguna de las condiciones establecidas. En caso de que la negociación del trabajo se haya hecho de forma verbal no se podrá reclamar el incumplimiento de lo acordado.

La firma del contrato es muy importante para la parte contratante, porque es la única forma de determinar los cambios que se van a realizar. También la forma como se hará, el material a utilizar, las condiciones, la forma de pago y el plazo de entrega.

El contrato sirve de prueba de lo pactado entre el contratista y cliente, la relación existente, además, de la responsabilidad que han asumido las dos partes al firmar dicho contrato.

El contrato es la mejor garantía que se puede tener en una reforma y funciona como un inventario, porque con él se puede demostrar el estado en el que se encontraba el inmueble antes de la ejecución de la obra y después de la realización de la reforma.

¿Cómo reclamar el retraso de obras y reformas?

El procedimiento recomendado para reclamar demoras en reformas es el siguiente:

1. Acudir a la empresa contratada

Cuando se presenta el caso de que las obras no hayan finalizado en los plazos acordados lo primero que se debe hacer es informar a la empresa o profesional contratado. Lo recomendable es hacerlo a través de un escrito con la finalidad de dejar constancia de que no se está cumpliendo con el contrato.

En caso de que las obras se vean defectuosas también debe acudir lo más pronto posible a la empresa o profesional contratado.

Cuando por la vía amistosa no se logra solucionar el problema, es posible acudir a otras vías para realizar el reclamo, entre ellas está la vía judicial o la Oficina de Consumo, donde se hace el reclamo en las hojas de reclamaciones que es un modelo oficial para cada Comunidad Autónoma.

2. Reclamación en la Oficina de Consumo

La reclamación en esta oficina sólo es posible en caso que la empresa o el profesional se encuentren adheridos al Sistema Arbitral de Consumo. En caso de no estarlos puede aceptar adherirse sólo para tratar este asunto.

Si no desea adherirse, la única vía que queda disponible es la judicial y será allí donde se tenga que realizar la reclamación.

3. Presentar la reclamación ante la vía judicial

La reclamación que se interpone por la vía judicial es una demanda por incumplimiento de contrato. Para este tipo de reclamación es necesario que intervenga un procurador y abogado especialista en el área, esto sólo es necesario cuando la cantidad demanda sea mayor a dos mil euros.

Compartir:

¿Te ha gustado el artículo?

5/5 - (4 votos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba