Responsabilidad civil extracontractual: Descubre tus derechos y obligaciones

Responsabilidad civil extracontractual - Realizamos las reclamaciones por los daños ocasionados

La responsabilidad extracontractual constituye un tipo específico dentro del ámbito más amplio de la responsabilidad civil. Se caracteriza por la obligación de reparar los daños causados por negligencia o culpa, es decir, acciones u omisiones que, aunque no constituyan infracciones penales, ocasionan perjuicio ya sea patrimonial o personal a terceros.

Este tipo de responsabilidad civil tiene su raíz en el incumplimiento del principio general de no causar daño a otros. Cuando se produce un daño como resultado de negligencia, culpa o la existencia de vicios ocultos, existe la obligación de repararlo.

Podemos ayudarte.

En Ródenas Abogados somos abogados especialistas en derecho civil. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en responsabilidad extracontractual, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso. 

¿Qué es la responsabilidad extracontractual?

La responsabilidad extracontractual, también conocida como responsabilidad aquiliana, se encuentra regulada en la Ley de Enjuiciamiento Civil y en el artículo 1902 del Código Civil, en conexión con el artículo 1089 del mismo código, referente al derecho de las obligaciones.

Según el artículo 1902 del Código Civil, quien cause un daño por acción u omisión, con culpa o negligencia, está obligado a reparar dicho daño.

La responsabilidad extracontractual surge de acciones u omisiones que no constituyen delitos penales, pero que implican un acto ilegal o ilícito en el cual interviene la acción negligente, delictiva o involuntaria causada por una empresa, persona o Administración.

Este concepto tiene sus raíces en el derecho romano, particularmente en la Lex Aquilia del siglo III a.C., la cual abordaba el damnum iniuria datum, es decir, el daño injustamente causado.

Inicialmente, esta normativa se centraba en los daños a las cosas causados por las acciones del individuo, para luego extenderse a los daños personales.

Este tipo de responsabilidad puede surgir tanto dentro del ámbito de los contratos, generando lo que se conoce como responsabilidad contractual, como fuera de este ámbito, originando la responsabilidad extracontractual.

¿Cuáles son los requisitos de la responsabilidad civil extracontractual?

La responsabilidad extracontractual se origina en una serie de condiciones que deben cumplirse para considerar un hecho como causante de esta responsabilidad. Estas condiciones son las siguientes:

Ausencia de relación contractual

Las partes involucradas no pueden tener una relación contractual, y en caso de existir, el daño no puede deberse al incumplimiento de cláusulas del contrato. Es decir, la responsabilidad extracontractual surge cuando no hay un acuerdo previo entre las partes.

Prueba de la responsabilidad civil del daño

La persona afectada por la acción está obligada a probar que el daño fue causado por la negligencia, acción u omisión del presunto responsable. Esta es una condición fundamental para reclamar una compensación por el perjuicio sufrido.

Daño personal, cierto y directo

El perjuicio ocasionado debe ser personal, claro y directamente atribuible a la conducta del presunto responsable. Además, debe probarse la relación de causalidad entre la acción u omisión y el daño sufrido.

Actuación antijurídica

El presunto responsable debe haber actuado de manera antijurídica, es decir, contraviniendo los principios generales del derecho o las leyes establecidas. Esto incluye el principio de no causar daño a otros.

Culpabilidad

La culpa debe ser imputada a la entidad o persona que cometió la acción u omisión que generó una conducta negligente o imprudente.

Existencia de un daño y nexo causal

Debe haber un daño concreto causado por la acción u omisión del presunto responsable. Este daño puede ser cualquier falta cometida contra los derechos o el patrimonio de la persona afectada. Además, es necesario demostrar una relación de causalidad entre la conducta del culpable y el daño sufrido.

La comprobación del nexo causal puede ser difícil en algunos casos, ya que se debe determinar si la acción u omisión fue la causa directa del daño. Esto puede generar incertidumbre y dificultar la prueba del vínculo entre la conducta del responsable y el perjuicio sufrido.

¿Qué situaciones generan responsabilidad extracontractual?

La responsabilidad extracontractual, como parte de la responsabilidad civil, implica la obligación de indemnizar a otra persona por los daños y perjuicios causados por acciones o situaciones específicas. Algunas de las situaciones que pueden generar esta responsabilidad son las siguientes:

  1. Accidentes de tráfico: Lesiones o daños materiales ocasionados por un accidente de tráfico donde el responsable no cuenta con un seguro o incurre en negligencia.
  2. Acciones por mala praxis médicas que resultan en daños al paciente.
  3. Daños por fugas de agua: Daños causados en una vivienda o local comercial debido a fugas de agua que podrían haber sido evitadas con un mantenimiento adecuado.
  4. Caídas en establecimientos o transporte público: Lesiones sufridas por personas debido a caídas en establecimientos comerciales, restaurantes, hoteles o en el transporte público, que podrían haberse evitado con medidas de seguridad adecuadas.
  5. Incendios o inundaciones: Daños materiales ocasionados por incendios o inundaciones que pudieron haber sido prevenidos o mitigados con medidas apropiadas de seguridad.
  6. Daños estructurales a propiedades causados por obras o construcciones en terrenos adyacentes.
  7. Daños ocasionados por animales, especialmente si son de razas peligrosas y no se toman precauciones adecuadas.
  8. Situaciones que infringen la libre competencia en el mercado.

Clasificación de la responsabilidad extracontractual

La responsabilidad extracontractual puede clasificarse en objetiva y subjetiva, según el Código Civil. Veamos en detalle cada una de estas clasificaciones:

Responsabilidad Extracontractual Objetiva:

En este tipo de responsabilidad, no es necesario probar negligencia o culpa para obtener una compensación. Lo único requerido es establecer la relación de causalidad entre la acción u omisión y el daño causado.

Características:

  • Se aplica a situaciones reguladas por leyes especiales, como las de energía nuclear o de navegación aérea.
  • No se considera la negligencia del causante del daño, a menos que este pueda demostrar lo contrario.
  • Se establece que el causante del daño debe resarcirlo, independientemente de su culpabilidad, excepto en casos de catástrofes naturales o conflictos bélicos.

Responsabilidad Extracontractual Subjetiva:

En este tipo de responsabilidad, se requiere la demostración de negligencia o culpa por parte del responsable del daño. Esta puede ser causada por acciones propias o ajenas, como en el caso de animales o menores a cargo de un tutor.

Tipos de Responsabilidad Extracontractual Subjetiva:

  1. Por hechos propios: Se refiere a los daños causados directamente por el responsable.
  2. Por hechos ajenos: Implica la responsabilidad del responsable por daños ocasionados por personas bajo su cuidado o representación, como hijos menores o empleados.
  3. Daños causados por animales: El dueño de un animal es responsable por los daños que este cause, a menos que sea por fuerza mayor o culpa de la víctima.
  4. Daños de cosas inanimadas: Se refiere a los daños causados por objetos o construcciones debido a falta de mantenimiento o condiciones defectuosas.

Diferencias entre responsabilidad contractual y extracontractual

Existen notables diferencias entre la responsabilidad contractual y extracontractual, que se describen a continuación:

Prescripción:

  • La responsabilidad contractual tiene un plazo de prescripción de 5 años, excepto en casos anteriores a la reforma de 2015, donde se mantiene el plazo anterior de 15 años.
  • En contraste, la responsabilidad extracontractual tiene un plazo de prescripción de un año. Este plazo puede interrumpirse mediante ciertos actos, como el envío de cartas o notificaciones.

Origen:

  • La responsabilidad contractual surge del incumplimiento de cláusulas contractuales.
  • Por otro lado, la responsabilidad extracontractual se origina por la negligencia o culpa de una persona, independientemente de la existencia de un contrato.

Cantidad a resarcir:

  • En la responsabilidad contractual, el resarcimiento se limita a compensar los daños previstos en las cláusulas del contrato, con excepción de la mala fe y el dolo.
  • En cambio, en la responsabilidad extracontractual, la cantidad a resarcir no tiene un límite predefinido.

Competencia judicial:

  • En la responsabilidad contractual, la competencia judicial se establece en el contrato.
  • Mientras que en la responsabilidad extracontractual, la competencia judicial corresponde al domicilio donde se causó el daño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llamada teléfonoLlámenos sin compromiso
Scroll al inicio