Recurso de apelación: Claves para su correcta aplicación

Recurso de apelación - ¿Necesitas recurrir una resolución no ajustada a derecho?

El recurso de apelación es un procedimiento destinado a impugnar las decisiones judiciales emitidas por un juez cuando se perciben como injustas. Este recurso solo puede ser utilizado para impugnar sentencias o autos que no se ajusten al derecho y que hayan sido dictados en primera instancia.

La primera instancia corresponde al tribunal al que se acude inicialmente para resolver un conflicto. En caso de que la sentencia emitida no sea satisfactoria para una de las partes perjudicadas, se tiene la posibilidad de impugnarla mediante el recurso de apelación. El objetivo de esta impugnación es obtener una nueva resolución que sea más favorable para la parte que apela.

Podemos ayudarte.

En Ródenas Abogados somos abogados especialistas en recursos de apelación. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en esta materia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso. 

¿Cómo presentar un recurso de apelación?

Para presentar un recurso de apelación, se debe seguir un proceso que varía según la jurisdicción (civil, penal, administrativa). Cuando se trata de impugnar una sentencia, el recurso se eleva a un nivel superior de decisión jurisdiccional conocido como segunda instancia limitada.

En este contexto, se lleva a cabo una revisión exhaustiva de la decisión y de la evidencia presentada durante el juicio. Sin embargo, no se permite la introducción de nuevos argumentos legales o pruebas distintas a las presentadas en la instancia anterior.

Cuando el recurso de apelación se dirige contra una resolución interlocutoria, que no concluye la instancia, el Tribunal de apelación se limita a decidir sobre la cuestión impugnada sin considerar una nueva instancia.

La presentación del recurso de apelación se realiza ante el mismo tribunal que emitió la sentencia o auto impugnado, pero la autoridad competente para conocer y decidir será la de rango jerárquico superior. El recurso debe ser presentado con la firma del abogado que representa a la parte interesada en apelar.

Una vez interpuesto el recurso de apelación, el juez evaluará su admisibilidad de acuerdo con lo establecido por la ley.

En este artículo informativo detallado vamos a explicar qué es un recurso de apelación, cuáles son sus características, procedimiento y plazos, así como ejemplos de su aplicación en diferentes áreas legales.

Procedimiento del recurso de apelación civil

El recurso de apelación civil es un procedimiento utilizado en el ámbito del derecho civil, mediante el cual una persona impugna un auto o una sentencia con la que no está de acuerdo. Este recurso solo puede ser solicitado directamente por las partes interesadas en el fallo, es decir, los demandados o demandantes.

Si bien todos los dictámenes de un tribunal civil pueden ser objeto de revisión, la aplicación del recurso de apelación no es universal. En muchos casos, la jurisprudencia y la LEC influye en la decisión de si se puede revisar una sentencia firme o no.

Cuando se reconsidera un auto con el objetivo de rectificarlo, es necesario presentar un recurso de reposición o un recurso de revisión.

La condición principal para solicitar un recurso de apelación civil es que lo hagan aquellas personas que se consideren perjudicadas por el auto o la sentencia, y que los motivos de apelación sean tanto de forma como de fondo.

Plazo de apelación en el ámbito civil

En cuanto al plazo para interponer un recurso de apelación civil, existe una limitación temporal que debe ser cumplida de manera obligatoria. Las personas que se sientan perjudicadas por una decisión emitida por un tribunal civil tienen un plazo de 20 días hábiles para apelar, contados a partir del día en que se realiza la notificación oficial del fallo.

Según lo establecido en el artículo 458.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, la presentación de la apelación debe interponerse ante el mismo tribunal que dictó la sentencia o el auto en primera instancia, el cual se encargará de remitir la solicitud al tribunal jerárquicamente superior.

La presentación del recurso se realiza mediante un documento escrito que se entrega en la Secretaría del juzgado correspondiente o se envía mediante Lexnet. Este documento no incluye análisis ni conclusiones, sino que se limita a exponer de manera objetiva la refutación de los argumentos planteados en la sentencia o el auto impugnado.

Procedimiento del recurso de apelación penal

El recurso de apelación penal constituye el mecanismo legal para impugnar las resoluciones del juez de instrucción en casos penales, siempre que así lo permita la ley.

Según el artículo 790 de la LECRIM presentación de este recurso contra una sentencia condenatoria se realiza ante el juzgado superior jerárquico que emitió la resolución impugnada en el plazo de 10 días hábiles, excepto en los juicios rápidos y delitos leves que el plazo es de 5 días. El tribunal competente para conocer del recurso es la Audiencia Provincial, la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia o la Audiencia Nacional.

El recurso de apelación penal debe ser presentado mediante un documento escrito, el cual debe ser firmado por un abogado. En el proceso, intervienen un procurador y un abogado penalista. Solo se practicarán las pruebas que hayan sido inadmitidas erróneamente, así como aquellas pruebas nuevas o las que, por cualquier motivo, no pudieron llevarse a cabo, como la comparecencia de un testigo ausente.

Una vez presentado el recurso de apelación penal contra la sentencia, el juez evaluará su admisión. Existe la posibilidad de que se celebre una nueva vista. Además, el tribunal establecerá una fecha para discutir los motivos del recurso, lo cual suele llevar varios meses en resolver.

Recurso de Reforma y Subsidiario de Apelación contra Auto

El recurso de reforma del artículo 766 LECRIM es otro medio para impugnar las resoluciones de los Juzgados de Instrucción en procedimientos ordinarios en el plazo de 5 días. Este recurso ordinario y no devolutivo se interpone contra los autos del juez de instrucción y está regulado en la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Este recurso se puede interponer contra varios tipos de autos dictados por el juez de instrucción, y la solicitud debe presentarse ante el mismo juez que emitió el auto.

La presentación del recurso debe ser por escrito y contar con la firma de un abogado, adjuntando copias para todas las partes implicadas.

Cuando el recurso de reforma es admitido, las partes tendrán un plazo para impugnar el recurso de apelación en el plazo de 5 días. Posteriormente, se remitirán los testimonios a la audiencia para que se resuelva el asunto.

Procedimiento del recurso de apelación contencioso-administrativo

La regulación de este procedimiento se encuentra establecida en la Ley 29/1998, de 13 de julio, conocida como Ley reguladora de la Jurisdicción Contencioso-administrativa, específicamente en los artículos 81 al 85.

El recurso de apelación contencioso-administrativo constituye un recurso ordinario que se interpone para impugnar una resolución judicial, generalmente una sentencia, emitida por un órgano inferior en el ámbito judicial contencioso-administrativo.

Este recurso se utiliza para impugnar los actos administrativos o disposiciones de la Administración de las Comunidades Autónomas o sus Organismos Públicos.

Para iniciar este proceso, el recurso de apelación debe presentarse ante el Tribunal Superior al que dictó la sentencia objeto de apelación para que lo anule, reforme o revoque una sentencia total o parcialmente desfavorable.

El documento para la solicitud de apelación debe ser un escrito razonado y argumentado, evitando la repetición de las alegaciones presentadas en la demanda de primera instancia. Es esencial realizar una crítica exhaustiva de la sentencia que se pretende impugnar.

La parte que no esté conforme, ya sean personas físicas, jurídicas, corporaciones, asociaciones, sindicatos afectados, o incluso la propia Administración del Estado, tiene la responsabilidad de presentar la solicitud de recurso de apelación cuando existe una discrepancia con la resolución en primera instancia.

Este tribunal tiene la facultad de revisar y decidir sobre todos los aspectos planteados en el recurso contencioso-administrativo, realizando un análisis crítico de la resolución impugnada.

Plazo de apelación en el ámbito administrativo

El plazo para presentar la interposición del recurso de apelación es de quince días, contados a partir de la notificación de la sentencia de primera instancia. Una vez transcurrido este plazo, la sentencia se considerará firme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llamada teléfonoLlámenos sin compromiso
Scroll al inicio