Recurso de apelación contra sentencia penal: aspectos fundamentales a tener en cuenta

Recurso de apelación contra sentencia condenatoria

El recurso de apelación penal contra una sentencia condenatoria es una forma de impugnación que puedes utilizar si no estás conforme con una resolución judicial.

Cuando eres parte acusada puedes encontrarte con una sentencia condenatoria que perjudica tus intereses.

Nuestro Ordenamiento Jurídico te permite como parte condenada interponer un recurso de apelación penal para que un Órgano Judicial superior revise tu sentencia condenatoria.

Podemos ayudarte.

En Ródenas Abogados somos abogados especialistas en derecho penal. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en esta materia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso. 

Sentencias apelables, partes y plazos

El recurso de apelación penal es uno de los llamados “recursos devolutivos”, porque es un Tribunal Superior distinto al que ha dictado la sentencia condenatoria quien se ocupa de resolverlo.

Este mecanismo legal puede interponerse contra las sentencias dictadas por los Juzgados Penales en primera instancia y sólo en los casos que permite la Ley:

  • En procedimientos ordinarios, que juzgan delitos más graves o complicados.
  • En procedimientos abreviados, reservados para determinados tipos delictivos.
  • En los juicios por delitos leves, de menor gravedad.
  • Frente a las sentencias emitidas por la Audiencia Provincial en 1ª Instancia.
  • En las sentencias dictadas en los juicios rápidos.
  • En los procesos judiciales ante el Tribunal del Jurado.

El objetivo del recurso de apelación penal es que por el Tribunal Superior vuelvan a valorarse las pruebas practicadas y la normativa jurídica de aplicación en un proceso que ya se ha juzgado y ha concluido con la sentencia condenatoria.

¿Quién puede interponer un recurso de apelación penal?

Si has sido condenado por una sentencia penal y no estás conforme, puedes recurrir la resolución acudiendo a este medio de impugnación.

También pueden interponer este recurso el Ministerio Fiscal y cualquier otra parte personada en el procedimiento.

Plazos para apelar una sentencia penal condenatoria

Dispones de 10 hábiles de plazo para recurrir en apelación una sentencia condenatoria penal, a contar desde la fecha en que te hayan notificado dicha sentencia.

El plazo se reduce a 5 días hábiles en recursos frente a sentencias dictadas en los juicios rápidos y en los juicios por delitos leves.

Motivos para recurrir en apelación penal

El recurso de apelación penal debe presentarse por escrito y con firma de abogado y procurador, exponiendo alguno de estos tres motivos indicados por este orden en el artículo 790.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal:

  • Que ha habido un quebrantamiento de las normas procesales, provocando al condenado una situación de indefensión.
  • Que se ha producido un error en la valoración de las pruebas en la sentencia de instancia.
  • Ha habido una infracción de las normas del Ordenamiento Jurídico.

El proceso de apelación penal de una sentencia condenatoria

Una vez que tu abogado penalista ha preparado el recurso de apelación, éste se presenta ante el mismo Tribunal que dictó la sentencia recurrida (o el Auto recurrido).

El recurso puede admitirse en un solo efecto o de forma completa, y también puede inadmitirse, en cuyo caso la sentencia condenatoria penal se mantiene.

Después de presentado las partes disponen de un plazo de 10 días para formular alegaciones, y luego los Autos se remiten al Tribunal superior jerárquicamente que resuelve el recurso (puede ser necesario o no celebrar una vista previamente).

Si no hay vista el recurso se resolverá en 5 días, y el plazo para resolver cuando se celebra vista es de 10 días.

Si el Tribunal superior nos da la razón estimando el recurso de apelación la sentencia condenatoria recurrida será revocada de forma parcial o total.

Si el acusado fue absuelto en la sentencia de instancia, la sentencia de apelación no puede condenarle ni agravar la condena que se le puso en su momento porque se hay producido un error en la valoración de la prueba, según indica el artículo 792.2 de la LECR.

¿Pueden presentarse pruebas en la apelación?

En términos generales NO, porque la apelación no es un juicio nuevo, salvo algunas excepciones muy concretas.

Por ejemplo, aparece un testigo nuevo después de haberse celebrado el juicio, en cuyo caso se le podría citar para practicar la testifical en la apelación.

También podemos solicitar la práctica en la apelación de una prueba que nos han denegado en primera instancia siempre que conste nuestra protesta, hayamos explicado por qué debería haberse admitido la prueba y aportado el interrogatorio de preguntas.

Llamada teléfonoLlámenos sin compromiso
Scroll al inicio