Reclamación previa al INSS - Lo que debes hace si te deniegan la incapacidad laboral

La reclamación previa ante el INSS es un recurso administrativo utilizado para impugnar una resolución que deniega prestaciones de seguridad social. Los trabajadores disconformes tienen la oportunidad de presentar esta reclamación, adjuntando todas las pruebas disponibles que respalden su solicitud.

Podemos ayudarte.

En Ródenas Abogados somos abogados especialistas en incapacidades laborales. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en reclamaciones previas al INSS, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso. 

¿Qué es la reclamación previa al INSS?

La reclamación previa al INSS es un recurso administrativo que precede a la vía judicial. Está vinculada a las prestaciones de la Seguridad Social y regulada por el artículo 71 de la Ley 36/2011.

La función principal de la reclamación previa al INSS es exponer los motivos, tanto médicos como jurídicos, que respaldan la convicción de que se debe otorgar la incapacidad laboral permanente.

Si la reclamación es aceptada, se revoca la resolución inicial y se emite una nueva que concede la incapacidad. También se interpone en casos de desacuerdo con el grado de incapacidad asignado.

¿Cómo ejercitar tus derechos?

Para ejercitar tus derechos mediante la reclamación previa, debes presentar un escrito en la Administración de la Seguridad Social. En este documento, se solicita la anulación o modificación de un acto administrativo relacionado con el reconocimiento de prestaciones.

Si la reclamación es por incapacidad permanente, el trabajador que haya solicitado el reconocimiento de la incapacidad laboral debe presentar el escrito. Esto sucede cuando no está conforme con la respuesta recibida, ya sea porque la solicitud fue denegada o se otorgó un grado con el que no está de acuerdo.

La denegación puede provenir de una resolución del Instituto Nacional de la Seguridad Social o del silencio administrativo, que ocurre cuando no se recibe una notificación de decisión en un plazo de 135 días.

¿Qué debe contener?

El escrito para la reclamación previa al INSS debe incluir la siguiente información:

  1. Datos del solicitante: Apellidos, nombre, número de documento de identidad, firma y dirección de domicilio para notificaciones.
  2. Narración de los hechos que fundamentan la reclamación.
  3. Alegaciones o argumentos que respalden la solicitud.
  4. Solicitud específica dirigida al Instituto Nacional de la Seguridad Social.
  5. Lugar y fecha de presentación del escrito.
  6. Datos del organismo al que se dirige la reclamación previa.

¿Dónde presentar la reclamación previa INSS?

La reclamación previa al INSS se puede presentar en los Centros de Atención e Información del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS). Se debe acompañar el escrito con el formulario correspondiente y los documentos necesarios.

También es posible realizar la presentación de forma telemática, utilizando el certificado digital para firmar el envío y la reclamación. Este método agiliza los trámites y ofrece seguridad jurídica en la presentación del documento.

Plazo para presentar la reclamación previa INSS

El plazo para presentar la reclamación previa al INSS varía según el tipo de resolución:

  1. Cuando se recibe una notificación expresa o se produce el silencio administrativo negativo, se dispone de 30 días hábiles desde la fecha de la resolución denegatoria del INSS para presentar la reclamación previa.
  2. En caso de impugnar altas médicas, el plazo es de 11 días hábiles a partir de la fecha de notificación de la resolución.

Es importante tener en cuenta que los días hábiles no incluyen fines de semana ni festivos.

¿Cuánto tiempo tarda el INSS en contestar una reclamación previa?

El INSS tiene un plazo máximo de 45 días hábiles para contestar una reclamación previa, según el artículo 71, apartado 5 de la Ley General de la Seguridad Social. Si vence este plazo sin respuesta, se considera denegada la reclamación, aplicando el silencio administrativo.

En el caso de impugnar un alta médica, el plazo para contestar es de 7 días hábiles. Si transcurre este plazo sin respuesta, se entiende por desestimada la impugnación.

¿Quién puede presentarla?

La presentación del escrito de la Reclamación Previa INSS no requiere la intervención obligatoria de un abogado o graduado social según la ley. Sin embargo, si se cometen errores en el contenido y la reclamación es desestimada, estos no pueden ser corregidos en la vía judicial.

Por ello, se recomienda que tanto la reclamación previa como la demanda sean elaboradas por un abogado especializado de Ródenas Abogados o un graduado social, ya que el contenido de la demanda judicial debe ser esencialmente el mismo que el de la reclamación previa.

¿Qué hacer ante una desestimación?

Ante una desestimación de la reclamación previa por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social, la única opción es iniciar un procedimiento judicial. Esto también se aplica en caso de un nuevo silencio administrativo por falta de respuesta en el plazo establecido para la reclamación previa. En estas situaciones, se debe presentar una demanda en un Juzgado de lo Social, ya que se ha agotado la vía administrativa y solo se puede continuar el proceso por la vía contenciosa.

El plazo para acudir a la vía judicial es de 30 días hábiles a partir de la fecha en que se recibe la notificación de la denegación de la reclamación previa. Este plazo también se aplica en casos de silencio administrativo, comenzando a contar después de 45 días hábiles sin obtener respuesta.

En el caso de procedimientos de impugnación de alta médica, el plazo para presentar la demanda por la vía judicial es de 20 días hábiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámenos sin compromiso
Scroll al inicio