¿Qué son los royalties y por qué son tan beneficiosos para tu negocio?

qué son los royalties - ingresos pasivos

Los royalties, también conocidos como regalías, son una forma de compensación financiera que una persona recibe por un trabajo realizado en el pasado. Se les denomina ganancias pasivas debido a que representan ingresos derivados de la explotación continua de ese trabajo a lo largo del tiempo.

Los royalties proporcionan una fuente de ingresos adicional para a músicos, redactores de contenido, diseñadores gráficos, escritores, cantantes y desarrolladores de software, entre otros, permitiéndoles seguir beneficiándose de su trabajo mucho después de haberlo completado inicialmente.

Esta remuneración puede provenir de una variedad de actividades, especialmente en profesiones donde las creaciones pueden ser registradas y utilizadas de manera recurrente.

Podemos ayudarte.

En Ródenas Abogados somos abogados especialistas en propiedad intelectual. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en royalties, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso. 

¿Qué son los royalties?

Los royalties son ingresos pasivos que el dueño de un producto, derechos de autor o patentes recibe por un trabajo realizado en el pasado, generando beneficios continuos a lo largo del tiempo.

La generación de regalías se produce cuando el profesional da la autorización para su explotación comercial, siguiendo la normativa legal y estableciendo un contrato que determina la cantidad y frecuencia de los pagos.

Aunque históricamente asociados principalmente con la industria musical, los royalties se han diversificado significativamente, desempeñando un papel importante en la economía moderna al aplicarse en una gran cantidad de negocios y modelos comerciales.

¿Para qué sirven los royalties?

Las regalías, conocidas como royalties en inglés, desempeñan un papel fundamental en la economía al permitir que los propietarios de productos, proyectos o servicios obtengan beneficios continuos sin tener que gestionar directamente su comercialización y venta.

Cuando un propietario decide delegar la explotación comercial de su propiedad intelectual o producto a terceros, ya sea por falta de recursos, interés en diversificar sus operaciones o simplemente por comodidad, puede optar por el sistema de regalías. Bajo este acuerdo, los socios comerciales se comprometen a utilizar y promocionar el producto o servicio en una determinada área o mercado a cambio de un pago establecido por el propietario.

Esta modalidad es especialmente atractiva para los comerciantes, ya que les permite acceder a productos o marcas reconocidas sin la necesidad de desarrollarlos desde cero, lo que ahorra tiempo, recursos y riesgos asociados con la creación de una nueva propiedad intelectual.

Incluso en el sector de bienes de consumo, muchas marcas otorgan licencias a minoristas para vender sus productos bajo ciertas condiciones.

Tipos de royalties

Existen varios tipos de regalías que se pueden clasificar según la forma en que se establecen los ingresos:

Fijas

En este tipo de regalías, el propietario de los derechos de autor acuerda una cantidad fija de dinero que debe ser pagada en un momento específico. Este royalty no está vinculado a un modelo de negocio particular, ya que es establecido por el propietario de los derechos. A menudo, este método se elige en proyectos porque es más conveniente recibir un pago único y predecible.

Porcentuales o variables

Este tipo de regalías, también conocido como variables o porcentuales, se basa en el rendimiento. El propietario de los derechos del producto recibe un porcentaje de las ventas realizadas o, en algunos casos, un porcentaje de las compras efectuadas.

Esta forma de regalías es común en negocios como las franquicias, donde el propietario puede obtener ingresos en función del éxito económico del negocio. Es más ventajoso para el propietario obtener una parte de las ventas generadas por el negocio.

Mixtas

Las regalías mixtas combinan elementos de los dos tipos anteriores. Aquí, el autor o propietario del producto recibe tanto un porcentaje de las ventas como una cantidad fija. Esta modalidad puede adaptarse a situaciones donde se busca combinar la estabilidad de un pago fijo con el potencial de ingresos adicionales basados en el rendimiento del producto o servicio.

¿Cómo cobrar los royalties?

Para recibir ingresos mediante regalías, es crucial cumplir con ciertos requisitos:

  1. Creación del producto u obra: Primero y principal, debe existir una creación tangible o intangible que pueda generar regalías. Esto puede ser un libro, un programa informático, una fotografía, un diseño arquitectónico o una canción, entre otros.
  2. Facilidad de reproducción: Es fundamental que el producto u obra pueda ser duplicado fácilmente. Esto implica que sea reproducible en múltiples copias o versiones, ya sea en forma física o digital.
  3. Proceso de seguimiento: Para asegurar el cumplimiento de los acuerdos de regalías, es necesario establecer un proceso de seguimiento adecuado. Esto puede incluir el uso de sistemas de gestión de derechos digitales, contratos mercantiles detallados con los distribuidores o licenciatarios, y un monitoreo regular de las ventas o el uso del producto.

¿Cómo funcionan los royalties?

Los royalties funcionan dentro de un marco legal que protege los intereses de ambas partes en un acuerdo. Cuando el propietario de un invento, producto o marca decide ceder los derechos de explotación a otro individuo o empresa, pero aún conserva la propiedad de dichos derechos, se establece en una Regalía de los Derechos de Licencia.

Bajo este acuerdo, el propietario recibe pagos periódicos a cambio de permitir que la otra parte utilice, comercialice o distribuya su propiedad intelectual o producto. Estos pagos continuos reflejan el reconocimiento de que el propietario sigue siendo el dueño de los derechos sobre el producto, incluso si no participa directamente de su explotación.

Por lo general, las regalías provienen de empresas que han logrado establecer modelos de negocios exitosos en el mercado. Al adquirir un derecho de explotación o una franquicia, la parte compradora está adquiriendo el derecho de utilizar el modo de trabajo y la reputación de la marca asociada.

Dada la importancia creciente de los royalties en el mercado, cada vez más países están regulando este tipo de acuerdos mediante normativas y reglamentos específicos. Estas leyes establecen los deberes, derechos y condiciones para ambas partes contratantes, con el objetivo de prevenir posibles abusos y asegurar una relación equitativa y transparente entre los participantes del acuerdo.

Clasificación de los royalties

Los royalties se clasifican según el tipo de contrato establecido:

Royalties mineros

Se aplican a la extracción de minerales en terrenos, donde el propietario recibe regalías basadas en factores como el peso extraído, volumen excavado o duración de la perforación.

Royalties mecánicos

Comunes en la música y otros sectores, se cobran por cada reproducción o venta de un producto, como discos, canciones o libros, especialmente en el ámbito digital y de streaming.

Royalty industrial

Se relacionan con la propiedad industrial, donde el titular otorga licencias de uso a terceros a cambio de un pago, usualmente llamado royalty, estableciendo límites de tiempo y lugar, y posiblemente participación en beneficios.

Royalties de ejecución

Originados por reproducciones públicas, especialmente en la música, donde los autores pueden recibir ingresos por ejecuciones públicas de sus obras, a menudo negociados con discográficas o redes sociales.

Royalty en franquicias

Pagos del franquiciado al franquiciador por el uso de una marca y modelo de negocio en un territorio y plazo determinados, usualmente consistiendo en pagos iniciales y periódicos basados en ingresos o cantidades fijas.

Royalty por derechos de autor

Generados por artistas como músicos y escritores por la explotación de sus obras, cedidas para su reproducción o ejecución a cambio de regalías. Los derechos se protegen registrando la obra en el Registro de la Propiedad Intelectual y los cobros se gestionan a través de entidades como la Sociedad General de Autores y Editores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llamada teléfonoLlámenos sin compromiso
Scroll al inicio