Qué es un juicio monitorio

Muchos lectores tienen dudas sobre qué es un juicio monitorio y cuál es la diferencia con otros procedimientos civiles . Pues bien, el juicio monitorio es un procedimiento judicial donde se hace la reclamación del pago de una deuda de cualquier cantidad, sin importar que sea una deuda exigible y vencida.

Para el Juicio monitorio no puedo pagar es necesario cumplir con una serie de requisitos.

El juicio monitorio tiene como objetivo la resolución de forma rápida de algunos conflictos jurídicos, en especial los relacionados con el cobro de deudas. Para lograr esto es necesario que la persona compruebe la existencia de la deuda y que es exigible.

Procedimiento judicial monitorio

El juicio monitorio es un procedimiento judicial muy útil y sencillo, creado por la Ley de Enjuiciamiento Civil 1/2000 para reclamar cualquier tipo de deuda. Este lo derecho lo puede ejercer cualquier profesional, empresarios, comunidades de propietarios, entre otros.

El inicio de un proceso monitorio, requiere que la deuda que se va a reclamar sea líquida, vencible y exigible y cuente con los documentos que certifiquen y comprueben la existencia de la deuda. La demanda de reclamación de cantidad mediante el procedimiento es la vía más rápida para agilizar el cobro de las deudas que están pendientes de pago.

El juzgado competente para la celebración del juicio monitorio es el del juzgado de primera instancia de la residencia o domicilio del deudor.

También puede ser el lugar donde éste pueda ser localizado para que el tribunal solicite el pago. En caso de deudas con particulares o empresas de otros países también existe la posibilidad de interponer un monitorio europeo, para ello ponemos a tu disposición

En el caso de que la reclamación de cantidad sea por impago de las cuotas de una comunidad de vecinos, ésta podrá escoger el juzgado. La opción es el lugar donde se ha generado la deuda o el domicilio del deudor.

¿Quién puede iniciar un juicio monitorio?

La demanda de reclamación de cantidad se hace por medio del juicio monitorio que se puede solicitar por aquella persona que pretenda de una tercera el cobro de una determinada deuda dineraria, para ello siempre es necesario probar que la deuda  ya existe y además es exigible.

La forma para probar que la deuda existe, puede ser a través de cualquier tipo de documento o soporte, entre los que se encuentran:

  • Facturas.
  • Certificaciones.
  • Comprobantes, entre otros.

La reclamación de una deuda de menos de 2.000 euros a través de un juicio monitorio, no requiere la representación ni la asistencia de un procurador ni de un abogado. Lo único que requiere es rellenar un modelo demanda juicio verbal reclamación cantidad.

Además siempre existe la posibilidad de negociar el monitorio. El juicio monitorio puede tardar en salir alrededor de un mes aproximadamente, dependiendo de la carga judicial del juzgado.

Características del juicio monitorio

El juicio monitorio tiene las siguientes características:

  • El tipo de deuda debe ser en moneda internacional o nacional, que el plazo de pago está vencido y acompañar la documentación pertinente.
  • La cuantía a reclamar puede ser cualquiera, ya que no existe ningún tipo de límite en la reclamación de cantidad. Tampoco es necesario la presentación de un procurador y abogado para iniciar la demanda del juicio monitorio en el juzgado correspondiente.
  • La presentación para la solicitud de un juicio monitorio debe hacerse ante el Juzgado competente de Primera Instancia de la residencia o el domicilio del deudor o el lugar donde pueda ser encontrado para los requerimientos de pago.
  • Para el inicio del procedimiento los Juzgados Decanos en cada partido judicial, habilitan formularios impresos para iniciar el procedimiento. El formulario necesario para el proceso monitorio también, puede encontrarse en la web del Consejo General del Poder Judicial.
  • Para la petición inicial de un juicio donde la deuda no supere los 2000 euros, no es necesaria la intervención de un procurador y un abogado.
  • A partir de 6.000 euros el juicio monitorio se transformará en juicio ordinario por la cuantía, y se celebrará la correspondiente audiencia previa para presentar pruebas, así como un juicio oral en el que se depurarán las responsabilidades del deudor de dicha cantidad.

Requisitos para solicitar un monitorio

La solicitud de un juicio monitorio, es necesario presentar los siguientes requisitos:

  • Deuda dineraria: significa que el importe de la deuda adeudado tiene que ser en moneda de curso legal, extranjera o nacional. De este procedimiento quedan excluidas las obligaciones de dar o hacer alguna cosa determinada.
  • Deuda vencida: la deuda vencida tiene lugar cuando el plazo para el pago ha pasado o se ha vencido. Con el juicio monitorio no pueden reclamarse deudas que aún no se ha vencido.
  • Deuda exigible: es aquella que no es sujeta a ningún tipo de condición y tampoco depende de alguna contraprestación.
  • Deuda determinada: significa que tiene que ser líquida. Esto quiere decir que su determinación dependa de una sencilla operación aritmética o esté condicionada a una suma de dinero establecida.

Documentos necesarios para la demanda de monitorio

La solicitud del juicio monitorio se puede hacer cuando se acredite la deuda mediante de alguna de las siguientes formas:

  • La presentación de documentos, sin importar cuál sea su clase y forma, tampoco importa el tipo de soporte físico en que se encuentren. Lo más importante es que este sellado o firmado por el deudor, también puede ser una marca o cualquier señal, bien sea electrónica o física.
  • Los documentos que también pueden ser presentados son comprobantes de entrega, facturas, certificaciones o cualquier otro documento, sin importa que hayan sido creado por el acreedor de forma unilateral.
  • La presentación de documento donde se haga constar la deuda, además se adjunten documentos comerciales que confirmen una relación anterior duradera.
  • Cuando la deuda se certifica a través de comprobantes por falta de pago de cantidades adeudadas por concepto de gastos comunes en Comunidades de Propietarios de inmuebles urbanos.

Cómo se desarrolla el procedimiento de un juicio monitorio

El procedimiento reclamación de cantidad monitorio consta de las siguientes fases:

Petición inicial

El procedimiento para un juicio monitorio se inicia con una petición inicial de la deuda a través de un escrito. Este escrito debe contener los domicilios o el lugar donde el deudor y el acreedor puedan ser hallados, la identidad del deudor.

El escrito también debe contener la cuantía y el origen de la deuda, además debe certificar la misma con los documentos correspondiente. Para esto puede utilizarse el modelo normalizado, publicado por Consejo General del Poder Judicial.

La primera fase no requiere de la intervención de un procurador o abogado. Pero lo más recomendable es recibir el asesoramiento de un abogado especializado. En Rodenas Abogados contamos con un grupo de profesionales capacitados y dispuestos a asesorarle.

Fase reclamación del pago

La fase reclamación del pago del juicio monitorio se inicia cuando la petición es admitida por el juzgado. Se le exigirá al deudor que pague el monto adeudado en un plazo de 20 días hábiles, a partir de este momento pueden presentarse cuatro situaciones diferentes:

  1. El deudor no puede ser localizado para notificarle. En caso de que el deudor no pueda ser localizado en el domicilio indicado en la petición, el acreedor puede pedir en el juzgado que ubique el domicilio.

Cuando el deudor es localizado en un domicilio del mismo partido judicial, se citará para su comparecencia. En el caso de no ser localizado o es ubicado en un término judicial diferente, el procedimiento será archivado.

  1. El deudor paga cuando el juzgado lo establece. Cuando el pago se hace, el juicio será archivado de forma definitiva.
  2. El deudor no paga en el plazo de los veinte días o no se presenta al juzgado, para notificar cuales son las razones para no pagar la deuda que se le reclama. En cualquiera de los dos casos, el proceso es declarado como finalizado y el acreedor puede iniciar la ejecución de la deuda, a través de un embargo de las cuentas bancarias, la nómina, de los bienes, entre otros.
  3. El deudor se niega a la petición del juicio monitorio. Para esto se presenta al juzgado en el plazo establecido y expone en un escrito las razones por las que no tiene la deuda, bien sea solo una parte o toda.

Oposición al monitorio

Oposición al monitorio: cuando el deudor se niega a pagar la deuda en el juicio monitorio, se puede oponer al monitorio mediante un escrito de oposición en el plazo de 20 días (existen también modelo contestación demanda juicio verbal reclamación cantidad o modelo impugnación oposición monitorio).

Desde este momento y dependiendo de la cantidad adeudada el esquema juicio verbal derivado de monitorio:

  • Si la cuantía es menor de 2.000 euros y existe escrito de oposición al monitorio se podrá celebrar juicio verbal si alguna de las partes lo solicita, se podrá la celebrar una vista en la que será obligatoria la intervención de abogado y procurador.
  • Si la deuda es mayor a los 2.000 euros y menor de 6.000 euros, el deudor puede presentar un escrito de oposición, el cual debe estar firmado por un procurador y un abogado. En este caso el Secretario judicial da por finalizado el juicio monitorio y se inicia la apertura de un juicio verbal.
  • Cuando la cantidad adeuda es mayor a los 6.000 euros, se da por finalizado el juicio monitorio. El acreedor debe presentar la demanda de juicio ordinario, para ello tendrá un plazo de un mes, contado a partir de la fecha en la que fue comunicado el escrito de oposición por parte del deudor.
  • Si el plazo pasa y el acreedor no presenta la demanda, el juicio monitorio será archivado y se le condenará para que realice el pago de las costas judiciales, las cuales no pueden superar el tercio (1/3) de la cuantía del procedimiento o de la deuda reclamada. En el caso de presentar la demanda, el demandado debe contestar, a través de un procedimiento ordinario hasta llegar a la sentencia.

Ventajas del proceso monitorio

Entre las ventajas del procedimiento monitorio se encuentran las siguientes:

  • Es un procedimiento judicial que no requiere que se tenga muchos conocimientos legales para presentar una demanda ante un juzgado para reclamar una deuda. Es suficiente con un escrito de reclamación de cantidad al juzgado competente, indicando los datos personales del deudor, como nombre, apellidos, DNI, CIF y domicilio fiscal.
  • El procedimiento puede ser rápido ya que al notificar al deudor de la demanda y abonar la cantidad a reclamar terminará el juicio mediante sentencia.
  • Posteriormente hay que iniciar su ejecución.

¿Te ha gustado el artículo?

5/5 - (5 votos)
Call Now ButtonLlámenos sin compromiso Ir arriba