Emancipación: ¿Qué implica liberarse de la patria potestad?

Emancipación - ¿Necesitas emanciparte?

La emancipación implica la obtención de los derechos inherentes a la mayoría de edad, incluso antes de alcanzar la edad legal requerida. A través de este proceso, se termina con la tutela o la patria potestad.

Este estado puede alcanzarse ya sea mediante procedimientos judiciales o legales, y conlleva la anticipada emancipación del hijo menor de la patria potestad de sus padres.

Es esencial comprender que la emancipación es un acto irrevocable, a menos que sea anulado por medio de una sentencia judicial que demuestre la falta de idoneidad moral de uno de los progenitores.

Además, la emancipación puede ser revocada en caso de que se alegue el fallecimiento de los padres.

Podemos ayudarte.

En Ródenas Abogados somos abogados especialistas en derecho de familia. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en emancipaciones, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso. 

Causas de emancipación

Existen diversas vías para solicitar la emancipación:

Concesión de los padres que ejercen la patria potestad

Este tipo de emancipación se da cuando el padre otorga su consentimiento mediante un acta, conocida como concesión paterna. Según el artículo 241 del Código Civil, puede concederse mediante un acuerdo bilateral entre padre e hijo, siempre y cuando el hijo tenga al menos 16 años y cuente con el consentimiento requerido. La solicitud se formaliza mediante comparecencia registral o escritura pública, y se registra en el Registro Civil.

Concesión judicial

Se obtiene mediante una sentencia judicial llamada concesión judicial. Este procedimiento es iniciado voluntariamente por el hijo. Para que sea concedida, se exige que el menor tenga al menos 16 años, presente la solicitud, exista una causa legal justificada y se realice una audiencia con los padres. La concesión judicial es autorizada por un juez y se inscribe en el Registro correspondiente.

Emancipación fáctica

Ocurre cuando el menor tiene una vida económica independiente y cuenta con el consentimiento de los padres. No obstante, esta forma de emancipación puede ser revocada.

Tipos de emancipación

Existen los siguientes tipos de emancipación:

Emancipación legal

Este tipo de emancipación puede ocurrir en los siguientes casos:

  • Por la muerte de la madre o del padre, únicamente si la patria potestad no puede ser ejercida por el otro progenitor.
  • Por el decreto que otorga la posesión definitiva o provisoria de los bienes de la madre o del padre.
  • Por el matrimonio del hijo o al cumplir los dieciocho años de edad.

Emancipación judicial

  1. La emancipación judicial puede ocurrir en los siguientes casos:
    • Cuando alguno de los progenitores maltrata al hijo de manera habitual y el otro no puede ejercer la patria potestad.
    • Si la madre o el padre han abandonado al hijo y el otro no puede asumir la patria potestad.
    • Cuando la madre o el padre han sido condenados por delitos que merezcan pena mediante sentencia judicial.
    • En casos de inhabilidad moral o física de la madre o del padre, cuando el otro no puede ejercer la patria potestad. La resolución de emancipación es dictada por un Juez y debe ser registrada al lado de la inscripción de nacimiento del hijo.

La Ley 8/2021, aprobada el 2 de junio, ha introducido cambios significativos en el Código Civil, incluyendo la figura del defensor judicial para brindar apoyo en el ejercicio de las capacidades jurídicas de los menores de 16 años emancipados.

La mayoría de edad

Según el artículo 239 del Código Civil, la emancipación se da cuando la persona alcanza la mayoría de edad establecida en el artículo 315 del Código Civil, momento en el cual adquiere plena capacidad para sus actos.

Derechos del menor emancipado

La emancipación confiere al menor de edad las mismas responsabilidades y derechos legales que a un adulto. Al ser emancipado, el menor adquiere los siguientes derechos:

  1. Autonomía sobre su persona y bienes: La emancipación otorga al menor la capacidad de tomar decisiones respecto a sí mismo y a sus posesiones, de manera similar a un adulto.
  2. Capacidad para contraer matrimonio: El menor emancipado tiene el derecho legal de contraer matrimonio.
  3. Independencia y gestión financiera: El menor emancipado tiene la facultad de vivir de manera independiente, gestionar su propio dinero, inscribirse en la escuela, hacer testamentos y emprender negocios, asumiendo la responsabilidad total de las obligaciones que contraiga con todo su patrimonio.
  4. Derecho a la atención médica y asistencia social: Tiene el derecho de autorizar su atención médica, incluyendo salud mental y dental, y puede solicitar ayuda médica y de bienestar social.
  5. Capacidad para firmar contratos y ser parte en juicios: Puede firmar contratos, incluyendo contratos de alquiler, y será responsable de los actos ilícitos que cometa.
  6. Responsabilidad parental: En caso de tener hijos, puede tomar decisiones en nombre de su propio hijo.

Limitaciones a la emancipación

La ley establece restricciones para llevar a cabo ciertos actos que requieren el consentimiento de los padres o del tutor del emancipado:

  1. Venta de un establecimiento industrial o mercantil.
  2. Solicitud de préstamo o hipoteca.
  3. Venta de bienes inmuebles o bienes de extraordinario valor, como joyas.

Para realizar cualquiera de estos actos, el emancipado necesita la autorización de sus padres o de un curador en caso de fallecimiento de los padres.

Si el menor emancipado lleva a cabo alguno de estos actos sin la autorización requerida, los mismos podrían ser anulables por no cumplir con los requisitos legales.

Causas para anular la orden de emancipación

La orden de emancipación puede ser anulada mediante solicitud ante el tribunal, presentada por la madre, el padre o el mismo menor de edad. Las circunstancias que pueden llevar a la anulación son las siguientes:

  1. Falta de capacidad de mantenerse: Si se demuestra que el menor de edad no tiene los medios para subsistir por sí mismo.
  2. Acuerdo entre los padres y el menor de edad: Cuando existe un acuerdo entre los padres y el menor para revocar la orden de emancipación, o si la familia se ha reunido nuevamente.

La emancipación permite que los niños adquieran la condición de adultos legalmente antes de alcanzar la mayoría de edad, liberándolos de la responsabilidad de ser mantenidos por sus padres. Una vez emancipado, el menor ya no estará bajo la custodia ni el control de sus padres.

Para solicitar una emancipación o su anulación, es recomendable buscar la asesoría de un despacho legal especializado, como Ródenas Abogados, que cuenta con experiencia en este tipo de trámites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llamada teléfonoLlámenos sin compromiso
Scroll al inicio