Papeleta de conciliación

La papeleta de conciliación

La papeleta de conciliación es un documento administrativo obligatorio donde un trabajador solicita solucionar un conflicto que tiene con la empresa. Esto con el propósito de iniciar un acto de conciliación y lograr un acuerdo con la empresa sin llegar a un juicio.

La presentación de este documento es lo primero que debe hacer el trabajador ante un conflicto con la empresa. Este documento se presenta cuando el trabajador es despedido, le adeudan salarios o se le aplican sanciones disciplinarias.

¿Qué es y para qué sirve la papeleta de conciliación por despido?

Este es un documento que se debe presentar antes de iniciar una demanda judicial contra la empresa donde se labora. Este es un escrito que debe presentarse en el juzgado, el cual tiene como objetivo conseguir un acuerdo entre la empresa y el trabajador.

La presentación de este documento es un requisito establecido en la Ley 37/2011, con fecha 10 de octubre. Para después poder presentar ante el Juzgado de lo Social una demanda por conflictos laborales.

El lugar de presentación de este documento se encuentra establecido en el artículo 5 del Real Decreto 2756/1979. Según esto la presentación se debe hacer en el lugar donde se encuentre ubicado el centro de trabajo.

 Este documento debe presentarse en el Servicio de Mediación y Arbitraje (SMAC), que corresponde, para que cite al trabajador y a la empresa. Esta citación tiene como propósito realizar un acto administrativo de conciliación donde se intenta llegar a un acuerdo amistoso.

Cuando en la reunión pautada la empresa y trabajador llegan a un acuerdo amistoso el procedimiento termina en ese momento.

Requisitos para presentar la papeleta de conciliación en el SMAC

El escrito no tiene definido un modelo oficial, aunque en algunas Comunidades Autónomas facilitan un formato. Para esto casos sólo hay que completar la información que solicitan y no se requiere de conocimientos jurídicos.

Cuando no es este el caso siempre es bueno contar con el asesoramiento de un profesional del derecho. Pero obligatoriamente la información que debe contener este documento son los siguientes:

Datos de identificación de cada una de las partes, entre ellos están:

  • Documento Nacional de Identidad del trabajador, dirección de domicilio y número de teléfono. En caso de tener un graduado social o un abogado que lo represente debe suministrar los datos de identificación de este.
  • Código de Identificación Fiscal de la empresa y el domicilio social de la empresa, y domicilio del trabajador.
  • El solicitante de la conciliación debe firmar y colocar la fecha al escrito.
  • Lo siguiente que debe colocarse es una descripción de la relación laboral existente entre el trabajador y la empresa. En este apartado se debe indicar lo siguiente:
  • La jornada de trabajo, si es parcial o completa.
  • El grupo profesional al que pertenece.
  • Tipo de contrato de trabajo si es por tiempo indefinido o temporal.
  • El salario, antigüedad y tipo de convenio colectivo.

Cuando se complete esta información debe enumerarse de forma precisa y clara los hechos y la reclamación que realiza. En caso de tratarse de una impugnación por despido, hay que colocar la causa justificativa y la fecha.

En el escrito también debe indicarse si el trabajador es representante legal de los trabajadores o ha sido durante el último año. Además debe señalar si el trabajador va a ser acompañado por un abogado.

¿Cómo presentar el escrito?

La presentación del escrito de forma presencial requiere de un número de copias, el cual va a depender de las partes interesadas en el proceso. Lo mínimo son cuatro copias las cuales se distribuyen de la siguiente manera:

  • Una de las copias se queda en el registro de la comunidad autónoma.
  • Otra copia es para el organismo que se encarga de la conciliación.
  • Una de las copias es devuelta al trabajador, donde se le indica la fecha y la hora de la conciliación. Esta además se le coloca el sello del organismo.
  • La otra copia es remitida a la empresa demandada, por lo general a través de burofax. En esta copia se indica la hora y la fecha de la conciliación.

El trabajador cuando hace entrega de la papeleta de conciliación no tiene que hablar más con la empresa. Porque es el propio servicio de conciliación quien se encargará de realizar la notificación a la empresa.

En algunos casos la empresa se puede poner en contacto con el trabajador, con el propósito de negociar antes de la conciliación.

La presentación de la papeleta también se puede hacer vía online y sólo se requiere tener firma electrónica. La presentación de este escrito lo puede hacer el propio trabajador afectado de forma particular o puede designar a un representante.

¿Por qué se presenta una papeleta de conciliación?

La papeleta de conciliación se presenta para dar inicio al el acto de conciliación entre un trabajador y la empresa. Este acto es una reunión que tiene como objetivo buscar llegar a un acuerdo laboral entre las partes para evitar iniciar un juicio.

Cuando se quiere hacer una reclamación laboral es obligatorio realizar primero un acto de conciliación. Este proceso se inicia en los siguientes casos: accidentes laborales, despidos, impugnación de sanciones, reclamación de salarios impagados o impago de horas extras.

La papeleta sólo se presenta para tratar de conciliar con la empresa y no tener esta establecer una demanda.

¿Cuándo debe presentarse la papeleta de conciliación?

El plazo de presentación de este documento va depender del tipo de reclamación laboral que esté haciendo el trabajador. Pero es muy importante conocer los plazos de presentación corresponden al tipo de procedimiento. Esto para evitar que se pasen los plazos y el trabajador pierda el derecho a reclamar.

La ley establece los siguientes  plazos para la presentación del escrito:

Para las reclamaciones por despido la ley establece un plazo máximo de 20 días hábiles para presentar el escrito y la demanda. Esto quiere decir, que cuando un trabajador es despedido tiene un periodo de 20 días para la presentación de la papeleta de conciliación. Pero si no llegan a un acuerdo debe presentar la demanda laboral en el mismo plazo.

Cuando la reclamación sea por salarios impagados, el plazo para presentar el escrito y la demanda es de un año.

Para evitar no cumplir con los plazos para el proceso de conciliación y de demanda lo mejor es contar con un abogado laboralista. Éste le puede orientar sobre los plazos que debe cumplir y cómo realizar los trámites.

¿Qué es un acto de conciliación?

El acto de conciliación laboral es un procedimiento administrativo que es llevado por las comunidades autónomas. El lugar asignado para este procedimiento es el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC). Pero puede llevar otro nombre dependiendo de la comunidad autónoma.

El objetivo del acto de conciliación es tratar de conseguir un acuerdo entre el trabajador y la empresa para evitar un proceso judicial. Este procedimiento sólo busca evitar un juicio y que ambas partes queden conformes con lo acordado.

Al acto de conciliación asisten el representante de la empresa, el trabajador y un letrado conciliador, que es un profesional del derecho. En el[s1]  acto las partes negocian y tratan de llegar a un acuerdo y la función del Letrado Conciliador es ayudar y mediar para lograrlo.

La empresa y el trabajador pueden asistir al acto de conciliación asistidos por un abogado laboralista, pero no es obligatorio.

Procedimiento del acto de conciliación

El acto de conciliación es un procedimiento muy sencillo y rápido. Debido a que al presentar la papeleta de conciliación el acto se realiza en menos de quince días. El procedimiento es el siguiente:

Lo primero es presentar ante el organismo correspondiente la papeleta de conciliación. Cuando es recibida se procede a citar a las partes, para ello se envía una copia del escrito donde se indica el día, lugar y hora del acto.

La notificación se hace por oficio telegrama, correo certificado con acuse de recibo o a través de cualquier otro medio. Pero es necesario que quede constancia, por ello lo más habitual que se haga por burofax.

Lo siguiente es la asistencia al acto de las partes, lo cual es obligatorio y se puede hacer a través de representante legal. Cuando el solicitante no asiste se da por no presentada la papeleta. En los casos que no asiste la otra parte, la conciliación se tendrá por intentada, pero sin efecto estableciendo una posible condena con costes en el proceso judicial.

La celebración del acto conciliatorio consiste en la presentación de las partes de sus pretensiones y con sus respectivos basamentos. El conciliador trata de que concilien llegando a un acuerdo que beneficie a ambas partes.

Cuando finaliza el acto de conciliación debe redactarse un acta donde se indica si han llegado o no a un acuerdo. En el caso de que las partes hayan logrado un acuerdo, se establecen en el acta todos los acuerdos alcanzados.

El encargado del acto de conciliación es el letrado conciliador, un especialista en derecho. La función de este profesional es recoger el posible acuerdo de la empresa y vigilar el cumplimiento del mismo para que se respeten los derechos del trabajador.

¿Te ha gustado el artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now ButtonLlámenos sin compromiso Ir arriba