orden de alejamiento

La orden de alejamiento en España constituye una medida de privación de derechos, mediante la cual se prohíbe al agresor comunicarse o aproximarse a la víctima. Asimismo, el juez puede extender esta prohibición a los familiares de la víctima, según lo estipulado en el Código Penal español.

Esta orden judicial se considera una pena privativa, dado que restringe la libertad de movimiento del agresor, pero su propósito fundamental es proteger a la persona afectada. En virtud de esta medida, se prohíbe al agresor acercarse al lugar de trabajo de la víctima, así como a su residencia y cualquier otro sitio donde pueda encontrarse.

Podemos ayudarte.

En Ródenas Abogados somos abogados especialistas en violencia de género. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en órdenes de alejamiento, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso. 

¿Qué es una orden de alejamiento?

Una orden de alejamiento es una medida cautelar penal diseñada para prevenir la comisión de un delito de quebrantamiento de condena, un problema recurrente en casos de violencia doméstica y de género.

Esta herramienta legal es efectiva dentro del marco penal y puede ser aplicada como medida cautelar o como pena accesoria, dependiendo del momento procesal en que se ordene.

Cuando se dicta durante la fase de instrucción, se considera una medida cautelar hasta que se emita la sentencia. En cambio, si se impone al momento de dictar la sentencia, se considera una pena accesoria.

La función principal de la orden de alejamiento es proteger la vida, los bienes, la libertad y la integridad física de la víctima, al mismo tiempo que busca prevenir nuevas agresiones. Para lograr su efectividad, esta medida restringe la libertad de movimiento del agresor, impidiéndole acercarse a la víctima o estar en lugares donde esta se encuentre.

¿Dónde se regula la orden de alejamiento?

La orden de alejamiento se regula en el artículo 39 del Código Penal español. Esta disposición se encuentra dentro de la Sección 3ª, que trata sobre las penas privativas de derechos, en el Capítulo I, donde se abordan la pena, sus efectos y clases, dentro del Título III, que versa sobre las penas en su conjunto.

De acuerdo con el artículo 48 del Código Penal, la orden de alejamiento implica que el agresor queda prohibido de acercarse o comunicarse con la víctima o sus familiares, según lo determine el juez.

La definición precisa de la orden de alejamiento y sus alcances se encuentran detallados en el siguiente artículo:

1. La privación del derecho a residir en determinados lugares o acudir a ellos impide al penado residir o acudir al lugar en que haya cometido el delito, o a aquel en que resida la víctima o su familia, si fueren distintos. En los casos en que exista declarada una discapacidad intelectual o una discapacidad que tenga su origen en un trastorno mental, se estudiará el caso concreto a fin de resolver teniendo presentes los bienes jurídicos a proteger y el interés superior de la persona con discapacidad que, en su caso, habrá de contar con los medios de acompañamiento y apoyo precisos para el cumplimiento de la medida.

2. La prohibición de aproximarse a la víctima, o a aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, impide al penado acercarse a ellos, en cualquier lugar donde se encuentren, así como acercarse a su domicilio, a sus lugares de trabajo y a cualquier otro que sea frecuentado por ellos, quedando en suspenso, respecto de los hijos, el régimen de visitas, comunicación y estancia que, en su caso, se hubiere reconocido en sentencia civil hasta el total cumplimiento de esta pena.

3. La prohibición de comunicarse con la víctima, o con aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, impide al penado establecer con ellas, por cualquier medio de comunicación o medio informático o telemático, contacto escrito, verbal o visual.

4. El juez o tribunal podrá acordar que el control de estas medidas se realice a través de aquellos medios electrónicos que lo permitan.

Artículo 48 del Código Penal

¿Qué medidas se implementan para hacer cumplir una orden de alejamiento?

Para garantizar el cumplimiento de una orden de alejamiento, se establecen diversas medidas:

  1. Prohibición de acercamiento: El individuo sujeto a la orden no puede aproximarse a la víctima a una distancia determinada por el juez.
  2. Restricción de contacto: Queda prohibido cualquier tipo de contacto con la víctima, ya sea en persona o a través de terceros.
  3. Prohibición de comunicación electrónica: Se prohíbe al agresor comunicarse con la víctima mediante redes sociales (WhatsApp, Facebook o Instagram), llamadas telefónicas, mensajes de texto o correos electrónicos.
  4. Evitar lugares frecuentados por la víctima: Se le prohíbe al agresor asistir a lugares donde la víctima suele estar presente.
  5. Suspensión del régimen de visitas: En casos de parejas con hijos en común, la orden de alejamiento puede suspender el régimen de visitas con los hijos menores.
  6. Determinación de distancia: El juez establece la distancia a la que debe mantenerse el agresor, usualmente entre 500 metros y 1 o 2 kilómetros, aunque esta puede variar según el caso.
  7. Discrecionalidad judicial: La ley no especifica la distancia exacta, dejando esta determinación al criterio del juez, quien analiza cada situación individualmente para proteger la seguridad de la víctima.
  8. Uso de dispositivos de detección de proximidad: En casos de alto riesgo, se pueden emplear dispositivos electrónicos, como pulseras GPS, para monitorear el cumplimiento de la orden. La autorización para su uso debe ser concedida por el juez.

¿A quién protege una orden de alejamiento?

La orden de alejamiento tiene como objetivo principal proteger a las siguientes personas físicas en casos de violencia doméstica o de género:

  1. El cónyuge o pareja sentimental con la que conviva el agresor.
  2. Los descendientes de la víctima.
  3. Los menores de edad que estén bajo la tutela de la víctima.

¿Quién puede solicitar la orden de alejamiento?

La solicitud de una orden de alejamiento puede ser realizada por diversas personas ante distintas autoridades, entre ellas:

  1. La propia víctima del delito, el juez de oficio o el Ministerio Fiscal.
  2. La pareja de hecho o cónyuge de la víctima, así como los padres, abuelos, hijos y otros menores que cohabiten con ella.
  3. Organismos asistenciales, tanto públicos como privados, como colegios u hospitales, que tengan conocimiento de un delito de violencia de género. Están obligados a informar de manera inmediata al Fiscal o al Juez de Guardia para que dicten la orden de alejamiento en beneficio de la víctima.

¿Qué actos delictivos pueden desencadenar una orden de alejamiento?

Los delitos que pueden originar la imposición de una orden de alejamiento según la ley son los siguientes:

  1. Delitos que atentan contra la vida, la integridad física o moral, tales como el acoso, maltrato, torturas, homicidio y violencia física o psicológica.
  2. Delitos que atentan contra la seguridad o libertad, como las amenazas, delitos contra la intimidad, detenciones ilegales y coacciones.
  3. Delitos que atentan contra la libertad sexual, incluyendo el acoso y abuso sexual, violación y exhibicionismo.

¿Qué condiciones se deben cumplir para solicitar una orden de alejamiento?

Los requisitos indispensables para solicitar una orden de alejamiento son los siguientes:

  1. Autoridad judicial: Únicamente un juez tiene la facultad de acordar e imponer una orden de alejamiento. Esta decisión debe estar justificada con pruebas y fundamentos jurídicos.
  2. Denuncia: El primer paso es presentar una denuncia sobre la comisión de un delito por parte de la víctima. Es esencial que la denuncia esté respaldada por pruebas sólidas que corroboren la veracidad de los hechos.
  3. Pruebas irrefutables: La víctima debe presentar al juez pruebas suficientes, claras y fundamentadas que respalden la necesidad de aplicar la medida de alejamiento.
  4. Peligro extremo: El juez debe considerar que la víctima se encuentra en una situación de extrema peligrosidad, donde es imprescindible tomar medidas para limitar la libertad de la persona autora material de los hechos.

¿Cuánto dura una orden de alejamiento?

La pena la establece un tribunal o un juez y es quien determina la duración. La finalización de la orden de alejamiento cuando es una medida cautelar establecida en la fase de instrucción, es cuando se celebre el juicio.

En los casos que la orden de alejamiento se originó en una sentencia, finalizará cuando el tribunal o el juez consideran que la víctima no requiere protección.

De acuerdo con lo estipulado en el artículo 57.1 del Código Penal, la duración de una orden de alejamiento no puede exceder los 10 años en el caso de delitos graves, y se limita a 5 años en el caso de delitos menos graves.

¿Qué pasa si no se cumplo con una orden de alejamiento?

El incumplimiento de una orden de alejamiento es una pena grave que puede acarrear consecuencias legales. Existen dos situaciones en las que se puede violar esta orden:

  1. Si la víctima y el agresor se encuentran de manera fortuita y no hay intención deliberada de violar la orden judicial, el acto podría quedar sin sanción, siempre y cuando el agresor se retire voluntariamente del lugar.
  2. Por otro lado, si el agresor y la víctima continúan cohabitando a pesar de la orden de alejamiento, se considera un delito de quebrantamiento de condena. Según el artículo 468.2 del Código Penal, las penas por este delito varían dependiendo de la razón por la que se haya emitido la orden:
    • En casos de violencia doméstica o de género, la pena oscila entre 6 y 12 meses de prisión.
    • Para otras circunstancias delictivas, se impone una multa que puede extenderse de 12 a 24 meses.

Además, si el investigado manipula o se quita la pulsera o dispositivo GPS, con el intención de acercarse a la víctima, se le impondrá una multa que va de 6 a 12 meses.

¿Cómo quitar una orden de alejamiento?

Para levantar una orden de alejamiento, el Juez puede considerar la solicitud únicamente si la orden fue establecida como una medida cautelar. Sin embargo, esto solo es posible si han cambiado las circunstancias que originaron la imposición de la medida.

Para solicitar la retirada o fin de la orden de alejamiento, se debe presentar un escrito al juzgado de instrucción. En este documento, la víctima debe expresar su deseo de retirar la orden, proporcionar una explicación de los motivos que llevaron a esa decisión y firmar el escrito.

2 comentarios en “En qué consiste una orden de alejamiento”

  1. Tengo una orden de alejamiento de 6 meses sobré un vecino cuándo inicia la orden en la sentencia del juez instructor 18/03 o en la sentencia firme del juez audiencia provincial 17/07? Pusieron una multa de 300€, pero en la ejecutoria pone 09/09, ahí no cuenta el inicio del alejamiento no?
    Son cosas distintas.

    1. Buenas tardes José,

      Entendemos que lo anterior sería una orden de alejamiento provisional y en la ejecutoria es digamos la definitiva que dictamine el Juez.

      Esperamos haber resuelto tu duda. De todas formas en conveniente que nos contactes para analizar más fondo la resolución que nos comentas.

      Un saludo,

      Equipo de Rodenas Abogados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámenos sin compromiso
Scroll al inicio