Medidas provisionales divorcio

Es posible que hayas oído mencionar las ‘medidas provisionales’ en el contexto de un divorcio contencioso, también conocido como medidas paterno-filiales, y es posible que te hayas preguntado en qué consisten.

Básicamente, estas son disposiciones que los jueces pueden tomar en forma de auto, de manera provisional o provisionalísima, mientras se espera la emisión de una sentencia definitiva. Estas medidas tienen como propósito principal preservar y asegurar la efectividad de una futura resolución favorable. Normalmente, estas medidas son establecidas durante el proceso judicial de derecho de familia.

Podemos ayudarte.

En Ródenas Abogados somos abogados especialistas en divorcios. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en medidas provisionales, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso. Contacta con nosotros.

¿Qué son las medidas provisionales o coetáneas?

El proceso de divorcio no siempre concluye de inmediato. En ocasiones, antes o durante la tramitación de la demanda de divorcio contencioso, se pueden tomar lo que se conocen como ‘medidas provisionales’ o ‘coetáneas’.

Una vez que el juez aprueba estas medidas, es obligatorio presentar la demanda de divorcio, lo cual debe hacerse a través de abogados y procuradores en un plazo de 30 días.

Estas medidas se implementan en situaciones específicas, por ejemplo, cuando existe la posibilidad de que los intereses superiores de los hijos se vean afectados.

En resumen, estas medidas son extremadamente necesarias y obligatorias, diseñadas para prevenir situaciones problemáticas o inseguras para los menores.

Medidas provisionales en los procedimientos de familia

Cuando las disputas graves entre cónyuges aumentan las tensiones, a menudo no hay una solución clara hasta que un tribunal se pronuncie.

En tales situaciones, la legislación permite que se solicite al sistema judicial el establecimiento de medidas provisionales que rijan las relaciones entre las partes.

Estas medidas judiciales son temporales y están vigentes hasta que se obtenga una decisión definitiva de los tribunales.

¿Qué medidas provisionales se pueden solicitar?

Las medidas provisionales que se pueden solicitar están definidas por la legislación. Entre ellas se incluyen:

  1. Uso de la vivienda familiar: Esto establece dónde residirán los hijos y cuándo, siempre priorizando sus intereses.
  2. Régimen de visitas: Determina cómo el progenitor con el que los hijos no conviven puede comunicarse y relacionarse con ellos.
  3. Guarda y custodia compartida: En circunstancias excepcionales, la custodia de los hijos puede otorgarse a los abuelos u otros familiares cercanos.

En caso de que esta medida no sea adecuada, se designará a una institución apropiada con funciones tutelares que actuará bajo la autorización del juez.

  1. Pensión de alimentos: Se calcula en función de las necesidades de los hijos y puede incluir provisiones para uno de los cónyuges en caso de dificultades económicas.

También se establece el sustento para los hijos emancipados o mayores de edad que carezcan de recursos propios y vivan con uno de los padres.

  1. Contribución a las cargas familiares: Se definen medidas provisionales relacionadas con la administración y la tenencia de bienes compartidos, especialmente aquellos que afectan los gastos familiares. También se establecen medidas provisionales en casos de bienes comunes.
  2. Prohibición de salida del territorio nacional: Se aplican medidas provisionales cuando existe el riesgo de que los hijos sean sustraídos del país por uno de los padres o terceros. Estas medidas pueden incluir:
  • Prohibición de salir del territorio nacional, con la autorización de ambos padres o mediante una orden judicial.
  • Retirada del pasaporte o impedimento de su expedición si ya se ha emitido previamente.
  • Autorización judicial necesaria para cualquier cambio en el lugar de residencia del menor.
  • Revocación de poderes y permisos otorgados entre los cónyuges.

El sistema judicial proporciona las garantías necesarias para garantizar el cumplimiento de estas medidas provisionales

¿Cuánto tiempo lleva el proceso de solicitud de medidas provisionales en un divorcio?

La solicitud de medidas provisionales en un divorcio o separación generalmente la realiza el cónyuge que presenta la demanda y, por lo general, se programa una vista judicial dentro de aproximadamente 1 mes.

A través de esta solicitud, se pueden establecer algunas de las medidas mencionadas, ya sea antes de presentar la demanda principal o como parte de la misma.

Cuando la solicitud se realiza antes de presentar la demanda principal, no es obligatoria la presencia de un abogado y un procurador.

En otras palabras, la asistencia de un abogado y un procurador solo es necesaria para los procedimientos y escritos posteriores.

La Audiencia para las Medidas Provisionales en un Divorcio

Una vez que la demanda ha sido admitida a trámite, se procede a citar a los cónyuges y, en caso de que existan hijos incapacitados o menores, también al Ministerio Fiscal, para llevar a cabo una audiencia sobre las medidas provisionales en el proceso de divorcio.

Durante esta audiencia, existe la oportunidad de intentar alcanzar un acuerdo amistoso entre las partes involucradas.

Es importante destacar que el cónyuge demandado debe estar presente en la citación, acompañado por un abogado especializado y un procurador, para presentar sus argumentos y proteger los intereses de su representado.

Es relevante mencionar que en estos procedimientos, los abogados de Rodenas, especialistas en derecho de familia y matrimonial, cuentan con el conocimiento y la experiencia necesarios para gestionar este tipo de casos de manera efectiva.

En el caso de que no se llegue a un acuerdo entre las partes, se programará una audiencia oral de medidas provisionales, donde ambas partes presentarán sus argumentos.

Durante esta audiencia, se analizarán todas las pruebas propuestas por las partes, siempre y cuando sean pertinentes y sean aceptadas por el Tribunal.

Una vez completada la comparecencia, el Tribunal tomará una decisión y establecerá las medidas provisionales que deben seguirse hasta que se emita una sentencia definitiva en el caso de divorcio.

Es importante señalar que si uno de los cónyuges no asiste injustificadamente a la audiencia, se considerará que ha aceptado las medidas propuestas por la otra parte.

Aquí es crucial tener en cuenta lo siguiente: los efectos de las medidas acordadas solo perdurarán si, en un plazo de treinta días a partir de su establecimiento, se presenta la demanda definitiva. Si no se presenta, las medidas provisionales perderán su validez

¿Necesitas solicitar medidas provisionales de forma inmediata?

La gestión de trámites para obtener medidas provisionales requiere la asesoría de un abogado especializado en derecho de familia, y en este campo, los mejores profesionales están en el bufete Ródenas.

Ten en cuenta que nuestro equipo está compuesto por expertos con amplia experiencia en la resolución de casos de este tipo, y estamos siempre a tu disposición para responder cualquier pregunta o inquietud que puedas tener.

En nuestro despacho de abogados, ofrecemos servicios especializados en medidas provisionales y resolvemos tus dudas de manera inmediata.

Recuerda que contar con el mejor asesoramiento puede evitar numerosos problemas. Actuamos de manera rápida y eficiente para proteger tus intereses y los de tu familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámenos sin compromiso
Scroll al inicio