Qué es un Juicio Rápido por Alcoholemia

El juicio rápido por alcoholemia

Si te han citado para un juicio rápido por alcoholemia te advertimos que se asesore con abogado especialistas. A pesar de que no es uno de los delitos más graves que regulan el Código Penal, dependiendo de las circunstancias del conductor, si hubo o no accidente o si eres reincidente tendrás unas consecuencias u otras. Por eso, es conveniente que consultes tu caso sin compromiso a nuestro equipo de abogados expertos en delitos contra la seguridad vial.

Juicio rápido por alcoholemia

El juicio rápido por alcoholemia se incoa cuando el presunto infractor ha sido interceptado “in fraganti” en un control de alcoholemia conduciendo bajo la influencia del alcohol u otras sustancias prohibidas y la Policía le abre un expediente sancionador citándole para comparecer de forma inmediata en el Juzgado de guardia más próximo. Nuestros abogados penalistas os explican todo lo que necesita saber sobre este tipo de delitos contra la seguridad vial.

Delito por alcoholemia

Este delito se aplica a todos aquellos conductores que después de someterse a las pruebas de alcoholemia por las Fuerzas y Cuerpo de Seguridad del Estado arroja una tasa de alcohol superior a 0.60 ml/gr por aire aspirado o  superior a 1.2 por litro de sangre, superior a la permitida en el artículo 379 del Código Penal.

Guardia civil haciendo un control de alcoholemia

Penas por alcoholemia

La instrucción de este tipo de delitos suele ser sencilla. Se desarrolla en el marco de un juicio rápido por alcoholemia previsto en el artículo 800 y siguientes de la LECrim.

Las penas previstas en el Código Penal oscilan de 12 a 24 meses de retirada del carnet y multa de  6 a 12 meses o con trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

¿Qué es el juicio rápido por conformidad?

La ley permite la posibilidad de  conformarse con los hechos mediante una sentencia de conformidad, admitiendo en su totalidad la comisión del ilícito y poder así beneficiarse de la consiguiente reducción en 1/3 en la condena prevista en el artículo 379 CP.

Por ejemplo,  si aceptas la comisión de los hechos usted te podrás beneficiar en un tercio en la pena solicitada por el Ministerio. Es decir, si el Ministerio Público te pide una pena de 12 meses de retirada de carnet y una multa de 6 meses a 5 euros de cuota diaria (total de 900 euros), con la reducción sólo te impondrían 8 meses de retirada del carnet y una multa de 600 euros.

Juicio rápido sin conformidad

En el supuesto caso de que el conductor no esté de acuerdo con la comisión de los hechos de que se le acusan por los motivos que fueren, el Ministerio fiscal emitirá un escrito de acusación fijando una pena consistente con carácter general en una multa y la retirada del carnet. Sin embargo, si el conductor es reincidente podría llegar a agravarse la situación y pedirle pena de prisión. Habrá por tanto que analizar cuáles son las circunstancias concurrentes, por ejemplo si ha habido daños materiales o personales e ir al caso concreto para nosotros poder averiguar el grado de culpabilidad del investigado por alcoholemia.

Una vez presentado el escrito de acusación por el MF se le da traslado a la defensa del conductor para oponerse en el acto o solicitar un plazo de 3 a 5 días para presentar escrito de defensa y hacer sus alegaciones. En el mismo acta de la primera comparecencia el juez señalará un día para la vista en el Juzgado de lo penal que por turno corresponde y, suelen citarse a las partes generalmente a la celebración del juicio rápido en un plazo máximo de los 15 días siguientes a la primera comparecencia.

Si el infractor hubiera causado daños personales o materiales a otros vehículos , éstos se valorarán por un perito y  su compañía de seguros podría repetir contra usted los gastos abonados por ello de su parte. Además el Juez instructor podrá practicar cuantas diligencias considere para el  correcto esclarecimiento de los hechos y transformar las diligencias urgentes del juicio rápido en diligencias previas, si no dieran tiempo a practicarse conforme los trámites del juicio rápido.

¿Cómo recuperar un carnet retirado por alcoholemia?

Para recuperar el carné de conducir que nos haya sido retirado por habernos “pillado” bajo el influjo del alcohol, el primer punto clave será el de realizar un curso especialmente diseñado para recuperar el carné de conducir cuando el mismo nos ha sido retirado, se han perdido todos los puntos, etc.

El curso se debe de realizar abonando las tasas pertinentes y una vez realizado el curso se deberá acreditar ante la autoridad competente la realización de éste.

Evidentemente, si se nos ha retirado el carné de conducir por alcoholemia no bastará con acudir al día siguiente de que nos hayan retirado el carné a realizar el curso, pagar y punto pues ello dependerá de si alguna autoridad judicial nos ha retirado el carné por un periodo de tiempo determinado, si existen otras medidas, etc.

¿Puedo ser condenado a prisión por conducir bajos efectos del alcohol?

Efectivamente, puedes ser condenado a prisión o bien a multa. Si te han condenado a prisión es porque las circunstancias del caso así lo aconsejan. Aunque no suele ser lo más habitual ser condenado a prisión, si has sido condenado anteriormente una o dos veces por un delito de alcoholemia esta vez  te podrían condenar a prisión.

Repetimos que no es lo más habitual, habría que analizar todos los antecedentes penales y negociar con el fiscal para que en caso que se te condene a prisión por alcoholemia se te pueda suspender la pena privativa de libertad y poder disfrutar de su libertad.

¿Qué pasa si no te presentas al juicio?

Si no te presentas al juicio, con casi con total probabilidad serás condenado por la comisión de un delito de alcoholemia. No obstante, sino hay testigos y los Policías no se presentan al juicio te podrían absolver, sin embargo son demasiadas coincidencias y no suele ocurrir en la práctica, ya que los Policías suelen ir a juicio a ratificarse en el atestado y declarar.

¿Qué ocurre si soy reincidente?

Si eres reincidente se te condenará con una pena mayor al aumentar su peligrosidad contra la seguridad vial. Al ser la horquilla penológica de una determinada extensión, el juez te podría condenar a una pena mayor en su mitad superior.

Conducir con drogas en el organismo

La conducción bajo el efecto de drogas en el organismo (sean estas del tipo que sean) tienen una importancia clave en nuestras capacidades para conducir. Evidentemente, cada tipo de droga tendrá unos efectos determinados, pero todas ellas pueden acarrearnos graves problemas e incluso tener consecuencias mortales.

En las siguientes respuestas veremos de forma más concreta algunas respuestas específicas sobre algunas drogas concretas y su efecto en la conducción.

¿Cómo afectan las anfetaminas a la conducción?

Las anfetaminas tienen la característica de provocar una estimulación extremadamente intensa en el Sistema Nervioso Central y ello conlleva unos riesgos muy concretos para la conducción.

En primer lugar, las anfetaminas provocan una sensación de euforia desmedida que pueden provocar reacciones impacientes o impulsivas en la conducción. Así, como ocasionar una percepción irreal de las capacidades al volante. Las anfetaminas también pueden limitar la movilidad de la persona o provocar movimientos de tipo espasmo y repetitivos.

Asimismo, corresponde mencionar que las anfetaminas pueden generar actitudes violentas al volante y generar una disminución de la sensación de fatiga en un estado inicial con el consiguiente riesgo de no detectar la fatiga y unos instantes después por la ausencia de sensación de sueño y de fatiga caer en el denominado efecto rebote de generar una necesidad imperiosa de descansar y dormir.

¿Cómo afecta el cannabis a la conducción?

Al contrario de lo que sucede con otras drogas, el cannabis nos ocasionará un fuerte estado de relajación, ocasionando somnolencia y haciéndonos reaccionar lentamente al volante. También puede distorsionar los colores que vemos en la carretera.

¿Cómo afecta la cocaína en la conducción?

La cocaína influye en la conducción generando un estado de agitación enorme y de aparente euforia. Ello nos llevará a sobrevalorar nuestras capacidades, a no descansar, a actuar de forma impaciente e impulsiva, etc.

¿Qué efectos tiene el LSD en la conducción?

El LSD se caracterizará por ocasionar fuertes distorsiones en la percepción, por ello se pueden llegar a vivir episodios de pánico o de ansiedad extrema mientras se está conduciendo, amen de percibir “realidades existentes” bajo su influjo.

Cuánto dura el alcohol en el cuerpo

No existe una regla fija de eliminación de alcohol en el cuerpo pues muchas variables influyen en ello, pero como regla muy genérica podremos decir que el cuerpo es capaz de eliminar unos 10ml de alcohol por hora. De hecho, el punto máximo de alcohol es a la hora de haber ingerido el “últimotrago”.

Cuánto tarda en irse el alcohol para no dar positivo

Tampoco existe una regla fija, pero para aplicar el cálculo podremos fijarnos en la misma regla matemática que el supuesto anterior (eliminación de 10ml de alcohol por hora de forma natural).

Tasa de alcohol permitida

En primer lugar, hay que diferenciar entre el ilícito administrativo y el penal, cuando se trata de conducción bajo ingesta alcohólica.

Si no superas los 0.60 mg/l en aire espirado se te impondrá una sanción administrativa, a menos que de las bebidas alcohólicas ingeridas repercutan en las facultades psicofísicas necesarias para la conducción y el juez considere que se puede tratar de un delito contra la seguridad vial, aunque de menos de 0,60 por poner en grave peligro la vida de las personas.

En este sentido, aun dando una tasa inferior a 0,60 podría llegar a juzgarse como delito y no como sanción administrativa, en los siguientes escenarios :

  • Provocar un Accidente de tráfico con daños personales y materiales.
  • Saltarse discos en su fase roja.
  • Conducir en zig-zag.
  • Desoír las señales de los agentes policiales.
  • Abalanzarse violentamente contra los agentes policiales.
  • Habla pastosa.
  • Ojos rojos o vidriosos.

De superar la tasa de 0,60 se considerará en todo caso como un delito contra la seguridad vial y se te citará para la celebración de un juicio rápido por alcoholemia en el día hábil más próximo a los hechos.

De darse el caso, aconsejamos os pongais en contacto con uno de nuestros abogados especialistas en alcoholemias, que os podrán asesorar mejor sobre las consecuencias del delito y de las posibilidades de salir absuelto de este delito contra la seguridad vial.

Tasa de alcohol novel

Se denomina conductor novel a aquel que dispone de la carné de conducir por un tiempo inferior a los dos años. Para este tipo de conductores las tasas varían de 0.15 si la prueba se realiza por aire espirado o de 0.30 gramos si la prueba se realiza por litro en sangre.

Si se superan alguna de estas dos medidas el conductor novel será sancionado con una multa de 500 euros además de perder cuatro puntos en el carné de conducir.

Si los exámenes después de realizados arrojan una tasa de entre 0.30 y 0.60 la sanción económica se duplica llegando incluso a los 1000 euros y la retirada de 6 puntos.

Tasa de alcohol conductor profesional

Los conductores profesionales son aquellos que se dedican al transporte de viajeros o mercancías y la tasa permitida para este tipo de conductores va de 0.15 mg/l en la prueba de aire expiradoo0.3 gr/l en sangre. Los conductores que operen con este tipo de vehículos y sean sancionados la multa será de 500 euros y se le quitará 6 puntos.

Por tanto, para ser considerados conductores profesionales se deben reunir alguna de estas características:

  • Los de mercancías que superan como peso máximo autorizado 3.500 kilos.
  • Aquellos de servicio público, menores, escolar o de más de nueve plazas
  • Aquellos vehículos destinados al transporte de mercancías peligrosas.
  • Transportes especiales o de servicios de urgencia.
  • Los conductores que operen con este tipo de vehículos y sean sancionados la multa será de 500 euros y se le quitará 6 puntos. 

Tasa de alcohol conductor no profesional

En el caso de que este tipo de conductores superasen los 0.60 mg/l en aire espirado o los 1.2 gr/l en sangre se consideraría ilícito penal y podría conllevar una pena de prisión de tres a seis meses o una multa de seis a doce meses, además de la privación de condición de cualquier vehículo de motor de 1 a 3 años.

Durante el desarrollo del juicio rápido por alcoholemia con el reconocimiento del delito o de conformidad la pena podría verse rebajada en un tercio.

Este tipo de sanciones también se les aplicarían a aquellos conductores bajo los efectos de drogas tóxicas o estupefacientes. Se te impondrá una sanción de 1000 euros por esta razón.

La segunda prueba de alcoholemia

En caso de que quieras solicitar una prueba de contraste, estás en su derecho de pedir a la Policía Nacional una segunda prueba de alcoholemia de sangre en el hospital más cercano. Para ello, tendrás que dar su consentimiento que vendrá reflejado con su firma en el oportuno atestado y la Policía instructora tendrá de obligación de acompañarte al hospital a realizarse las pruebas pertinetes para detectar la tasa de alcohol en sangre.

Detención por alcoholemia

Por regla general no suelen detener a este tipo de infractores, a excepción de que no obedecieran las órdenes de los agentes de la autoridad, casos en el que cual éstos estarían en su derecho a detenerlo por un presunto delito de desobediencia a la autoridad, aunque no suele ser lo más habitual. En caso contrario podrías llegar a ser detenido y puesto a disposición judicial en un plazo máximo de 72 horas.

Asimismo, en caso de detención se le informa al detenido de sus derechos, entre ellos la posibilidad de elegir abogado de oficio o particular y se te pondrá a disposición judicial de 24 a 48 horas para la incoación de unas diligencias urgentes por la posible comisión de un delito de alcoholemia.

Si se hubieran encontrado drogas en el lugar del accidente, las sustancias serán remitidas al instituto de medicina legal para su comprobación y análisis abriéndose los procedimientos penales oportunos. Sólo serás juzgado por conducir bajos los efectos de las drogas si hay signos inequívocos de que influyen negativamente en su conducción. En caso contrario, se te impondrá una sanción administrativa de hasta 1.000 euros.