¿Cómo se desarrolla un juicio laboral?

Juicio laboral

El juicio laboral se inicia cuando se verifica que no existe la posibilidad de alcanzar un acuerdo por la vía de la conciliación. En el acto de vista del juicio laboral se discutirá si los derechos que reclama el trabajador o las condiciones establecidas en el contrato de trabajo corresponden con la realidad.

Antes que nada, te estarás preguntando cómo se inicia un juicio laboral, pues debes saber que la demanda laboral se puede interponer el propio trabajador o a través de un abogado laboralista. Si sientes que tus derechos laborales se han visto vulnerados, no dudes en contactarnos cuanto antes. Sólo tienes 20 días reclamar desde que te notifican el despido y un año en caso de reclamación de cantidad.

En este artículo te explicaremos cómo iniciar un juicio laboral por despido y cuáles son las pruebas que puedes aportar para defender tus intereses. Ten en cuenta que la extinción de los contratos laborales son cuestiones son complejas y los empresarios se juegan el pago de la indemnización por despido, salarios atrasados o incluso los salarios de tramitación, por lo que deberá ser el Juez de lo Social quién determine si te encuentras en alguno de los siguientes despidos:

  1. Despido improcedentes.
  2. Despidos nulos.
  3. Despidos objetivos.
  4. Despidos disciplinarios.

Podemos ayudarte.

En Ródenas Abogados somos abogados especialistas en derecho laboral. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en juicios laborales, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso. 

¿Qué es un juicio laboral?

Se trata de un procedimiento que se realiza en la Jurisdicción Social y que está regulado por la Ley 36/2011, con fecha 10 de octubre.

Para iniciar un juicio laboral es necesario haber presentado previamente la papeleta de conciliación y realizar un acto de conciliación en el SMAC para intentar llegar a un acuerdo con la empresa.

Este acto de conciliación laboral es obligatorio cuando se reclaman sanciones, despidos o cantidades. En cambio, si se reclama una adaptación de la jornada de trabajo o reducción de jornada no es necesario presentar la papeleta de conciliación.

Cuando acudes al acto de conciliación sin lograr un acuerdo con la empresa, puedes presentar una demanda ante el Juzgado de lo Social y tendrás que esperar que te llamen a la celebración del juicio laboral.

Esquema del Juicio laboral

Las etapas del juicio laboral son varias, ya que el procedimiento para este tipo de juicio se inicia una vez agotada la vía administrativa de la conciliación sin lograr un acuerdo. En primer lugar, debes saber que para iniciar un juicio laboral no es preceptiva la intervención de abogado, sin embargo si lo será en caso que necesitas recurrir una sentencia del Juez de lo Social con la que no estás de acuerdo.

1. Presentar la demanda laboral

Lo primero que se debe hacer para iniciar el juicio laboral es presentar la demanda en el registro del juzgado de lo social. Para que sea admitida a trámite el letrado de la administración la revisa para verificar que cumple con los requisitos.

Los requisitos que debe cumplir la demanda se encuentran establecidos en el artículo 80 de ley reguladora de la jurisdicción social. Estos requisitos son los siguientes:

  • Designar el órgano a dónde se dirige la demanda, que sería el Juzgado de lo Social correspondiente.
  • Nombrar a la parte demandada, que puede ser el empleador, la empresa, la mutua, la Seguridad Social o el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).
  • Plantear los hechos por los que se realiza la reclamación de forma clara y precisa.

La solicitud que se le hace al juez, donde se explica de forma detallada la reclamación que se hace a la empresa.

Cuando el Letrado de la administración verifica el cumplimiento de todos estos requisitos admite la demanda a trámite. Entonces el juzgado procede a enviar una copia de la misma a las partes demandadas.

El trabajador después de presentar la demanda sólo le queda esperar que el juzgado señale la fecha del juicio, que va a depender del procedimiento en cuestión y de lar carga de trabajo que tenga el Juzgado donde donde se realice la solicitud.

2. El desarrollo de la vista del juicio laboral

Cuando se va a iniciar el juicio el juez hace intenta de nuevo una conciliación ante el letrado de la administración para tratar de alcanzar un acuerdo entre las partes. En caso de que se logre un acuerdo tendrá la misma eficacia que una sentencia y si no se logra se da inicio al juicio laboral.

La forma como se desarrolla el juicio es la siguiente:

El juez comienza preguntando al trabajador o a su abogado, si ratifica la demanda o va a agregar algo más. Esta es una oportunidad para corregir o aclarar algún dato no importante en la demanda.

El Juez algunas veces solicita al abogado que explique algunas cuestiones que no han quedado claras en la demanda. Cuando se realizan las aclaraciones solicitadas la empresa debe contestar la demanda presentando los fundamentos de derecho y hechos que considere necesarios.

Cuando se han revisado todos los hechos y escuchado los planteamientos de las partes, cada una procede a proponer las pruebas correspondientes. Lo recomendable es llevar prueba de todo porque no se sabe que va a presentar la parte demandada.

Entre los documentos que se deben tener está el convenio colectivo, la carta de despido y cualquier documento figure el salario, la antigüedad y la categoría profesional.

También se puede proponer todos los testigos que se consideren necesarios y el juez será quien valide la actuación de cada uno de ellos de acuerdo con la relación que tenga con las partes.

Cuando se practican las pruebas se deben emitir las conclusiones por cada parte y finalizado esto, solo queda esperar a la resolución de la sentencia.

3. La sentencia en un juicio laboral

Cuando finaliza el juicio oral las partes deben esperar la notificación de la sentencia, el tiempo que tarde depende de las condiciones del juzgado y de la Comunidad Autónoma.

Una vez se emita la sentencia si es favorable al trabajador la empresa está obligada a cumplir con lo establecido en la misma.

Si la empresa no cumple de forma voluntaria la sentencia, el trabajador tiene que ejecutarla. Para ello tiene que presentar una demanda de ejecución ante el mismo juzgado que emitió la sentencia.

En caso de que las partes no estén de acuerdo con la sentencia pueden recurrir al recurso de suplicación. Para anunciar el recurso se tiene un primer plazo de cinco días cuando el juzgado lo anuncie y lo acepte se tiene un plazo de 10 días para presentarlo.

En el caso de no estar de acuerdo tendrás que optar entre la indemnización o los salarios de tramitación y abonar si eres empresa un depósito de 300 euros para poder ejercer tus derechos ante ante la Sala de lo Social de los Tribunales Superiores de Justicia.

Tipos de pruebas válidas en los juicios laborales

El objetivo de las pruebas en un juicio de cualquier tipo es probar los hechos que discuten las partes involucradas en el proceso. La práctica de las pruebas es una de las partes más importantes en un juicio ya que determinan el resultado del mismo, por lo que es conveniente prepararlas con anterioridad para que haya lugar a sorpresas innecesarias de última hora.

Las pruebas que se tienen que presentar son las relacionadas con el asunto que discute la parte contraria. Así las cosas, las pruebas que no tengan relación con la reclamación pueden ser rechazadas por el juez.

La presentación de las pruebas se hace en el mismo momento del juicio, pero en algunas ocasiones se puede hacer la solicitud en la demanda. Cuando se presenta la demanda se puede pedir al juez que solicite determinada documentación a la empresa y que cite algunos testigos que será importantes para corroborar tus pretensiones.

Las pruebas casi todas son válidas siempre que permitan certificar los hechos que se están discutiendo. Entre las que se pueden presentar están:

  • Correos electrónicos.
  • Grabaciones.
  • Whatsapps.
  • Prueba documental.
  • Testifical de trabajadores, proveedores o clientes.

La admisión de las pruebas depende de que se cumpla lo establecido en la Ley Reguladora de la Jurisdicción social, artículo 90, donde se establece que no admiten pruebas que supongan una violación de las libertades públicas o de los derechos fundamentales.

1. Las grabaciones de video o audio y Whatsapp

Las grabaciones video o audio como prueba se pueden presentar llevando un aparato electrónico donde se pueda reproducir la grabación en la vista. Esta será la forma de que el juez y la empresa la escuchen para que sea una prueba válida.

Las conversaciones de WhatsApp son válidas como prueba en un juicio laboral, el problema es cómo presentarlas. La mejor forma de hacerlo es presentar el documental,  para ello hay que transcribir la conversación. También se puede hacer por un captura de pantalla o presentando la copia de seguridad almacenada en el dispositivo móvil.

Esta prueba también se puede presentar a través de un acta notarial o solicitar que el letrado de la administración compare los mensajes.

Además, si la empresa lo considera puede presentar las grabaciones de las cámaras de vigilancia, pero debe avisar con antelación la existencia de dichas cámaras. También debe haber comunicado a los trabajadores que pueden utilizarse para imponer las sanciones.

2. La prueba documental

Estas pruebas son los escritos que existen en toda relación laboral, conformados por convenios colectivos, contratos de trabajo. Las cartas de trabajo, informe de vida laboral, los correos electrónicos, la nómina, entre otros,

La forma de aportar esta prueba se puede hacer con una hoja que contenga la relación de los documentos que se consignan debidamente ordenados, numerados y relacionados.

También hay que tener muy claro que cuando el trabajador no tenga el contrato de trabajo o las nóminas, debe solicitarlo con cinco días de antelación con el propósito de que sean entregadas por la empresa al momento del juicio.

3. La citación de los testigos

Para la presentación de testigos no existe límite, pero el juez puede limitar la cantidad en caso de considerarlos inútiles. Esto debido a que hablan sobre los mismos hechos y no aportan ninguna información nueva.

Al juicio se puede citar a cualquier persona que sea testigo de los hechos o tenga algo relevante que declarar, sin importar que tenga relación con las partes o con el juicio. También es importante destacar que el juez no le dará el mismo valor a la declaración testifical de una persona que pueda verse beneficiada o perjudicada con el juicio a la que no tiene ningún  tipo de interés en el mismo.

Por último, el falso testimonio en un juicio laboral puede ser considerado un delito, por lo que hay que tener mucho cuidado de lo que dice o no dice.

¿Cuánto cuesta un juicio laboral?

El juicio laboral es un proceso económico porque no se requiere de procurador, abogado o graduado social. A pesar de lo que piensa mucha gente, los trabajadores pueden demandar a la empresa por sí solos, no pagan tasas y tampoco existe condena de costa.

Cuando el trabajador presenta la demanda por sí sólo el coste del juicio es muy bajo. Sin embargo, en caso de ser representado por un abogado la tarifa de los honorarios se modula respecto a la cuantía a reclamar y podrán fijar una comisión o cuota litis en casa de ganar un juicio laboral.

¿Tienes alguna pregunta? Puedes consultarnos sin compromiso. Podemos analizar la documentación en una entrevista y veremos las oportunidades reales de iniciar un juicio laboral.

4 comentarios en “¿Cómo se desarrolla un juicio laboral?”

  1. Avatar

    si tengo 3 años y medios para una empresa privada y no me pone en planilla solo estoy con recibos por honorarios puedo hacerle un juiico por beneficios

    1. Pablo Ródenas

      Lo primero que hay que hacer es ver las causas del despido para comprobar si pudiéramos estar ante un despido improcedente y entonces reclamar la correspondiente indemnización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llamada teléfonoLlámenos sin compromiso
Scroll al inicio