Impuesto de sociedades

El impuesto de sociedades

El Impuesto sobre Sociedades (IS), se ocupa de gravar la renta que obtienen  las empresas y personas jurídicas residentes en España. Este es un gravamen aplicado a los beneficios que obtienen las entidades jurídicas y sociedades mercantiles.

El tipo impositivo para este impuesto va a depender de la comunidad porque muchas de ellas tienen autonomía fiscal. El periodo impositivo es el correspondiente al ejercicio económico de la sociedad, el cual no puede ser mayor de 12 meses.

¿Qué es el Impuesto de Sociedades?

Este es un tributo personal y directo el cual grava la renta que obtienen las sociedades y las entidades jurídicas residente en el territorio español. Este se encuentra regulado en la Ley 27/2014, con fecha 27 de noviembre y en el Real Decreto 634/2015.

Este impuesto es aplicado a asociaciones, sociedades civiles y fundaciones que tengan objeto mercantil. Esto debido a que gravan a las personas jurídicas, a diferencia del  Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas  que grava las rentas que obtienen las  personas físicas.

La estructuración del Impuesto de Sociedades es en torno a la contabilidad y al  resultado contable de la empresa o sociedad. Los cuales forman los aspectos para establecer la base imponible y la cantidad a pagar anualmente.

Este es un impuesto muy importante que todos los autónomos que hayan creado una sociedad deben tener en cuenta.  Por lo general las sociedades anónimas y las sociedades limitadas.

¿Cuándo y cómo se hace la presentación del impuesto?

La presentación de la declaración del Impuesto de Sociedades se debe hacer en un plazo máximo de 25 días continuos. Los cuales se comienzan a contar después de los seis meses que finaliza el periodo impositivo.

La forma como presentar el impuesto es a través de “Sociedades Web”, que es el servidor de la Agencia Tributaria. Cuando se utiliza este medio no es necesario descargar ningún tipo de programa telemático.

Para la presentación se utiliza los siguientes modelos, los cuales deben presentarse por el servidor de la Agencia Tributaria:

Modelo 200

Para realizar la declaración anual de este impuesto se utiliza el modelo 200, el cual debe presentarse en el mes de julio. Esto  en caso de que el ejercicio económico de la empresa concuerde con el año natural.

Este modelo debe ser presentado durante los 25 días después de los 6 meses contados desde la fecha de cierre. Este modelo debe ser utilizado por todos los contribuyentes que se encuentren sometidos a este impuesto, sin importar la actividad ni el tamaño de la empresa.

Modelo 202

El modelo 202 se utiliza cuando se van a realizar pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades. Este modelo sólo se  puede presentar cuando en el modelo 200 se tiene un resultado positivo o en el caso de que sea una gran empresa.

La fecha de presentación de este modelo es en los meses de abril,  octubre y diciembre y abril.

Modelo 220

Este modelo es el formulario del impuesto que se aplica al régimen de tributación de los grupos de sociedades. Su uso es  obligatorio para las sociedades dominantes de los grupos, en las cuales se incluyen los de cooperativas, que sus tributos se realicen en el régimen de consolidación fiscal.

El grupo tiene que presentar el modelo 220 y el resto de las empresas que lo conforman deben presentar la declaración individual que le corresponde en el modelo 200.

¿Cómo se determina la base imponible del Impuesto de Sociedades?

La base imponible del período impositivo es el resultado  de la resta de las rentas sujetas al impuesto. A eso se le deducen  los gastos y  costos devengados, no serán deducibles los gastos financieros por deudas para adquirir acciones de otra empresa. Tampoco los gastos debido a la extinción laboral que sobrepasen el  monto máximo establecido.

Para realizar el cálculo se deben tomar todos los ingresos que obtenga la persona jurídica. Para a ellos restarle los gastos y sobre el resultado que se obtiene se aplica el porcentaje correspondiente al impuesto.

¿Quién debe pagar el Impuesto de sociedades (IS)?

Los que deben pagar el Impuesto de Sociedades son todas las personas jurídicas, quedan exceptuadas las sociedades civiles que no posean objeto mercantil. También algunas entidades que no tienen personalidad jurídica.

Entidades con personalidad jurídica propia

Las entidades con personalidad jurídica propia están conformadas por sociedades mercantiles. Como las sociedades colectivas, sociedades de responsabilidades limitadas, sociedades anónimas, sociedades laborales, entre otras.

Las sociedades civiles con objeto mercantil también están obligadas, al igual que las sociedades provinciales, autonómicas, estatales y provinciales y locales. También las  sociedades unipersonales, sociedades cooperativas y las agrarias de transformación, las instituciones y fundaciones públicas y privadas y las agrupaciones de interés económico (AIE).

Entidades sin personalidad jurídica propia

Las entidades sin personalidad jurídica propia que también están sujetas a este impuesto son las uniones temporales de empresas (UTE). También los fondos de inversión, de pensiones, regulación del mercado hipotecario, capital-riesgo, titularización, de activos bancarios y de garantía de inversiones. Al igual que las comunidades de titulares de montes vecinales que están en mano común.

¿Qué es el periodo impositivo?

El período impositivo es el período de tiempo durante el cual se efectúan las operaciones que son gravadas. Las cuales deben incluirse en la declaración del impuesto sobre sociedades.

Por lo general este período coincide con el ejercicio económico de la sociedad, pero  no puede ser mayor a 12 meses. La fecha de cierre está establecida en los estatutos de la sociedad, por lo que no siempre deben coincidir con el periodo impositivo y el año natural.

La finalización del  período impositivo por lo general es el día 31 de diciembre de cada año. También se da por finalizado cuando se extinga la sociedad, si se traslada al extranjero la residencia de la entidad.

El periodo también finaliza cuando se transforma la forma jurídica en la que se encuentre configurada la sociedad. Esto hace que a partir de ese momento quede exenta del Impuesto de Sociedades (IS).

¿Cuáles son los tipos impositivos para el Impuesto de Sociedades en 2020 y 2021?

Para determinar el monto completo a pagar se debe aplicar el tipo de porcentaje que corresponda, de acuerdo el tipo de sociedad. Los  tipos impositivos que se pueden encontrar son los siguientes:

Tipo de gravamen general del 25%

Este tipo de gravamen será aplicado a:

  • Cooperativas de crédito.
  • Cajas rurales.
  • Mutuas de seguros generales.
  • Mutualidades de previsión social.
  • Sociedades de garantía recíproca.
  • Sociedades de refinanciamiento de SGR.
  • Entidades parcialmente exentas.
  • Partidos políticos.
  • Comunidades titulares de montes vecinales en mano común.

Tipos de gravamen especiales

Este tipo de gravamen se aplica en los siguientes casos:

  • El tipo de gravamen especial será aplicado a entidades de reducida dimensión y a Microempresas. El porcentaje que se aplica para este tipo de gravamen es del 25%.
  • Entidades de nueva creación que realicen actividades económicas y para el primer período impositivo tenga una base imponible con resultado positivo. También lo tengan en el siguiente, el porcentaje que se aplicará será del 15%.
  • De este tipo de gravamen sólo quedan exceptuadas las entidades que deban tributar a un tipo inferior.
  • Las Cooperativas que estén protegidas fiscalmente el porcentaje a aplicar será del  20%,  los resultados que sean extra-cooperativos serán calculado en el tipo general.
  • Las entidades que no tienen fines lucrativos que se les aplique el régimen fiscal establecido en la Ley 49/2002, porcentaje a aplicar será del 10%.
  • Los fondos de Inversión, las Sociedades y Fondos de activos bancarios, el porcentaje a aplicar será del 1%.

El Gobierno ha planificado reducir el tipo de gravamen general del 25 al 23%, aunque aún no está vigente. Esto será aplicado  a las entidades que tengan un volumen de facturación menor al millón de euros.

¿Cuáles son las obligaciones de los contribuyentes del impuesto de sociedades?

Las entidades y sociedades que deben contribuir con el Impuesto de Sociedades (IS), están obligados a llevar unos libros contables. Esto de acuerdo con lo establecido en el  Código de Comercio que son los siguientes:

Libro diario

En este libro se debe anotar de forma cronológica el monto correspondiente a todas las operaciones realizadas en la actividad empresarial. También puede efectuarse las anotaciones de las operaciones de períodos no mayores a un  mes, los detalle deben registrarse en libros afines.

Libro de inventarios y cuenta anuales

Este  libro se abrirá con el balance cuando se inició  la empresa y se debe colocar de forma periódica los balances de comprobación siguientes. Estos de debe hacer como mínimo de forma trimestral

En este libro se tiene que asentar anualmente el inventario de cierre del ejercicio, que corresponde al tercer estado contable. También las cuentas anuales que corresponden al último estado contable.

Libros societarios

Los libros societarios son:

  • Los libros de acciones nominativas en las sociedades anónimas.
  • Los libros en sociedades comanditarias por acciones.
  • Los libros de actas.
  • El libro registro de los socios en las sociedades de responsabilidad limitada.
  • Los libros contables deben conservarse por al menos seis años contados a partir del  último asiento que se realizó. Cuando la sociedad se disuelve la  conservación de los mismos es debe de los liquidadores.

¿Te ha gustado el artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now ButtonLlámenos sin compromiso Ir arriba