Holding empresarial: potencia tu negocio con una estructura sólida

Holding empresarial - ¿En qué consiste su estructura?

El holding empresarial constituye una agrupación de empresas o sociedades en la que una de ellas ostenta el control sobre las demás, todas ellas en conformidad con las normativas legales vigentes. Este entramado adopta la forma de una sociedad matriz, bajo la cual se agrupan diversas entidades conocidas como filiales.

El holding, aunque carece de una forma jurídica específica, representa una estructura empresarial y un modelo de gestión ampliamente utilizado en la actualidad. Estas entidades están sujetas a una serie de requisitos establecidos por la legislación de cada país, los cuales deben ser cumplidos rigurosamente.

Podemos ayudarte.

En Ródenas Abogados somos abogados especialistas en derecho mercantil. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en esta materia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso. 

¿Qué es un holding empresarial?

Un holding empresarial es una entidad económica compuesta por un conjunto de empresas, todas ellas vinculadas a una empresa matriz o sociedad principal. Esta última se encarga de gestionar la propiedad de las acciones de todas las empresas que conforman el grupo.

En un holding, existe una empresa dominante que ejerce control sobre las demás, que son consideradas empresas subordinadas. Estas empresas, aunque tienen su propia personalidad jurídica y pueden llevar a cabo distintas actividades, carecen de poder de decisión dentro del conglomerado.

El  artículo 42 del Código de Comercio español establece las condiciones necesarias para la existencia de un holding entre la sociedad matriz y sus filiales. Estas condiciones pueden variar según las leyes de cada país, pero suelen incluir:

  1. Que la sociedad matriz posea la mayoría de los derechos de voto.
  2. Que la matriz tenga la facultad de nombrar y destituir a la mayoría de los miembros del órgano de administración.
  3. Que la sociedad matriz ejerza un control efectivo sobre las empresas que integran el grupo.

Características de los Holdings

El holding empresarial se distingue por su objetivo principal: tener el control sobre las demás empresas que lo integran. Este modelo de negocio facilita la expansión empresarial al adquirir acciones en diversas sociedades.

Una de las particularidades del holding empresarial es la capacidad de ejercer control sobre una empresa sin necesariamente ser el propietario de todas sus acciones. Esta estructura permite diversificar la responsabilidad de los socios al abarcar diferentes tipos de negocios, lo que a su vez reduce el nivel de riesgo de inversión. Además, el holding empresarial ayuda a eliminar problemas económicos y legales que suelen surgir en otros tipos de contratos empresariales.

Tipos de Holding empresarial

Los holdings empresariales se clasifican en cuatro tipos según la función que desempeñan:

Holding empresarial puro

Este tipo de grupo empresarial se enfoca exclusivamente en poseer y administrar las participaciones sociales o acciones de las demás empresas que conforman el grupo. Esta es su única actividad, lo que implica que en estos casos el IVA soportado no es deducible.

Holdings mixtos o impuros

Los holdings de empresas de este tipo no se limitan únicamente a poseer y administrar las acciones o participaciones de las demás sociedades que integran el grupo. Además de esta función, estas empresas tienen otros objetivos industriales o comerciales, ya que son entidades productivas. Los holdings mixtos pueden estar sujetos a la norma de la prorrata y tienen la capacidad de deducir el IVA soportado por los servicios que reciben y las compras que realizan.

Holding orientado

Este tipo de holding empresarial está compuesto por un grupo de empresas que pertenecen a un mismo sector económico, lo que permite una sinergia y una mayor especialización en dicho sector.

Holding financiero

El holding empresarial financiero está constituido por instituciones bancarias que agrupan diferentes entidades financieras, lo que les permite tener un control estratégico sobre el sector financiero y optimizar su gestión en dicho ámbito.

Creación e implantación de una estructura holding empresarial

La creación e implementación de una estructura holding sigue un proceso similar al de establecer una sociedad, con la diferencia de que un holding puede surgir tanto de una empresa ya en funcionamiento como de una nueva empresa.

Crear un holding a partir de una empresa en funcionamiento

Para constituir un holding a partir de una empresa en funcionamiento, se requiere ampliar el capital. Esto se logra mediante aportaciones no necesarias y la creación de nuevas acciones.

Una vez completado este paso, se procede a formalizar la escritura pública, que se presenta ante notario y se inscribe en el Registro Mercantil, adjuntando el modelo 600.

Posteriormente, se presenta un escrito ante la Agencia Tributaria para notificar el cumplimiento de los requisitos legales. Este trámite debe realizarse dentro de un plazo máximo de tres meses desde la inscripción en el Registro Mercantil, lo que permite que la transacción sea aceptada en el régimen de neutralidad fiscal.

Crear una empresa nueva

Para establecer un holding a partir de una empresa nueva, cada socio aporta sus participaciones al capital social, renunciando al derecho de adquisición preferente.

Luego se lleva a cabo el canje de valores para determinar el valor del capital aportado y calcular el porcentaje correspondiente a cada socio. Con esta información, se elabora el balance resultante del holding.

Una vez completado el balance, se procede a otorgar la escritura pública ante notario y se inscribe en el Registro Mercantil, adjuntando el modelo 600.

Finalmente, se presenta un escrito ante la Agencia Tributaria para informar el cumplimiento de los requisitos legales dentro de un plazo máximo de tres meses desde la inscripción en el Registro Mercantil, permitiendo así que la transacción sea aceptada en el régimen de neutralidad fiscal.

Ventajas e inconvenientes de un holding

La estructura de un holding, al introducir métodos y sistemas centralizados, puede aportar considerables beneficios para la administración empresarial. Sin embargo, también genera inconvenientes relacionados con las diversas opiniones de sus integrantes.

1. Ventajas de constituir un holding empresarial:

  • Coordinación simplificada: La gestión de las actividades del grupo empresarial se facilita, lo que proyecta una imagen profesional y de estabilidad.
  • Tributación conjunta: Las empresas ya no tributan de manera individual, sino que el grupo lo hace de forma conjunta, lo que conlleva un ahorro significativo en impuestos.
  • Toma de decisiones centralizada: La estructura del holding simplifica la toma de decisiones, ya que la sociedad matriz ejerce control sobre las demás empresas del grupo.
  • Reducción de riesgos económicos: Las estructuras holding contribuyen a estabilizar las actividades empresariales, disminuyendo los riesgos financieros asociados a diversas actividades comerciales.
  • Compensación de pérdidas: Se permite compensar las pérdidas de una empresa con las ganancias de otras dentro del mismo ejercicio fiscal, lo que mejora la liquidez de las empresas con resultados desfavorables.

2. Inconvenientes de un holding:

  • Comunicación deficiente: La falta de una comunicación eficaz entre las empresas al organizarse puede generar problemas de coordinación y ejecución.
  • Rivalidad interna: Puede surgir rivalidad entre las diferentes sociedades que integran el grupo, lo que obstaculiza la cooperación y el trabajo en equipo.
  • Dilución de identidad corporativa: La presencia de una sociedad matriz puede afectar la esencia corporativa de las empresas individuales, dificultando el establecimiento de una identidad común.
  • Riesgo de monopolio: La dominancia de la sociedad matriz sobre las demás empresas del grupo puede llevar a una posición de control excesivo en el mercado, aumentando el riesgo de crear un monopolio y enfrentar posibles consecuencias legales.

Ejemplos de empresas con una estructura de holding

A continuación, se presentan ejemplos de empresas con estructura holding:

  1. Nestlé: Este holding empresarial es uno de los principales generadores de ingresos en el sector alimentario, con presencia en más de 180 países. Nestlé está compuesto por un amplio grupo de empresas suizas, que albergan más de 2000 marcas en diversas industrias, como Solis, Proplan, Eko, Friskies, Nescafé, KitKat y Buitoni.
  2. The Coca Cola Company: Reconocido mundialmente, este holding cuenta con una extensa cartera de marcas de bebidas que son icónicas en todo el mundo, incluyendo Nestea, Fanta, Coca-Cola y Aquarius.
  3. Grupo Catalana Occidente: Este holding español está formado por empresas como Plus Ultra Seguros, NorteHispana, Seguros Catalana Occidente y Crédito y Caución Atradius, siendo un referente en el sector asegurador.
  4. PepsiCo: Otro gigante mundial, este holding cuenta con marcas reconocidas globalmente como Doritos, 7Up, Pepsi, Ruffles, Quaker, Matutano y Tropicana, entre otras.
  5. Inditex: Destacando en la industria textil a nivel mundial, Inditex engloba marcas de renombre como Pull & Bear, Bershka, Zara, Oysho, Stradivarius y Zara Home, consolidándose como un referente en moda.
  6. Electrolux: Este holding es líder en el sector de electrodomésticos, con marcas como AEG, Zanussi, Electrolux y Eureka, que son ampliamente reconocidas a nivel global.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llamada teléfonoLlámenos sin compromiso
Scroll al inicio