hipoteca multidivisa

Cómo reclamar la hipoteca multidivisa

Muchas gestiones judiciales se han aplicado para solucionar conflictos relacionados con la reclamación de una hipoteca multidivisa concedida por el banco. Actualmente muchas personas se han visto afectadas por los altos riesgos de estos activos y necesitan el apoyo de expertos en materia legal y económica para solucionar este tipo de conflictos bancarios.

Nuestros abogados son los más capacitados para gestionar este tipo de perjuicios económicos para defender los intereses y necesidades de clientes. Contamos con las mejores herramientas y conocimientos legales para iniciar las acciones judiciales necesarias para que pueda recuperar finalmente su dinero.

Si tienes dudas sobre si puedes reclamar o no, quédate con nosotros para conocer más sobre la nulidad de estas hipotecas multidivisas por contener clausulas de abusivas y falta de trasparencia.

Así lo ruega la sentencia del Tribunal Supremo de fecha 15 de noviembre de 2017, así como la sentencia del TJUE de 20 de septiembre de 2017 (caso Andriciuc).

¿Qué es una hipoteca multidivisa?

Una hipoteca multidivisa es una hipoteca que acepta el uso de monedas de otros países para el pago de cuotas. Por lo tanto, los índices de referencias son diferentes al euríbor, usando en este caso el índice bancario del libor.

El euríbor es el índice de referencia que utilizan muchos bancos europeos para realizar préstamos entre ellos a corto plazo. El proceso consiste en el préstamo entre los propios bancos para que ellos puedan prestar a terceros y a empresas.

Se basa en el uso del euro, por lo que todos los cálculos se realizan a partir de esta moneda. Sin embargo, esta no es la referencia que utilizan en casos de las hipotecas multidivisas, sino la referencia del líbor.

El Líbor se basa en las tasas de interés a partir de los fondos no asegurados que utilizan los bancos. Este tipo de transacciones se ejecutan en los mercados interbancarios o en los mercados monetarios mayoristas, actualizándose el costo diariamente.

Las hipotecas multidivisas comenzaron a desarrollarse a partir del año 2004, utilizando yenes y francos suizos para los pagos correspondientes. En esos momentos eran las monedas internacionales con más estabilidad financiera a nivel internacional, por lo que se utilizaban frecuentemente.

Se trata de un conjunto de productos financieros muy complejos y de alto riesgo que han creado muchos conflictos e inconvenientes a los clientes de su entidad bancaria. Fue utilizado como una alternativa porque el precio del euríbor era bastante alto para aquellos años cuando esto se inició.

Actualmente no se considera un producto atractivo, debido a la baja del dólar con respecto a muchas otras monedas internacionales. Por ello es que se ha disminuido este tipo de gestiones bancarias, donde se prefieren más las hipotecas tradicionales conocidas.

Conociendo esto ya podemos explicar los problemas que trae contratar las hipotecas multidivisas y el proceso judicial que se establece.

Población objetivo y coste de estas hipotecas

La población objetivo para este tipo de hipotecas es aquellas personas que son expertos en los conocimientos y habilidades financieras. No resulta tan exitoso tener esta hipoteca si sólo se conocen aspectos básicos de la economía, sin tener grandes fondos.

En situaciones donde la divisa a utilizar cuesta menos que el euro, con índice bajo, el préstamo será más barato. Los precios se comparan a los préstamos que se basan solamente en el uso del euro y que utilizan euríbor.

Tanto el costo como las cuotas anuales y trimestrales dependen del índice de líbor, porque todo se calcula con él. Esto quiere decir que los costos pueden variar según como este índice se comporte en el mercado de los valores.

Por lo tanto, las hipotecas multidivisa son productos de variaciones de precio muy altas debido a estas fluctuaciones de valores. Depende estrictamente de la moneda extranjera que se va a utilizar y de su fortaleza en los mercados de intercambios.

Todo esto ha generado una gran dificultad con respecto al pago del préstamo, por el riesgo fluctuante en los mercados. Es un límite y una restricción muy grande, que muchas personas han tratado de solucionar, pero generan diversas dificultades monetarias.

Por eso es conveniente buscar ayuda de expertos en el tema legal y económico para que puedan tomar decisiones jurídicas oportunas y analicen tu caso. Esto porque los bancos no ceden con respecto a buscar formas flexibles para los pagos y otras alternativas de cuotas.

Nuestro equipo de abogados está capacitado para dar respuesta a todas las personas que buscan una alternativa en dichos préstamos. Además, contamos con los conocimientos necesarios para hacer frente a las condiciones y limitaciones que establecen los bancos para sus clientes.

Es un proceso judicial que requiere de una buena asesoría, donde nuestros abogados analizan la transparencia en la información precontractual y la viabilidad del caso con plenas garantías.

Problemas de las hipotecas multidivisas

El primer problema es la fluctuación del precio de las hipotecas, donde los clientes no tienen conocimiento del precio real establecido. También se relaciona con las variaciones de las cuotas que impiden pagarlas, generando deudas adicionales a las que realmente corresponden.

Por ello, los clientes desconocen el verdadero valor del préstamo y no se establece un límite de costo y precio. Entonces no existe una seguridad referente a un monto fijo, sino que todo es inestable y genera mucha incomodidad económica.

Como la mayoría de los deudores se comprometen a pagar el importe de hipoteca, tienen el riesgo de perder propiedades. Esto es por el 60% de tasación de la propiedad, que se debe entregar a las instituciones pertenecientes al Estado.

Otra desventaja es que se agrega este importe al registro crediticio como un aspecto negativo, dificultando obtener otros posibles créditos. Así que básicamente se generan muchos problemas por el hecho de solicitar este tipo de hipotecas utilizando otras monedas disponibles.

La mayoría de las instituciones bancarias hacen estos procedimientos sin ser transparentes en los posibles riesgos disponibles para los clientes. En caso de no hacer esto, pueden ser convocados a los tribunales porque se considera como una estafa al cliente.

Esta función está estipulada en la ley 2/1981 de 25 de marzo, que regula y protege a los clientes prestatarios. Por ello es que lo mejor es solicitar apoyo de nuestros abogados que conocen las formas de actuar y responder.

Se puede conseguir la opción de nulidad cuando se va a juicio por estafa y engaño a los clientes prestatarios. Con esta nulidad, el cliente se libra de los gastos de la hipoteca y puede incluso recibir un reembolso determinado.

¿Te ha gustado el artículo?

5/5 - (4 votos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now ButtonLlámenos sin compromiso Ir arriba