¿Qué son los grados de consanguinidad y afinidad y cómo se calculan?

Grados de consanguinidad y afinidad

Los grados de consanguinidad y afinidad representan las relaciones y parentescos entre los miembros de una familia, así como la distancia entre un pariente directo y otro. El grado de consanguinidad se establece según el vínculo genealógico natural, es decir, el parentesco de sangre entre individuos, que se divide en varios grados.

La consanguinidad, como forma de parentesco natural, implica una serie de derechos y responsabilidades. Este tipo de relación se denomina así debido al vínculo sanguíneo que une a ascendientes y descendientes.

Podemos ayudarte.

En Ródenas Abogados somos abogados especialistas en derecho de familia. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en esta materia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso. 

¿Qué es el parentesco?

El parentesco es un concepto legal regulado por el Código Civil Español, desde el artículo 915 hasta el 923. Esta noción define el lazo que une a las personas dentro de una misma familia.

Dentro del parentesco se distinguen tres tipos de grados: los de consanguinidad, los de adopción y los de afinidad. Es fundamental para la justicia y la ley distinguir entre estos grados, ya que cada uno conlleva una serie de derechos y responsabilidades.

Los derechos asociados al parentesco abarcan cuestiones relacionadas con la familia, herencias, permisos laborales, patria potestad, así como las leyes que rigen las separaciones y los divorcios.

¿Qué es el parentesco por adopción?

El parentesco por adopción es un lazo civil que se forma cuando un niño es adoptado, generando una serie de implicaciones legales significativas. La adopción, definida por el Consejo General del Poder Judicial, es un acto jurídico que establece un vínculo legal entre el adoptante y el adoptado.

Este acto confiere una relación de paternidad o maternidad con todos los efectos legales asociados. Es decir, los hijos adoptados adquieren los mismos derechos y responsabilidades que un hijo biológico dentro de la familia adoptiva.

La adopción se concibe también como una medida para proteger a los menores y está regulada por el principio del interés superior del niño, que busca garantizar su plena integración en la familia adoptiva. Es importante destacar que la adopción es un acto irrevocable una vez finalizado el proceso legal.

Diferencia entre grados de consanguinidad y afinidad

La diferencia entre los grados de consanguinidad y afinidad radica en la naturaleza de los lazos que los definen.

La consanguinidad se refiere a la conexión o relación entre personas unidas por vínculos de sangre. Es el parentesco natural que une a individuos que comparten ancestros comunes. Este parentesco se mide en grados según la distancia generacional que los separa. Además, la consanguinidad también abarca los vínculos que surgen a través de la adopción, aunque no impliquen un parentesco de sangre en sentido literal.

Por otro lado, la afinidad se establece a través del matrimonio o unión civil y no a través de la sangre. Se refiere a la relación entre una persona y los parientes de su cónyuge o pareja. Es decir, los lazos de afinidad se crean entre un individuo y los parientes de su pareja, como los suegros, cuñados, etc.

Por lo tanto, en el parentesco por afinidad, la conexión se establece sobre la base de lazos que no son de sangre, creando una distancia relativa entre los individuos involucrados.

Los grados de consanguinidad

Los grados de consanguinidad son una manera de medir y definir el parentesco dentro de una familia, basado en el vínculo genealógico natural entre individuos.

El grado de consanguinidad entre dos personas se determina por el número de generaciones que las separan. Esta medida no solo establece la distancia entre los familiares, sino que también identifica las diferentes generaciones que componen la familia.

Existen dos tipos de líneas de consanguinidad: la línea colateral y la línea directa. La línea colateral abarca a parientes que provienen de la misma rama familiar pero no descienden directamente unos de otros, como tíos, sobrinos, primos, etc. Por otro lado, la línea directa incluye a parientes que descienden unos de otros, como padres, hijos, abuelos, nietos, etc.

Según el artículo 915 Código Civil, cada generación constituye un grado de consanguinidad. Por ejemplo:

  • El primer grado de consanguinidad incluye a los progenitores, hermanos y descendientes directos (hijos).
  • El segundo grado abarca a los abuelos, nietos y hermanos.
  • En el tercer grado se encuentran tíos, sobrinos, bisabuelos y bisnietos.
  • En el cuarto grado se incluyen primos, tatarabuelos y tataranietos, entre otros familiares más alejados.

A medida que se aleja en la línea genealógica, el número de familiares dentro de un mismo grado aumenta, mostrando una expansión de la familia en términos de consanguinidad.

Los grados de afinidad

Los grados de afinidad se refieren a las relaciones dentro de una familia que no se basan en vínculos de sangre directos, sino en conexiones legales, también conocidas como familia política.

El primer grado de afinidad abarca la relación entre la pareja y los padres del cónyuge, así como entre los hijos de la pareja y sus respectivas parejas. En este grado también se incluyen los suegros y los yernos, así como las nueras.

En el segundo grado de afinidad se encuentran los abuelos del cónyuge, los cuñados, es decir, los hermanos de la pareja, y los cónyuges de los hermanos.

El tercer grado de afinidad incluye a las parejas de los sobrinos, las parejas de los tíos, los padres y hermanos de la pareja, así como las parejas y los sobrinos de los sobrinos de la pareja.

Estos grados de afinidad se establecen en función de las conexiones legales dentro de la familia política, contribuyendo a definir las relaciones y los lazos familiares más allá de los lazos de sangre directos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llamada teléfonoLlámenos sin compromiso
Scroll al inicio