El usufructo

El usufructo, definido como el derecho a disfrutar de un bien ajeno con la única obligación de mantenerlo y conservarlo en su estado original, puede ser modificado con el consentimiento del propietario o por disposición legal.

Originario del latín, el término «usufructo» deriva de «usus» (uso) y «fructus» (fruto), como establece el artículo 467 del Código Civil español, y constituye un derecho patrimonial sobre bienes tangibles.

Este derecho puede manifestarse en distintas formas y aplicarse a una variedad de activos, incluyendo bienes muebles, acciones o capital.

Podemos ayudarte.

En Ródenas Abogados somos abogados especialistas en derecho de sucesiones. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en usufructos, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso. 

¿Cómo se obtiene el derecho de usufructo?

La obtención del derecho de usufructo está regulada por ley y puede adquirirse de varias maneras:

  1. Usufructo en una herencia: En situaciones de herencia, como en el caso de la viudedad, el usufructo se establece para proteger al cónyuge sobreviviente, ya que los propietarios reales son los herederos. Este derecho permanece vigente mientras el beneficiario esté vivo.
  2. Por disposición testamentaria: El usufructo puede ser establecido mediante disposiciones en el testamento de una persona. Esto se puede formalizar a través de un contrato de usufructo privado.
  3. Duración según testamento: El uso y disfrute del usufructo se determina según lo especificado en el testamento, pudiendo ser por un período prolongado o por un tiempo determinado, según lo establecido por el testador.

Características del usufructo

Las características del usufructo son las siguientes:

  1. Derecho real en bien ajeno: El usufructo otorga el derecho de gozar y disfrutar de un bien material que pertenece a otra persona, sin constituir una garantía ni un formalismo. Puede ser tanto inmobiliario como mobiliario, siempre y cuando sea susceptible de disfrute y utilización.
  2. Bienes dentro del comercio: El objeto del usufructo debe ser un bien que esté dentro del comercio y no sea intransmisible ni personalísimo.
  3. Limitación temporal: Por lo general, el usufructo es vitalicio si el usufructuario es una persona física; sin embargo, si es una persona jurídica, el artículo 515 del Código Civil establece un límite de 30 años. Además, el usufructo puede estar sujeto a limitaciones estructurales definidas.
  4. Transmisibilidad: El usufructo es un derecho que puede transmitirse a otras personas.

Tipos de usufructo

Existen varios tipos de usufructo según lo establecido por la ley:

  1. Por su duración:
    • Usufructo vitalicio: Este tipo de usufructo permite al usufructuario utilizar un bien mueble hasta su fallecimiento. Se aplica cuando no se especifica un tiempo de duración en la constitución del usufructo.
    • Usufructo temporal: Es el derecho de utilizar un bien por un período determinado.
  2. Por el tipo de objeto:
    • Usufructo de dinero: El usufructuario tiene derecho a los intereses generados por el capital, pero está obligado a devolver el capital al finalizar el usufructo.
    • Usufructo de una vivienda: Permite al usufructuario utilizar, ceder o alquilar la vivienda sin necesidad de autorización de los propietarios, además de recibir los alquileres correspondientes.
    • Usufructo de participaciones o acciones de una sociedad: Otorga al usufructuario el disfrute de los dividendos acordados por la sociedad durante el tiempo del usufructo, aunque la titularidad como socio recae en el propietario.

Derechos y obligaciones del usufructuario

Los derechos y obligaciones del usufructuario, así como del nudo propietario, están definidos en el artículo 470 del Código Civil, estableciendo normas para el acto constitutivo del usufructo. Cuando no hay disposiciones específicas, se actúa de acuerdo con lo establecido en la ley:

Derechos y obligaciones del nudo propietario

El nudo propietario, quien ostenta el derecho de propiedad sobre el bien aunque no pueda disfrutar de él, tiene los siguientes derechos y obligaciones:

  • Enajenar los bienes: Puede venderlos, siempre y cuando no modifique su esencia ni perjudique al usufructuario, según el artículo 489 del Código Civil.
  • Hipotecar el bien: Tiene el derecho de hipotecar el bien de acuerdo con lo establecido en la Ley Hipotecaria (artículo 107.2).
  • Realizar mejoras: Puede realizar mejoras, plantaciones u obras que no disminuyan el valor del usufructo ni perjudiquen al usufructuario, e incluso puede establecer servidumbres sin afectar los derechos del usufructo.
  • Inspeccionar las acciones del usufructuario: Tiene derecho a inspeccionar las acciones realizadas por el usufructuario, siempre y cuando no cause molestias.

Derechos y obligaciones del usufructuario

El usufructuario, por otro lado, tiene derecho a usar, disfrutar y recibir los beneficios del bien, así como a enajenarlo, arrendarlo o mejorarlo sin alterar su forma o sustancia. Sus principales obligaciones, antes de comenzar a disfrutar del bien, son:

  • Realizar un inventario: Debe hacer un inventario de todos los bienes junto con el nudo propietario o su representante legal, valorando los muebles y describiendo el estado del inmueble.
  • Cumplir con obligaciones: Debe comprometerse a cumplir con las obligaciones que le corresponden según el artículo 493 del Código Civil.

Obligaciones durante el usufructo

Durante el usufructo, el usufructuario está obligado a realizar reparaciones ordinarias y extraordinarias según lo establecido en el Código Civil:

  • Reparaciones ordinarias: Debe realizar las reparaciones necesarias para la conservación del bien que estén relacionadas con su uso.
  • Reparaciones extraordinarias: Debe informar al propietario cuando las reparaciones sean urgentes y necesarias, siendo responsabilidad del propietario su realización.
  • Pagar cargas y contribuciones: Está obligado a informar al propietario sobre acciones de terceros que puedan perjudicar sus derechos de propiedad, siendo responsable de los daños si no lo hace.

Obligaciones al finalizar el usufructo

Al finalizar el usufructo, el usufructuario debe devolver el bien usufructuado al propietario, salvo el derecho de retención por los gastos que deban ser reembolsados. Estas obligaciones están reguladas en el artículo 522 del Código Civil.

Proceso para constituir un usufructo

La constitución del usufructo de la herencia se lleva a cabo mediante la redacción de una escritura pública, en la cual el propietario del bien expresa su voluntad de ceder el uso y disfrute del mismo a un tercero, quien se convertirá en el usufructuario.

Esta escritura pública o contrato confiere al usufructuario la facultad de utilizar y disponer del bien mueble o inmueble, bajo la condición de que la propiedad del mismo continúe perteneciendo en todo momento al nudo propietario.

El derecho de uso y disfrute puede ser otorgado por el propietario de manera vitalicia o por un período de tiempo específico.

El documento de constitución del usufructo debe contener la siguiente información:

  • Datos de todos los propietarios del bien y de los usufructuarios beneficiarios.
  • Características y descripción detallada del bien, incluyendo sus registros correspondientes.
  • Contrato privado o escritura pública que establece la propiedad del bien.
  • Todos los propietarios del bien deben firmar el documento como muestra de su consentimiento para la constitución del usufructo.

Para que el documento sea válido, es necesario acudir a un Notario para su certificación, convirtiéndolo así en un documento público.

Finalmente, se debe proceder con la inscripción en el Registro de la Propiedad correspondiente al lugar donde esté registrado el inmueble. Esta inscripción garantiza que el usufructo tenga efectos legales frente a terceros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámenos sin compromiso
Scroll al inicio