Proceso de Divorcio Notarial Paso a Paso

Divorcio notarial - La forma más rápida y barata de terminar la relación conyugal

Una de las causas por las cuales se disuelve un matrimonio es el divorcio, además de la muerte o declaración de fallecimiento de alguno de los cónyuges.

Tras la introducción de la Ley de Jurisdicción Voluntaria del año 2015 (Ley 15/2015) que produjo la desjudicialización de los Tribunales, los Notarios tienen competencia para celebrar y disolver matrimonios.

Los divorcios ante Notario se caracterizan, a diferencia de los tramitados ante el Juez, por ser sencillos, rápidos y menos costosos. Sin embargo, este tipo de divorcio debe presentar una serie de características para poder llevarse ante Notario.

Podemos ayudarte.

En Ródenas Abogados somos abogados especialistas en divorcios. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en esta materia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso. 

¿Qué es un divorcio notarial?

Un divorcio notarial no es más que una modalidad de divorcio. Actualmente, en España, puedes divorciarte ante un Juez o Notario, de ahí que se hable de divorcio judicial o notarial respectivamente. Cualquier persona puede escoger libremente ante qué figura divorciarse, sin perjuicio que dicha libre elección se encuentre limitada por ciertos criterios como puede ser el de competencia territorial.

Este tipo de divorcio de divorcio se encuentra regulado:

  • La Ley de Jurisdicción Voluntaria
  • El Código Civil en sus artículos 82, 83, 87, 89 y 90.
  • La Ley de Notariado en su artículo 54.
  • La Ley de Registro Civil en su artículo 61.

¿Cuándo puedo divorciarme ante Notario?

Divorciarse ante Notario es una de las modalidades, tal y como hemos mencionado, sin embargo para poder llevarse ante tal figura es necesario que se den una serie de requisitos:

  1. Que hayan transcurrido más de tres meses desde la celebración del matrimonio
  2. Que exista voluntad de querer divorciarse
  3. Formulación de un convenio regulador en los términos del art. 90 CC
  4. Que no existan menores no emancipados o discapacitados
  5. Que la persona gestante no se encuentre embarazada

¿Qué documentos tengo que presentar?

Esta función, como regla general, corresponde al abogado junto con la redacción del convenio regulador. Posteriormente los remitiría a la notaría correspondiente con la finalidad de que el Notario verifique se cumplen todos los requisitos legales para ello. Los documentos que debe remitir son los siguientes:

  • Documento Nacional de Identidad de los cónyuges y de los hijos mayores de edad o menores emancipados.
  • Libro de familia (en caso de tenerlo) para acreditar que no tienen hijos menores de edad.
  • Certificado de inscripción del matrimonio en el Registro Civil.
  • Certificado de nacimiento de los hijos mayores de edad
  • Certificado de inscripción del matrimonio de los hijos mayores de edad, si estuvieran casados.
  • Certificado de empadronamiento de los cónyuges.
  • Documento Nacional de Identidad y documentación acreditativa del abogado.
  • Convenio regulador redactado por el abogado.

¿Qué pasos hay que seguir?

El procedimiento de divorcio ante notario se encuentra plasmado en el art. 82 CC. Profundizando en su estudio hay que diferenciar los siguientes trámites:

Elección del Notario

Lo primero que tienen que hacer los cónyuges es elegir ante qué Notario divorciarse. La elección del mismo se encuentra limitada al art. 54 de la Ley del Notariado, la cual establece que tendrá competencia en esta materia el Notario del último domicilio común o el del domicilio o residencia habitual de cualquiera de los solicitantes. Por ejemplo, si los cónyuges tienen su vivienda familiar en Sevilla Capital sería competente cualquier Notario del municipio. No existe ninguna norma que indique cómo acreditar el domicilio o residencia habitual, por lo que valdría cualquier medio de prueba ya sea el certificado de empadronamiento o la propia confesión de los cónyuges.

    Elección de un abogado

    La redacción del convenio regulador donde los cónyuges van a plasmar su acuerdo de divorcio debe estar redactado por un profesional, pese a que luego sea revisado por el Notario. Cada uno de los solicitantes puede tener su propio abogado o compartir el mismo, lo cual haría este procedimiento menos costoso.

      Acudir personalmente

      Una característica muy singular de este procedimiento es que en él los cónyuges deben asistir personalmente, lo cual no es incompatible con el otorgamiento de poderes. Al igual que en el matrimonio, en el divorcio se permite que cualquiera de las partes pueda acudir representada por en virtud de un poder especialísimo. Excepcionalmente también cabría la posibilidad de que asistiera sólo uno de los cónyuges a expensas de la posterior ratificación del otro, sin embargo, esta practica no es muy habitual ante el riesgo a la falta de la ratificación.

        En el caso de que los cónyuges vivieran en distintos municipios y le fuese costoso acudir conjuntamente, en virtud del art. 61 Ley de Enjuiciamiento Civil cabe la posibilidad de llevarse a cabo mediante mandato verbal, y por tanto ratificando en otra Notaría. Por lo tanto, si Juan vive en Sevilla y Lucía en Gerena, un pueblo de Sevilla, siendo el Notario competente el de Sevilla cabe la posibilidad de que Lucia, sin necesidad de acudir a Sevilla, preste su consentimiento ante un Notario de su municipio. Éste posteriormente deberá remitir dicha ratificación de su consentimiento al Notario de Sevilla.

        Hijos mayores de edad o menores emancipados

        En el caso de que los cónyuges tengan hijos comunes habría que ver la edad de éstos o su estado civil. En caso de que el hijo/a sea mayor de 18 años o se encuentre emancipado, siempre y cuando no sean independientes económicamente y sigan viviendo en el domicilio familiar, deberá acudir al procedimiento para prestar su consentimiento en el otorgamiento del convenio regulador respecto de aquellas medidas que puedan afectarle, por ejemplo, en cuanto al cuidado de qué progenitor van a quedar. Por el contrario, si los hijos son menores de edad o no se encuentran emancipados este procedimiento habría que llevarse por la vía judicial, de ahí que en caso de embarazo por una de las partes este proceso no pueda llevarse ante Notario.

        Redacción del Convenio

        Como hemos comentado anteriormente, esta función le corresponde al abogado. La redacción del convenio regulador se encuentra plasmada en el art. 90 CC, en el cual van a tratarse los siguientes puntos:

        • Al cuidado de qué progenitor quedarán los hijos y el régimen de visitas respecto al otro.
        • El régimen de comunicación y visita de los nietos con sus abuelos si fuese necesario, el cual deberá ser consentido por los abuelos
        • El destino de los animales de compañía teniendo en cuenta siempre el interés de los miembros de la familia y el bienestar del animal.
        • La atribución del uso de la vivienda familiar sea en propiedad o en alquiler.
        • La contribución a las cargas del matrimonio y alimentos
        • La liquidación del régimen económico matrimonial
        • La determinación de una pensión compensatoria a favor de uno de los progenitores cuando el divorcio le produzca un desequilibrio económico respecto a la otra parte.

        Aprobación/denegación del convenio

        Una vez presentado la minuta del convenio por el abogado al Notario, éste deberá comprar que cumple todos los requisitos legales para su elevación a Escritura Pública, es decir, que se haya presentado los documentos mencionados, que los mismos sean válidos, que el convenio tenga el contenido expresado anteriormente y que las medidas que se llevan a cabo no son perjudiciales para ninguno de los cónyuges, hijos o animales de compañía. En caso contrario, deberá advertirlo a las partes, dará por terminado el expediente y los cónyuges tendrán que acudir al Juez para romper su vínculo matrimonial.

        Inscripción en el Registro Civil

        La Escritura Pública del convenio regulador será firmada por los cónyuges y por el Notario y éste deberá remitirla al Registro Civil correspondiente para su inscripción o bien los propios cónyuges aportando la copia autorizada.

        ¿Puedo modificar el convenio?

        En cualquier momento los cónyuges pueden modificar el convenio regulador cuando se hubiesen alterado gravemente las circunstancias entre los cónyuges, respecto de sus hijos o incluso respecto a los animales de compañía.

        La modificación del convenio regulador conlleva a volver a realizar los mismos tramites: redacción del convenio, asistencia del abogado y las partes ante el mismo Notario, identificación de los mismos, etc.

        ¿Qué efectos produce el divorcio?

        • Disolución del matrimonio pero sin efecto retroactivo. Es decir, los efectos que se produjeron durante el matrimonio subsistirán.
        • Quedan revocados todos los consentimientos y poderes que su hubiesen dado entre ellos.
        • Dejan de producir efecto las donaciones y disposiciones testamentarias que cualquiera de los cónyuges hubiese hecho a favor del otro por razón del matrimonio, es decir, si el marido dispone en su testamento que dejaba como legado a su mujer un coche al divorciarse la misma dicha disposición quedará sin efecto.
        • Pueden volver a contraer matrimonio, ya sea entre sí en caso de reconciliación o con terceras personas.
        • No están obligados a convivir ni a guardarse fidelidad.
        • Se disuelve el régimen económico matrimonial.
        • Los cónyuges dejan de tener derechos hereditarios en la herencia del otro.
        • Cambio de titularidad en bienes, en cuyo caso será necesaria su nueva inscripción en el Registro de la Propiedad o en el que corresponda.

        ¿Tengo que pagar impuestos si me divorcio?

        Uno de los contenidos que se regula en el convenio regulador es la liquidación del Régimen Económico Matrimonial. Este documento se encuentra sujeto al pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados siempre y cuando el reparto entre ambos NO sea igualitario, pues en caso de serlo estaría exento de pagar este impuesto.  Este impuesto debe liquidarse en un plazo máximo de 30 días hábiles desde el otorgamiento de la Escritura Pública.

        ¿Cuánto cuesta divorciarse ante Notario?

        Tal y como hemos comentado anteriormente, una de las características de esta modalidad de divorcio es que suele ser más económico que el judicial puesto que no requieren el pago del procurador, el cual debe asistir junto al abogado.

        Determinar la cuantía de un divorcio notarial puede ser complicado, ya que unos de los principales costes que tienen que asumir las partes son los honorarios del Notario y del abogado, los cuales varían dependiendo del número de hojas que presente la escritura así como también de los gastos de administración. Es decir, la presentación de la escritura de divorcio al Registro Civil o el cálculo y pago de los gastos que conlleve pueden realizarse por los cónyuges o bien encomendarse a la notaría. En este último caso los honorarios del Notario se elevarían.

        Deja un comentario

        Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

        Llamada teléfonoLlámenos sin compromiso
        Scroll al inicio