derecho de arrastre

El derecho de arrastre

La cláusula derecho de arrastre es una de las herramientas más útiles que encontramos hoy en día en el sector empresarial. Se utiliza para proteger a todas los socios mayoristas ante una venta de acciones.

Recuerda que es normal tener preguntas sobre este tema, por lo que lo mejor es pedir una opinión de abogados especialistas en derecho mercantil. De la misma manera en Rodenas de abogados te asesoramos y hacemos que cumplas con la legalidad vigente.

Por lo que te recomendamos que te quedes hasta el final de este artículo, para que conozcas todo lo que necesitas sobre el derecho de arrastre.

Modelo cláusula derecho de arrastre y acompañamiento

Las cláusulas de arrastre sirven para reclamar a los socios minoritarios la transmisión de sus respectivas participaciones. Esto junto con las del resto de socios, una vez que exista una oferta de un tercero que pretende conseguir una sección notable del capital social o inclusive todo el capital de la compañía.

Con este tipo de cláusulas se hace valer la verdadera postura de cualquier socio mayoritario con el fin de evadir que los socios minoritarios puedan afectar al éxito de la transacción del accionariado.

Hablamos de un tipo de cláusula que hemos empleado mucho en nuestra práctica profesional. Así para defender a esos consumidores que quieren tener la probabilidad de cerrar un óptimo comercio vendiendo el 100% del capital social de su sociedad.

Sin embargo, que hasta el momento van a compartir plan empresarial con otros aliados. Su finalidad es eludir que determinados aliados bloqueen una comercialización viable de la compañía a un potencial inversor como comprador que está interesado en obtener el 100%.

Vaya por delante mencionar que hablamos de un derecho de tipo usual, es decir, pactado por los aliados al amparo del inicio de la soberanía de la voluntad de las piezas que rige en el Derecho privado. En otros términos, si no se pacta, no se reconoce en ni una disposición legal de la Ley de Comunidades de Capital ni en su legislación concordante.

 El derecho de arrastre viene a ser prácticamente un Acuerdo de Socios con el fin de defender la viable salida de un socio inversor en la sociedad. Además, sirve para defender la salida del socio mayoritario.

 La finalidad de cualquier socio inversor es rentabilizar su inversión. Por consiguiente, éste exigirá integrar en el Acuerdo de Aliados determinadas cláusulas tendentes a facilitar su salida como socio y defender sus intereses.

¿En qué se basa el derecho de arrastre?

El derecho de arrastre se basa en que, una vez que un tercero ejecuta una oferta de compra de la sociedad por la integridad del capital social. El socio que tenga el derecho de arrastre va a poder imponer al resto de aliados a que vendan sus participaciones al cliente.

En el supuesto del socio mayoritario, esta cláusula sirve para asegurar la comercialización de la integridad de la sociedad. Además, asegura que ningún socio minoritario logre negarse y dificultar la comercialización.

Sin embargo, esta cláusula asegura al socio inversor que si consigue un cliente que se encuentre dispuesto a vender parte de la sociedad por un coste razonable. Así como que reporte unos beneficios considerables, va a poder imponer al resto de aliados a vender.

El contenido de la cláusula podría ser más o menos largo, empero ciertos aspectos clave que deben introducirse son:

  • El lapso de ejercicio del derecho de arrastre.
  • El costo mínimo por el que los aliados permanecen forzados a vender (precio fijado antes o como consecuencia de ejercer una fórmula).
  • Opción del resto de aliados de igualar la oferta.
  • Penalización siempre y cuando no se cumpla lo establecido el derecho de arrastre

¿Puedes mezclar el derecho de arrastre y el interés ante la custodia?

El derecho de arrastre se ha definido qué preguntas debería recoger la cláusula de arrastre para que esta se admita en los estatutos sociales y logre inscribirse en el Registro Mercantil, generalmente, esta debería prever:

El correcto porcentaje que sea mínimo de capital para que de esta forma pueda producirse dicho derecho de arrastre

  • El coste mínimo de las participaciones a vender.
  • La manera, así como el verdadero periodo de tiempo para llevar a cabo el derecho de arrastre.
  • Lo que necesitas saber acerca de la verdadera prioridad del derecho de arrastre.

Previstos dichos puntos, la cláusula reunirá los requisitos de claridad y exactitud que la normativa pide y va a ser inscribible en el Registro Mercantil. Sin embargo, a raíz de la resolución del derecho de arrastre de 4 de diciembre de 2017 se encuentra un nuevo criterio a tener en cuenta.

Por eso en el derecho de arrastre estatutos sociales vía modificación estatutaria debería ser apoyada por todos los aliados. El apoyo puede presentarse de diferentes métodos, por el consenso unánime en el comité que tiene por objeto la modificación estatutaria o por ratificación subsiguiente.

Además de que continuamente y una vez que englobe el consentimiento de todos los aliados es cuando será realizada satisfactoriamente.

Sin embargo, esta resolución, que tiene interacción con una modificación estatutaria rechaza como solución el derecho de división. Así como subrayar la necesidad de meter estas cláusulas por unanimidad de los aliados.

 A partir del departamento legal tenemos la posibilidad de asistir en la fabricación de los estatutos sociales de inicio y además en subsiguientes modificaciones. Todo ello siempre destinado a prever los mecanismos que mejor se adapten a su comercio y a la relación a conservar con sus partners hasta la consecución de su objetivo empresarial.

¿Cuál es la finalidad del derecho de arrastre?

El derecho de arrastre tiene como finalidad mantener todos los intereses de los socios y/o accionistas mayoritarios seguros. Una vez que los clientes tengan como objetivo la compra de la totalidad de las actividades en circulación para tener el control total de la sociedad.

Comentado mecanismo asegura que la venta de actividades se realice en las condiciones pactadas. De manera adicional dan al socio o accionista minoritario la estabilidad de condiciones que necesitan. 

En este caso, es posible que los socios vean desprotegidos sus intereses por lo que probablemente pudieran solicitar se realice una revalorización de sus ocupaciones. Esto antes que se efectúe la enajenación, lo cual podría crear un problema entre las mayorías y las minorías.

El derecho de arrastre va a apoyar a los accionistas mayoritarios en la venta de actividades y posibilita la negociación con terceros interesados.

Ahora bien, ¿Qué pasa si los socios accionistas con una tenencia menor de actividades desean mantener su colaboración en la sociedad? Con esto se puede observar que el derecho de arrastre más que un derecho para los socios o accionistas minoritarios, es un beneficio para los aliados que deben tener en cuenta.

¿En qué radica la cláusula de derecho de arrastre?

 Se apoya en un acuerdo entre los aliados que va a permitir a uno o muchos de ellos, una vez que reciben una oferta de compra por sus participaciones, arrastrar a los respectivos aliados. Ya que estos son los que van a dominar parte de casi todo el capital social de la empresa (por eso el nombre de «derecho de arrastre»).

Los aliados forzados a vender en ventaja del ejercicio de tal derecho, lo permanecen continuamente. Una vez que se haga en los mismos términos en los cuales va a vender el que insta la aplicación del derecho de arrastre (esencialmente coste, forma y tiempos de pago).

 ¿Puede inscribirse una cláusula de derecho de arrastre en el Registro Mercantil?

Además de estipularse en el ámbito de un convenio entre aliados o consenso extraestatutario, conforme el artículo 188.3 del Reglamento del Registro Mercantil. Con esta se posibilita obligar a los aliados, «cuando concurran situaciones expresadas de manera clara y rigurosa en los estatutos», la obligación de transmitir sus participaciones a terceras personas.

La virtud de que la cláusula se integre en los estatutos sociales y sea debidamente inscrita en el Registro Mercantil, es que la misma va a ser oponible ante terceros. Es decir, estará integrado futuros socios de la mercantil en cuestión.

Si, por contra, no procedemos a incluirla en los estatutos e inscribirla, sino solo a incluirla en un acuerdo entre aliados. Esta vinculará exclusivamente y va a ser de obligado cumplimiento para los firmantes del archivo, empero no va a ser oponible ante terceros.

Con esto vas a poder considerarte sin duda un gran conocedor sobre todo lo relacionado con esta área del derecho. Pero como siempre, te vamos a recomendar constantemente el que acudas a verdaderos especialistas que puedan ayudarte de la mejor forma posible.

Este es un tema que realmente ocasiona ciertas dudas por lo que es bastante normal que al conocer las cláusulas y todo esto cause confusión. Por eso los profesionales te guiarán en el camino correcto para que puedas entender este tema perfectamente.

Este bufete de abogado se caracteriza por su gran eficiencia en todo tipo de casos, así que no esperes más y deja este tema en manos de los mejores abogados.

¿Te ha gustado el artículo?

5/5 - (2 votos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now ButtonLlámenos sin compromiso Ir arriba