Demanda por negligencia médica: cómo reclamar tus derechos tras una mala praxis

Demanda por negligencia médica

¿Interponer una demanda por negligencia médica? ¿Para qué? Si los médicos y enfermeros se protegen entre ellos. Es inútil.

O no. 

Si no pones la demanda, ahí sí, en ese caso seguro que no conseguirás nada, y te quedarás con tu lesión. Muchas veces de por vida.

De todas formas, seguro que algún conocido te habrá contado esa vez que tuvo un problemilla con un médico o en el mismo hospital. 

Lo más probable es que, en este caso, sea algún enfado pasajero y que sea algo que a la larga tenga poca importancia.

Pero esta pequeña negligencia médica, alguna vez acaba en una fatalidad. Produce lesiones o daños corporales de difícil recuperación. 

Y la única forma de que, al menos, el problema se minimice, es consiguiendo una indemnización por el daño físico y moral que te han producido.

En estos casos, interponer una demanda por negligencia médica es más que necesaria

Para ello es importante contratar un abogado especializado que te explique e informe de cómo, cuándo y cuáles son los requisitos para poder iniciar este proceso judicial. 

A continuación, te explicaremos cómo interponer una demanda por negligencia médica y qué aspectos y requisitos debes tener en cuenta antes de consultar a un abogado.

Podemos ayudarte.

En Ródenas Abogados somos abogados especialistas en negligencias médicas. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en mala praxis del personal sanitario, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso. 

Qué pasos dar para poner una demanda por negligencia médica

La demanda es una de las herramientas que pone a disposición nuestro sistema judicial para que, si crees que has sido víctima de una negligencia médica, puedas buscar una compensación por los daños sufridos.

Demandar no es más que solicitar al juzgado que, con base en las pruebas que aportas, condene a la otra parte, en este caso un Hospital, un centro médico o un médico o enfermero en particular, al pago de una indemnización por las lesiones y daños físicos y psicológicos que te han causado.

Pero antes de interponer una demanda o una reclamación, y utilizamos estos dos términos diferentes porque no es lo mismo solicitar una indemnización en un centro privado que en uno público (te lo explicamos más adelante), hay que procurar obtener una serie de documentos totalmente imprescindibles.

Contactar con un abogado especializado

Este tipo de casos, además de ser delicados requieren de una gran especialización. Además el tipo de procedimiento por el que se va a tramitar judicialmente exige abogado y procurador (a esto obliga la ley).

Normalmente los clientes que llegan a nuestro despacho con este tipo de asuntos, no es que estén enfadados, están sobrepasados y muy afectados psicológicamente.

Debes tener en cuenta, que una persona normalmente no busca que le indemnicen porque le han dado una cita médica para dentro de 6 meses. 

Cuando cualquier persona llega a ponerse en contacto con un abogado por las lesiones que le ha producido una actuación médica, es porque está desesperada.

Así que, lo primero que debes valorar es que en casos de negligencia médica, es la necesidad de contar con el asesoramiento de un abogado especializado en este ámbito

En Ródenas Abogados somos especialistas en indemnizaciones por negligencia médica, tenemos los conocimientos y la experiencia necesaria para llevar tu caso de forma adecuada si has sido víctima de una negligencia médica. 

Analizaremos detenidamente tu caso, recopilaremos la documentación necesaria y diseñaremos una estrategia para intentar que se dicte una sentencia a tu favor. 

De esta forma, podrás llegar a conseguir la compensación económica que te corresponde por la mala actuación médica que has soportado.

Documentos que pueden ser necesarios para incluir en la demanda

Si solicitas nuestra ayuda, te informaremos de que antes, si es posible, acudas al centro médico al que quieres demandar para solicitar allí tu historia clínica (todos los centros médicos y hospitales tienen un servicio de atención al paciente).

En este formulario de solicitud de tu historia clínica es importante que señales que deseas que el documento contenga:

  • Copia íntegra del historial médico
  • Notas tanto médicas de la evolución como las de enfermería
  • Pruebas con las que se realizó el diagnóstico
  • Consentimientos que haya firmado
  • Protocolos quirúrgicos: en caso de que la negligencia se haya producido por causa de una operación).
  • Hojas de tratamiento.
  • Monitorización y pantograma: en caso de problemas en el embarazo o en el parto.

Puede pasar que el centro médico no aporte la documentación de forma adecuada. 

Por eso es de vital importancia que esta documentación la veamos en el despacho antes de iniciar cualquier reclamación o demanda.

Quién debe probar la que ha existido una negligencia médica

En una demanda por negligencia médica, la carga de la prueba no siempre recae en la víctima

Lo habitual es que el demandante, es decir la víctima de la negligencia médica, aporte las pruebas de que una mala actuación médica le produjo lesiones y daños.

Pero existen excepciones donde el médico o el mismo centro, llega a garantizar un resultado que luego no se produjo, y que además conllevó unos daños físicos en el paciente. 

En estos casos, es posible invertir la carga de la prueba. Es decir, que el centro médico o el médico deba ser quien deba probar que actuó dentro de las normas y protocolos médicos.

Para entenderlo mejor, el profesional médico o el centro sanitario debe probar que el daño físico o lesión no es por culpa suya porque actuó según las normas, protocolos y estándares médicos actuales.

Diferencia al reclamar a un centro sanitario público o privado

Antes de iniciar el proceso, reiteramos, consulte con un abogado especializado en cuanto pueda. 

¿Por qué?

En primer lugar porque existen plazos para poder demandar por negligencia médica

En segundo lugar porque no es lo mismo reclamar a un centro público que a uno privado

El proceso judicial no es el mismo.

Insistimos, te contamos esto para que estés informado, pero realmente no hace falta que conozcas el proceso porque tú lo que quieres es que te indemnicen por el mal que te ha producido la negligencia.

Aún así, te lo contamos a continuación:

Demandar a un centro público 

Un centro público está bajo el control de la Administración pública, en España, casi todos bajo el control de las Comunidades Autónomas. 

Por lo tanto, lo que se reclama es una responsabilidad patrimonial de la Administración. 

Es decir, tendrás que reclamar primero a la Administración y luego acudir a los Juzgados de lo contencioso-administrativo.

Demandar a un centro privado

Para reclamar a un centro privado debes interponer una demanda civil, contra el seguro por la responsabilidad civil por las lesiones causadas, contra el centro médico, o contra ambos, que es lo habitual.

En pocas palabras, se interpone la demanda en un juzgado de primera instancia y se tramitará como un procedimiento civil.

Qué puede considerarse una negligencia médica

La negligencia médica es el término jurídico utilizado para referirse a la falta de atención adecuada y al incumplimiento de las normas y estándares o protocolos médicos aceptados. 

Cuando un profesional de la salud no desempeña su trabajo con el nivel de cuidado que se espera de él en una actuación médica, y esto deriva en daños físicos, psicológicos o económicos para el paciente, se considera que puede existir una negligencia médica.

Lo vas a entender mejor con un caso real

Hace unos años a un compañero le llegó el caso de una chica que tras dar a luz había pasado un verdadero infierno. De hecho seguía en él.

En el mismo alumbramiento se utilizaron unas técnicas para sacar al bebé poco usuales, o al menos poco utilizadas. No te las vamos a describir porque crearíamos en tu cabeza una imagen un tanto desagradable.

El caso es que tras el alumbramiento y que el bebé estuviese en buenas condiciones, le recomendaron fortalecer el suelo pélvico para recuperarse bien del parto complicado que había tenido.

Las sesiones de fisioterapia tardaron más de 6 meses en llegar y ella veía que con los ejercicios no solo no recuperaba, si no que seguía desde el parto con incontinencias, tanto que tuvo que llegar a ponerse pañales de adulto.

En este caso, tanto las técnicas utilizadas en el parto como la gran demora en empezar a darle las sesiones de fisioterapia y un mal diagnóstico consiguieron que esta mujer, a parte de las incontinencias, perdiese el tacto en toda esa parte, con la consiguiente depresión que tuvo que pasar.

Creo que con esto te puede quedar mucho más claro qué puede considerarse una negligencia médica y cuáles pueden llegar a ser los daños físicos, incluida la muerte.

Resumiendo, la lesión o el daño que se produce por una mala praxis médica es aquella que se podía haber evitado.

¿Cuáles son las normas y estándares médicos aceptados?

Los estándares médicos son las pautas y prácticas que la comunidad médica reconoce como válidos para llevar a cabo tanto el diagnóstico como el tratamiento, incluidas las cirugías. 

Además, también hay que tener en cuenta aquellos protocolos que se encuentren regulados y el nivel de atención adecuado a los pacientes. 

Estas normas se basan en el conocimiento a nivel médico en la actualidad, las investigaciones científicas y las mejoras prácticas en diagnósticos, tratamientos y operaciones. 

Consecuencias de una negligencia médica

Con el ejemplo que te hemos puesto creemos que ha quedado bien ilustrado lo que puede causar una mala praxis médica. 

Como ya habrás observado, los diferentes tipos de negligencias médicas pueden producir daños físicos, lesiones, agravamiento de una condición médica o incluso la muerte

Igualmente, puede tener consecuencias psicológicas, como estrés, ansiedad o depresión. 

Y por último, puede llegar a tener implicaciones económicas, como gastos médicos adicionales, pérdida de ingresos debido a una incapacidad y la necesidad de tratamientos continuos o rehabilitación.

Si estás ante un posible caso de mala praxis médica y no sabes cómo afrontarlo y como interponer una demanda por negligencia médica, no dudes en ponerte en contacto con nuestros abogados especialistas en derecho sanitario.

Te vamos a ayudar.

Llamada teléfonoLlámenos sin compromiso
Scroll al inicio