demanda ejecutiva

La demanda ejecutiva: en qué casos se pone

La demanda ejecutiva es un proceso que se realiza ante un juez y tiene como objetivo cobrar por la vía judicial una obligación, para ello, la obligación debe estar establecida en un documento que puede ser un título valor o cualquier tipo de acuerdo entre las partes.

Este proceso se utiliza para que el juez ordene el cumplimiento de una obligación o el pago de una deuda, la cual esté respaldada por un título ejecutivo.

Para este proceso debe cumplirse con unos requisitos generales y con unos requisitos específicos de acuerdo a la obligación documentada en el título ejecutivo.

¿Qué es una demanda ejecutiva?

La demanda ejecutiva es el inicio de un proceso ejecutivo, que se comienza ante un juez civil competente que ha dictado la resolución. La finalidad es hacer cumplir una sentencia judicial o cualquier otro título para que finalmente la ejecuten los Tribunales.

El modelo la demanda debe expresar de forma clara quién es el acreedor, el deudor y la cuantía de la deuda. También debe indicar cuál es el documento que se pretende hacer valer o si está consignada en un título valor. Para la demanda puede utilizarse las sentencias de jueces como documento con valor ejecutivo.

La forma de la demanda ejecutiva se encuentra establecida en el artículo 549 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC). En este artículo se describe la forma que debe tener el escrito y lo que debe expresar.

El proceso ejecutivo se usa para el cobro de cualquier tipo de obligación que sea exigible. Estas pueden ser obligaciones que desde un principio se originan en dinero o por daños y perjuicios que tienen que ser pagados por el incumplimiento de otras obligaciones.

 ¿Qué obligaciones se pueden reclamar en un proceso ejecutivo?

Las obligaciones que pueden reclamarse en un proceso ejecutivo, son las siguientes:

Los contratos de arrendamiento, las promesas de compraventa, los pagarés, las letras de cambio, contratos de compraventa. También puede reclamarse cualquier otra obligación legal que se encuentre en un título ejecutivo.

Cuando se trata de títulos valores, el proceso ejecutivo cambia de nombre a acción cambiaria, pero mantiene el mismo objetivo, el cual es ejecutar al deudor. En el caso de la demanda ejecutiva hipotecaria cambia el nombre a acción hipotecaria o ejecución hipotecaria.

¿Cuál es el contenido de la demanda ejecutiva?

Los requisitos que debe cumplir la demanda ejecutiva LEC, son:

El título en que se fundamenta, la protección ejecutiva que se desea obtener, establecer según el caso la cantidad reclamada, debe designar los bienes que se conozcan del demandado y si cree que los mismos cubren la cantidad reclamada.

La demanda debe indicar las medidas de investigación y averiguación de los bienes del deudor acorde a los bienes y derechos del demandado además de indicar la persona o personas contra las que se despacha ejecución.

El modelo de la demanda ejecutiva es el siguiente:

Designación del tribunal ante el que se presenta la demanda

La determinación del tribunal para la presentación de la demanda se realiza de acuerdo a las normas de competencia. Estas normas son: de competencia territorial, funcional, objetiva y de reparto

Identificación de las partes

Esta información corresponde a los datos de identificación del ejecutante y del ejecutado. Esto se debe hacer de acuerdo a la normativa establecida en la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Título en que se funda

Esta parte corresponde a los requisitos que debe cumplir toda demanda declarativa, como son los fundamentos de derecho y los hechos, los cuales deben sustituirse en esta demanda por la expresión de título ejecutivo. Esto debido a que el propio título es la causa de solicitar la pretensión ejecutiva y no es necesario agregar nada más.

Tutela ejecutiva

La tutela ejecutiva es lo que se intenta conseguir, que debe estar relacionado con el título ejecutivo judicial que se alega. Esto se refiere al objetivo de la solicitud que debe ser de acuerdo a la obligación documentada en el título, y el objeto concreto que se reclama en el proceso ejecutivo.

Bienes del demandado que puedan ser embargados

En esta parte deben mencionarse los bienes de los que tuviere conocimiento el demandante. También debe indicarse si estos bienes son suficientes para la ejecución de la demanda.

Cuando la demanda ejecutiva se trata de una obligación dineraria, es muy importante la determinación de los bienes del demandado, ya que ayudará a recuperar las cantidades adeudadas.

La determinación de los bienes del demandado que se pueden embargar también puede servir para cualquier otra obligación. Porque existe la posibilidad de que una ejecución específica se convierta en una ejecución genérica.

Medidas de investigación y localización

Estas medidas deben ser las que interesen al ejecutante de acuerdo con el artículo 590 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

La investigación judicial se realiza en el patrimonio del demandado, en los casos que el ejecutante no puede designar bienes, para practicar sobre ellos el embargo.

 Firmas de procurador y abogado

La participación de un procurador y un abogado en un proceso ejecutivo es necesaria. Salvo en los procesos que se trate de ejecución de sentencias dictadas en procesos que no requieran la intervención de estos profesionales.

¿Qué documentos se deben acompañar a la demanda ejecutiva?

Los documentos que deben presentarse con la demanda ejecutiva se encuentran establecidos en los artículos 273 y el 550 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, estos documentos son:

Título ejecutivo

La demanda ejecutiva debe ir acompañada del título ejecutivo, que es el motivo por el que se hace la solicitud.

Cuando el título es un laudo arbitral deben agregarse a la demanda de los documentos probatorios de la notificación a las partes y el convenio arbitral. En los casos que el título sea un acuerdo de mediación plasmado en una escritura pública, debe presentarse las actas de la sesión constitutiva y el acta final del procedimiento en copia.

Poder al procurador

El proceso ejecutivo requiere la intervención de un procurador, por lo que es necesario presentar un poder con el primer escrito de la demanda. El poder notarial no es necesario, cuando la representación se otorgue “apud acta” o cuando la representación se encuentre acreditada en las actuaciones.

Documentos acreditativos

Estos documentos son los que acreditan las cotizaciones o precios aplicados para el cálculo en dinero de deudas no dinerarias, como son datos oficiales o de conocimiento público.

El demandante podrá agregar todos los documentos que considere convenientes o útiles por su contenido de datos necesarios para el mejor desarrollo de la ejecución.

Demanda ejecutiva por desahucio

La demanda ejecutiva por desahucio es el proceso ejecutivo donde se solicita el embargo de los bienes del arrendatario. Esto se puede hacer después que el juez condena al arrendatario a pagar la deuda al propietario y no paga.

Para iniciar el proceso ejecutivo es necesario que el arrendador primero acuda al proceso declarativo. Es en este proceso que el juez dicta sentencia y condena al arrendatario a pagar.

Cuando el inquilino no cumple con la orden del juez, es decir, no puede o no quiere pagar la deuda. Es cuando el arrendador puede iniciar el proceso ejecutivo, el cual se encuentra regulado en el artículo 517 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

El proceso ejecutivo sirve para hacer cumplir lo que el juez ha ordenado en la sentencia, que no es más que el pago. Para iniciar el proceso hay que presentar la demanda ejecutiva por desahucio, es un documento donde se solicita al juez que se embarguen saldos y bienes del inquilino.

La demanda ejecutiva debe presentarse en el juzgado que dictó la sentencia en el proceso declarativo. La demanda debe acompañarse de otros documentos, como: sentencia del proceso declarativo o el decreto de archivo y el acta de lanzamiento, para los casos de juicio por desahucio.

Demanda ejecutiva hipotecaria

La demanda ejecutiva hipotecaria se encuentra regulada en el artículo 685 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Este es un procedimiento ejecutivo, mediante el cual el juez ordena la venta de un inmueble que tenía una hipoteca. El proceso se realiza porque el deudor no ha cumplido con las obligaciones garantizadas con la hipoteca.

Para iniciar el proceso de ejecución hipotecaria el banco previamente realiza una reclamación extrajudicial, lo cual hace ante el impago de las cuotas por parte del hipotecado, dándole un plazo para el pago de la deuda. Después de un tiempo sin que haga el pago correspondiente de la deuda, comienza el procedimiento de ejecución hipotecaria.

La demanda de ejecución hipotecaria la presenta la entidad financiera Juzgados de Primera Instancia donde se encuentra ubicado el inmueble hipotecado, para esta reclamación debe existir un retraso en el pago mayor a tres meses.

Cuando el Juzgado que correspondiente admite a trámite la demanda se le notifica al deudor y se procede a reclamar nuevamente la deuda.

Compartir:

¿Te ha gustado el artículo?

Puntúa este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now ButtonLlámenos sin compromiso Ir arriba