Bufete de Abogados en Madrid   info@rodenasabogados.com   656 749 389 – 910 82 94 48

Demanda divorcio contencioso en Madrid

Divorcio contencioso

El divorcio contencioso es aquel que se realiza sin acuerdo en algunos aspectos por parte de los cónyuges para disolver el matrimonio. Este tipo de ruptura matrimonial es cuando la plantea de forma unilateral por parte de uno de los cónyuges.

Los desacuerdos que llevan a un divorcio contencioso, por lo general son por la custodia de los hijos o por la liquidación de los bienes gananciales. En este tipo de divorcio cada cónyuge defiende su posición y requieren de la mediación de un Juez.

¿Qué es el divorcio contencioso?

El divorcio contencioso se origina cuando uno de los cónyuges pide la disolución del matrimonial a través de la vía judicial, pero sin el consentimiento del otro. Un juez es el encargado de establecer las condiciones en que se realizará el divorcio.

El Código Civil español establece la posibilidad del divorcio aunque sea por la voluntad de una sola de las partes. El proceso de divorcio contencioso puede tardar entre 8 y 18 meses para resolverse y es más costoso económicamente.

El divorcio contencioso es un proceso más complicado, por lo que se recomienda elegir un buen profesional del derecho. Este le podrá orientar sobre todo el proceso a seguir para lograr el divorcio en el menor tiempo posible.

La recomendación que se hace siempre es intentar llegar a un acuerdo, para ello se puede solicitar los servicios de un mediador familiar. Esto evitará en caso de llegar a un acuerdo entre las partes, ir a un juicio contencioso.

Requisitos para el divorcio contencioso

Los requisitos para el proceso de divorcio contencioso son los siguientes:

Debe presentarse una demanda de divorcio, la cual tiene que ir acompañada de una serie de documentos. Entre estos se encuentra el certificado de nacimiento de los hijos, certificado de matrimonio y un poder general para pleitos.

Cada una de las partes necesita ir acompañado por un procurador y un abogado.

La copia de la demanda se le enviará por correo al cónyuge demandado, este tendrá un plazo de 20 días hábiles para contestar. Luego de esto se establece la fecha para el juicio.

Cada una de las partes solicita diferentes medidas, pero será el Juez el encargado de decidir todo lo relacionado con el divorcio. Entre esto se encuentra el uso de la vivienda familiar, la pensión alimenticia, la guarda y custodia de los hijos.

Los otros aspectos que establece el Juez son el régimen de visitas, la liquidación del régimen económico matrimonial y la pensión compensatoria.

El otro requisito muy importante es que hayan transcurrido como mínimo tres meses de la celebración del matrimonio.

¿Cuál es el procedimiento para el divorcio contencioso?

El procedimiento para el divorcio contencioso se encuentra establecido en la Ley de Enjuiciamiento Civil, en los artículos 769 y 770. Los pasos a seguir para el divorcio contencioso son los siguientes:

La demanda de divorcio debe ser presentada ante el Juzgado de Primera Instancia, perteneciente al lugar del domicilio conyugal. El demandante también podrá elegir el Juzgado de residencia del demandado o el del último domicilio del matrimonio.

El Juzgado también puede ser el lugar de la última residencia del demandado o donde este se encuentre. La presentación de la demanda debe ir acompañada por los siguientes documentos:

Certificado de inscripción del matrimonio.

Cuando hay hijos menores de edad debe presentarse el certificado de nacimiento.

Los documentos en los cuales se basa la pretensión de divorcio.

Cuando se solicitan medidas patrimoniales, debe consignarse los documentos que certifiquen la situación económica de los cónyuges. Estos pueden ser certificados bancarios, títulos de propiedad, entre otros.

El tipo de procedimiento judicial para un divorcio contencioso es con un juicio verbal, el cual demora bastante tiempo. También incluye al Ministerio Fiscal, cuando existen hijos menores, ya que este es el órgano encargado de velar por los intereses de los menores.

Contestar la demanda

Luego de presentada la demanda de divorcio, el cónyuge demandado tiene que contestar la demanda. Para ello tiene un plazo de 20 días hábiles contados a partir del día siguiente que recibió la notificación de demanda.

Cuando hay hijos menores la demanda también es trasladada al Ministerio Fiscal para la contestación. El cónyuge puede elegir las siguientes opciones:

No contestar a la demanda porque no existe una causa justificada y no apersonarse en el procedimiento. Cuando esto ocurre se entiende que el cónyuge demandado admite lo alegado por el cónyuge demandante.

El cónyuge demandado se apersona en el proceso, pero no contesta, esto lo hace para conocer las medidas que el Juez establecerá. Para lo relacionado con la guardia y custodia, pensión de alimentos, el uso de la vivienda familiar, entre otros.

El cónyuge demandado admite todo lo planteado por el cónyuge demandante.

La otra opción que tiene el cónyuge demandado es contestar la demanda, en la cual alega todo lo que estime conveniente, ante a lo que pretende el cónyuge demandante. También podrá plantear sus propias pretensiones.

¿ Que es la Celebración de la vista?

La celebración de la vista es una audiencia pública donde el Juez se reúne con las partes para certificar las pretensiones. Esta también busca la practica de las pruebas para comprobar que se pueden realizar.

Cuando en la celebración de la vista no se puedan realizar algunas pruebas, se harán en el plazo estipulado por el Juez. Este plazo no podrá exceder de 30 días.

En el caso de no asistir a la celebración de la vista sin causa justificada, se supone que se aceptan los hechos que alega el compareciente.

Sentencia judicial

La sentencia judicial la dictará el Juez decretando el divorcio, además establece las medidas adecuadas sobre los aspectos personales y económicos. Estos regirán luego del divorcio.

La sentencia sale cuando finaliza el juicio de divorcio, por lo general llega primero un formato electrónico por medio del abogado. El papel original puede tardar algunos meses.

La sentencia judicial está compuesta por cuatro partes que son las siguientes:

El encabezamiento donde se señalan las dos partes la demandada y el demandante.

La narración de los hechos que motivaron la demanda.

Los basamentos de Derecho.

El fallo que es la parte más importante de la sentencia, allí se explica la decisión tomada por el Juez y como se fundamentó. La decisión de con quién se quedan los hijos, cuál será el régimen de visitas que se le establece al progenitor no custodio.

El fallo también establece el uso de la vivienda familiar, la disolución del divorcio y la pensión de alimentos a abonar. Cuando existe la liquidación del régimen ganancial se liquidan las deudas y los bienes y se establece una pensión compensatoria.

La sentencia judicial se inscribe en el Registro Civil, también se puede inscribir en el Registro Mercantil o en el de la Propiedad. Esto se hace cuando una de las partes lo solicita.

¿Cómo se puede pasar de un divorcio contencioso a uno amistoso?

Durante el proceso de divorcio contencioso existe la posibilidad de cambiar de opinión y pasar a un proceso de divorcio amistoso o de mutuo acuerdo. Este cambio se puede hacer a través de la elaboración de un convenio regulador y presentarlo en el juzgado.

Este convenio debe estar ratificado por los dos cónyuges.

Existen otros casos en que el divorcio se ha iniciado por la vía de mutuo acuerdo y alguna de las partes no ratifica el convenio y la demanda que presentaron en el juzgado. Cuando esto ocurre el procedimiento de mutuo acuerdo es archivado y se inicia un divorcio contencioso.

¿Cuáles son las medidas que rigen a los cónyuges en el divorcio contencioso?

Las medidas que rigen a los cónyuges en el divorcio contencioso desde el momento que sale la sentencia son las siguientes:

El proceso permite averiguar la situación patrimonial que existe entre los cónyuges.

Este procedimiento facilita la fijación de la contribución de los cónyuges a las cargas del matrimonio.

El procedimiento permite entregarle a ambos o a uno de los cónyuges la patria potestad de los hijos. Al igual que la guarda y custodia de los hijos menores de edad.

Cuando se obtiene el divorcio el juez establece el régimen de visitas que sea más beneficioso para los hijos menores de edad. También se fija el monto de la pensión de alimentos que tiene que abonar el cónyuge que no tenga la guarda y custodia.

El proceso también permite decidir si uno de los cónyuges tiene derecho a recibir una pensión compensatoria. Esto ocurre cuando el divorcio ocasiona un desequilibrio económico.

Durante el proceso también se decide todo lo relacionado con la administración de los bienes gananciales o sobre los bienes en común que tuvieran los cónyuges. Además se decide quien tendrá el uso y disfrute de domicilio familiar.

La realización de todos estos trámites requiere de la asesoría y acompañamiento de un profesional del derecho, especialista en Derecho de familia. Los mejores están en Rodenas Abogados dispuestos a asesorarle durante todo el procedimiento.

La solicitud de nuestros servicios la puede hacer a través de la página web, visitando las oficinas o haciendo una llamada a cualquiera de los números telefónicos. Siempre estará un profesional disponible para atenderle.

Call Now ButtonLlámenos sin compromiso