delitos contra el honor

Los delitos contra el honor se refieren a expresiones u opiniones que tienen como objetivo desacreditar la integridad moral de una persona a través de expresiones o opiniones difamatorias.

Estas conductas perjudican la reputación, la privacidad y la dignidad de la persona afectada en los siguientes casos:

  1. Cuando se difama a alguien a través de la difusión de imágenes o videos comprometedores sin su consentimiento, se estaría hablando de un delito contra el honor y la imagen.
  2. Se divulgan datos o hechos privados que afecten la intimidad de una persona y perjudiquen su reputación, estaríamos ante un delito contra el honor y la intimidad.

Regulación del delito contra el honor

Vienen regulado en los artículos 205 al 216 del Código Penal, título XI,  libro II del código penal y está dividido en tres capítulos:

  • Injurias.
  • Calumnias.
  • Y disposiciones comunes.

El honor es un derecho fundamental recogido en el artículo 18 de la Constitución Española y en la LO 62/78 de protección jurisdiccional de los derechos fundamentales.

También el artículo 1902 del Código Civil dice que aquella persona que, por culpa o negligencia, genera un daño a otra está obligado a reparar el daño causado.

Disposiciones comunes en los delitos contra el honor

Publicidad

El artículo 211 del Código Penal dice cuando se produce la publicidad de una calumnia o injuria:

  • Por medio de imprenta.
  • Radiodifusión.
  • O cualquier otro medio semejante.

Hay sectores doctrinales que opinan que no era necesaria esta redacción. Otros, opinan que sí limita.

La retractación: una modalidad del arrepentimiento

El artículo 214 del Código Penal dice que si el acusado de calumnia e injuria reconoce ante el Juez la falsedad o falta de certeza antes las imputaciones y se retracta de ellas, el juez impondrá la pena inferior en grado y podrá dejar de imponer la pena de inhabilitación.

El perjudicado puede solicitar la publicidad de retractación.

En relación con la atenuante del artículo 21.4 del Código penal (confesión) no es posible la concurrencia entre la retractación y la circunstancia atenuante. El juez debe apreciar alguna de las dos.

Perseguibilidad

Según el artículo 215.1 del código penal los delitos privados sólo se persiguen a instancia de parte.

Es decir, sólo es posible presentar querella criminal por el ofendido o su representante, no cabe la denuncia.

Como excepción, se permite la denuncia cuando la ofensa se dirija contra un funcionario público, autoridad o agente de la misma en relación con los hechos al ejercicio de sus cargos.

Insuficiencia del «animus injuriandi»

Se refiere a todo comportamiento y manifestaciones del autor que se consideran deshonrosas por su significado literal.

El ánimo de injuriar debe ser probado por la acusación, estando atenuada cuando por la presunción iuris tantum, cuando la finalidad era distinta de injuriar.

Relevancia pública de determinadas personas

Cuando la persona implicada es un personaje público, y ese es el ofendido, el Tribunal Constitucional entiende que está obligado a soportar un cierto riesgo a que su derecho resulte afectado por expresiones o difamaciones de interés general.

El TC exige cierta tolerancia por parte de estos personajes.

Este criterio tiene su máxima expresión en la crítica política.

Precio, recompensa o promesa

El artículo 213 del código penal: cuando la calumnia o la injuria se cometen por una de las tres razones.

Se establece pena accesoria de inhabilitación especial de 6 meses a 2 años.

Perdón del ofendido

Del artículo 215.3 del código penal: al ser delitos privados, el perdón del ofendido surte efectos, excluye la responsabilidad criminal.

Reparación moral y publicidad de la sentencia condenatoria

El artículo 216 CP: el resarcimiento y reparación del daño engloba 2 supuestos:

  • Responsabilidad civil solidaria: cuando nos encontramos con publicidad sobre lo imputado, la responsabilidad civil concierne al autor y al director del medio que publica la información.
  • También se publica la sentencia condenatoria a costa del condenado.

Nos encontramos con responsabilidad penal del autor (si no hay perdón del ofendido):

  • Responsabilidad civil del autor.
  • Responsabilidad civil del propietario del medio que lo publica.
  • Coste de la publicación de la sentencia condenatoria.

Hay otras disposiciones comunes contenidas en una regulación aparte:

  • Derecho de rectificación: la LO 2/84 de 26 de marzo se refiere al derecho que tiene el ofendido de pedir al medio de difusión la rectificación de la información cuya divulgación pueda perjudicarle. Es un paso previo a la vía judicial.
  • Prescripción del artículo 131.1 del código penal.

Bien jurídico protegido

El bien jurídico protegido en los delitos contra el honor es la reputación y el buen nombre de una persona.

Estos delitos afectan directamente la imagen y el prestigio de alguien, pudiendo causar daños psicológicos y sociales significativos.

También se protege en el ámbito constitucional y en el civil; es decir, presenta una triple vía de protección.

Tipos de delitos contra el honor

Los dos tipos principales de delitos contra el honor son las injurias y calumnias.

Las calumnias

Las calumnias consisten en imputar falsamente a alguien la comisión de un delito.

El Código Penal contempla sanciones que van desde 6 meses hasta 2 años de prisión, o multas que oscilan entre 12 y 24 meses en los casos más graves, especialmente cuando la difamación se realiza a través de medios de comunicación publicitarios.

En el resto de situaciones menos graves, las penas y multas se reducen a un período de 6 a 12 meses.

Injurias

Las injurias son expresiones que menoscaban la dignidad de una persona, ya sea por medio de palabras, gestos, escritos, dibujos u otros medios, excepto que prueben su veracidad en imputaciones contra cargos públicos.

En cuanto a las sanciones relacionadas con el delito de injurias, se contemplan únicamente las hechas con publicidad.

En estos casos, las penas consisten en multas que van desde 6 hasta 14 meses. Por otro lado, en los casos menos graves, las sanciones oscilan entre 3 y 7 meses.

¿Necesitas un especialista en delitos contra el honor?

Ponte ahora en contacto con el bufete y solicita presupuesto sin compromiso.

En nuestro despacho de abogados también llevamos asuntos de delitos contra el honor por violencia de género.

Concepto del delito de honor

El honor es uno de los más controvertidos por ser un concepto circunstancial que varía dependiendo de la historia, la edad y la cultura.

En nuestro ordenamiento jurídico es un concepto indeterminado y presenta un doble aspecto:

  1. Objetivo: se refiere a la aceptación pública que se tiene en un determinado ámbito social, vendría a ser la llamada «reputación social de la persona».
  2. Subjetivo: propio concepto que cada cual tiene de sí mismo, la llamada «auto consideración o autoestima».

Existe un concepto jurisdiccional de honor (hay que tener en cuenta que hay varios), entre ellos la sentencia 1988 que dice que «el honor, es la pretensión de respeto que corresponde a cada persona como consecuencia del respeto a su dignidad.»

Poner de relieve que hay un vínculo o estrechez entre la dignidad y el honor.

El concepto doctrinal del honor

El concepto doctrinal del honor dice que «el honor es el derecho a nuestra fama, reconocimiento y respeto personal y social». También se relaciona con la dignidad.

Toda persona física o jurídica, que esté viva tiene honor por el hecho ser persona. Derecho inherente a todos por el mero hecho de serlo, irrenunciable e imprescriptible. Esto es, independientemente de su posición o reconocimiento social.

Por tanto, si alguien atenta contra estos derechos podrá interponer una denuncia o querella por la comisión de un delito conta el honor.

¿Por qué el Código penal otorga una protección especial a determinadas personas?

El Rey, el Presidente del Gobierno tienen especial relevancia social y esto no convence a todos los sectores doctrinales.

En relación con las personas jurídicas, se ha producido un giro en la jurisprudencia del Tribunal Constitucional.

Actualmente la persona jurídica tiene honor y derecho a su reconocimiento. La sentencia 11/12/95 hace referencia a este giro jurisprudencial y por el cual ahora se reconoce el honor a las personas jurídicas.

La lucha que se produce, o dificultades que se dan a la hora de delimitar el derecho al honor y derechos a la libertad de información y libertad de expresión del artículo 20 CE.

¿Cuál es el límite? El Tribunal Constitucional dice que es el derecho al honor y a la intimidad, pero los límites no serán iguales en supuestos distintos.

¿Tienen los mismos límites una persona famosa que una persona de la calle?

Por ejemplo, hay un rumor que se publica sin comprobar la veracidad del mismo. Prevalece el derecho al honor ya que tiene que comprobar la veracidad o actuar para ese fin.

Criterios para establecer límites:

1.- Criterio de veracidad de la información

El Tribunal Constitucional viene a decir que la veracidad de la información no tiene por qué coincidir con la veracidad objetiva de los hechos.

Es el deber de comprobación de las manifestaciones realizadas, contrastando las fuentes de la información.

Se plantea la excepción de la «exceptio veritatis» que hace referencia al problema de la falsedad objetiva y subjetiva, es decir, si hay intención de injuriar o calumniar.

Para ello, se hace referencia a la carga de la prueba en los delitos contra el honor. Es decir, si el acusado consigue probar la veracidad de lo que se imputa deja de ser culpable penalmente.

No es aplicable a la libertad de expresión porque no se puede demostrar o probar las opiniones o juicios de valor.

Entonces, ¿se puede emitir un juicio de valor?. Hay límites:

  • El principio de proporcionalidad.
  • Prohibición de exceso, porque si no, la constitución española estaría protegiendo el derecho al insulto.

2.- Criterio del derecho de información al servicio de la opinión pública:

Esto es consecuencia de estar en un estado democrático. Es decir, en un estado democrático la opinión pública tiene derecho a ser informada libremente.

3.- La rectificación

En principio pasa desapercibida al contrario que la información vertida.

Si tienes alguna causa pendiente por la presunta comisión de uno o varios delitos contra el honor, llámanos para más información.

En nuestro despacho de abogados penalistas también llevamos los siguientes delitos:

Compartir:

¿Te ha gustado el artículo?

5/5 - (9 votos)
Scroll al inicio