Delito de estafa agravada

El delito de estafa agravada es una modalidad de estafa con mayor reproche penal que el tipo básico atendiendo a su gravedad.

En España la estafa es un tipo delictivo bastante común, si bien es muy habitual confundir tanto sus tipos como el castigo penal para cada modalidad.

Detrás de una estafa siempre hay un engaño que busca conseguir que una persona actúe en perjuicio propio o de terceras personas.

A partir de aquí…

¿Qué influye en la mayor o menor gravedad de la estafa?

¿Cómo se configura este delito?

¿Cuál es la pena para una estafa agravada?

Analizamos cómo y cuándo se produce el delito de estafa agravado, sus requisitos y penas, así como las circunstancias que pueden intervenir en la comisión de este acto delictivo.

Si necesitas asesoramiento legal nuestros abogados especialistas en estafas pueden ayudarte, seas víctima de la estafa o culpable del delito.

¿Qué es la estafa agravada y en qué se diferencia de otros delitos?

Nuestro Código Penal no solo contempla el delito de estafa leve, sino también la modalidad de estafa agravada.

De forma sencilla la estafa en España consiste engañar a una persona para que actúe en perjuicio patrimonial de sí misma o de terceros.

Este acto delictivo puede ser más reprobable cuando cumple determinados requisitos, en cuyo caso hablamos de estafa agravada.

El delito de estafa se contempla en el artículo 248 de nuestro Código Penal  y es uno de los denominados delitos contra el patrimonio, cuyas características básicas son:

  • Quien comete este delito persigue fines lucrativos
  • Utiliza un engaño suficiente para provocar en la víctima un error
  • Provoca un perjuicio de carácter económico en la persona afectada
  • El acto que realiza la persona perjudicada es consecuencia del engaño

Estas características configuran la estafa simple o básica, y la pena que conlleva esta conducta delictiva es:

  • Prisión de seis meses a tres años cuando la cantidad que se ha defraudado supera los 400 euros.
  • Multa de uno a tres meses cuando esa cantidad no llega a los 400 euros, en cuyo caso se habla de “delito leve de estafa”.

Estafa básica vs. estafa agravada

Para poder hablar de estafa agravada tienen que cumplirse todas las condiciones anteriores de la modalidad delictiva básica, y, además, los requisitos indicados en el artículo 250 del Código Penal.

Las penas en cada caso son diferentes, siendo más elevadas las que se aplican en el supuesto de estafa agravada.

El artículo 250 de nuestro Código Penal determina que el delito de estafa agravada ocurre cuando se dan las conductas correspondientes al tipo básico del delito y, además, los siguientes requisitos:

  • El daño debe recaer sobre bienes esenciales o de primera necesidad como, por ejemplo, una casa.
  • El acto delictivo se lleva a cabo usando la firma de otra persona o por medio de la ocultación de documentos públicos, en cuyo caso podría existir también el delito de falsedad de documentos.
  • Cuando la estafa perpetuada afecta al patrimonio histórico, científico o cultural.
  • Si el daño afecta de forma más grave la economía del afectado o de sus familiares.
  • Cuando el importe de la estafa es mayor a los 50.000 € o repercute en una gran cantidad de personas.
  • Se perpetúa el delito valiéndose de una relación personal o de confianza entre el sujeto activo y la víctima.
  • Cuando por medio de la manipulación de evidencias se incurre en el delito de estafa procesal, con el fin de conseguir que un Juez cometa un error en la resolución de un procedimiento judicial que cause un perjuicio económico a un tercero.
  • Si el defraudador reincide en la comisión del delito, es decir, si ya ha sido condenado por estas conductas delictivas.

La estafa agravada cuando se suman varias circunstancias agravantes

Las penas por este tipo delictivo pueden ser aún mayores si se cumple lo dispuesto en el artículo 250.2 del Código Penal, y es el caso de concurrencia de varias condiciones agravantes.

Por ejemplo, cuando la estafa cometida afecta a bienes de primera necesidad como una vivienda, y, además, se cumple alguna de estas condiciones:

  • Que la estafa sea especialmente grave, por las consecuencias que supone para la persona perjudicada, o porque el fraude es mayor de 50.000 euros o afecta a muchas personas.
  • Cuando el estafador ha abusado de la confianza que tiene con la persona estafada o se ha aprovechado de su prestigio y confiabilidad empresarial o profesional.
  • Cuando se produce la estafa procesal.

La pena en estos casos se agrava más pudiendo imponerse cárcel de 4 a 8 años, además de una sanción económica que oscila entre 12 y 24 meses.

Por último, la pena puede ser mayor todavía si el importe de la cantidad defraudada es superior a la suma de 250.000 euros, lo que agrava más el tipo delictivo al margen del tipo de bienes afectados por la estafa.

Penas y consecuencias para el delito de estafa agravada

La pena por estafa agravada es superior a la que se aplica en el supuesto de delito de estafa leve.

Para aplicar la pena que corresponda se tienen en cuenta las circunstancias especificadas en el artículo 250 del Código penal.

Si se produce una de esas circunstancias la pena por el delito de estafa agravada es de 1 a 6 años de cárcel y multa de 6 a 12 meses.

La pena se agrava cuando se cumple la condición de afectar la estafa a bienes de primera necesidad o esenciales y, además, cualquiera de las otras circunstancias.

En estos casos el delito se castiga con pena de prisión de 4 a 8 años y multa de 12 a 24 meses, igual que cuando se trate de una “macroestafa” donde la cantidad defraudada supera los 250.000 euros.

Prescripción del delito de estafa agravada en España

La normativa vigente establece plazos diferentes de prescripción según el tipo de delito de estafa.

Así, el delito básico de estafa prescribe en un plazo de 5 años.

Sin embargo, el delito de estafa agravada prescribirá en el plazo de 10 años.

En cualquier caso, es indispensable tener en cuenta que la prescripción de estos actos delictivos no es atemporal y podría cambiar según la legislación vigente en el momento en que se lleva a cabo el delito.

Nuestra recomendación es que, si eres víctima de esta conducta delictiva te asesores de inmediato con un especialista en Derecho Penal para evitar que te pasen los plazos para defender tus intereses.

Un caso de estafa agravada

Si bien es cierto que la legislación vigente en España establece penas claras con respecto al delito de estafa agravada, cada caso es único.

Por ejemplo, el pasado 7 de febrero de 2023 tres jóvenes en la ciudad de Mallorca fueron imputados por un delito de estafa de 350.000 € contra Amazon en Europa.

En este caso, se valieron de medios digitales para estafar a múltiples usuarios de la plataforma.

Tras admitirse culpables, fueron condenados por delito de estafa agravado con la atenuante de devolver el dinero defraudado a Amazon.

Dadas las circunstancias del caso los culpables fueron condenados a un año de pena privativa de libertad y el pago de una multa de 1.080 euros.

Teniendo en consideración la norma vigente, la pena aplicada en este procedimiento penal fue inferior, debido a que los culpables devolvieron el dinero.

En caso contrario, podrían haber sido condenados a una pena muy superior teniendo en cuenta el importe de lo defraudado, que superaba los 350.000 euros, siendo un caso claro de “macroestafa”.

Si necesitas asesoramiento legal en caso de delito de estafa agravada, en Rodenas Abogados te podemos ayudar.

Puedes solicitar una consulta sin compromiso y responderemos todas tus dudas.

Llámenos sin compromiso
Scroll al inicio