delito apropiación indebida

El delito de apropiación indebida es uno de los más habituales y que más consultas recibe en nuestro despacho.

Se trata de una conducta delictiva que a menudo se comete sin saber bien las consecuencias penales y qué puede ocurrir al ejecutarlo.

Es muy importante, además, diferenciarlo de otras figuras delictivas con las que se suele confundir, como la administración desleal o incluso el hurto o el robo.

Podemos ayudarte.

En Ródenas Abogados somos abogados especialistas en apropiaciones indebidas. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en esta materia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso. 

En qué consiste la apropiación indebida y sus requisitos

Hay una apropiación indebida cuando alguien se adueña de unos bienes, un dinero, o unos valores que se le confiaron en su momento de manera legítima con la obligación de devolverlos y no se devuelven, provocando a su dueño legítimo un perjuicio.

El bien jurídico que se protege en este delito es el patrimonio de la persona perjudicada por la apropiación indebida y se regula en el artículo 253 del Código Penal.

El delito puede cometerse de dos maneras:

  • La persona se apropia de bienes, valores o dinero y se niega a devolverlo a su dueño legítimo.
  • La persona se apropia de bienes, dinero o valores y miente negando que nunca los ha recibido de su dueño legítimo.

Requisitos del delito de apropiación indebida

Para que existe apropiación indebida deben darse varios requisitos:

-La persona que comete este delito tiene unos bienes o valores en posesión legítima que luego no devuelve o niega haberlos recibido, convirtiendo la posesión en ilegítima.

-La persona posee esos bienes, valores o dinero con la obligación de devolverlos posteriormente.

-La persona, que tiene ánimo de lucrarse, no devuelve esos bienes a su legítimo dueño y los incorpora a su propio patrimonio.

-Esta conducta provoca un perjuicio económico o patrimonial al legítimo propietario de esos bienes.

Quien comete este delito actúa siempre con dolo, es decir, sabe que está cometiendo una conducta delictiva al apropiarse de algo que no es suyo.

Un ejemplo de apropiación indebida es cuando una persona alquila un automóvil y se excede de tiempo para la devolución.

En este caso nos encontramos ante uso ilícito del vehículo y el infractor podría ser condenado por esta razón.

Conducta antijurídica del delito de apropiación indebida

Habrá que ver si la retención es con intención de apropiación ya consumada, en cuyo caso habrá delito, o, por el contrario, se trata de una simple apropiación o retención temporal del uso de la cosa como medida reconocida por la legislación civil y, por tanto, excluyente del delito.

Consumación

El delito se consuma en el instante en que el autor se apodera de las cosas que legítimamente posee con animus rem sibi habendi.

Tratándose de dinero es necesario que la conducta ilícita llegue a un punto de no retorno, cuando se gasta o emplea en distinta forma a la pactada el dinero recibido.

Dolo y ánimo de devolución

El elemento subjetivo de la apropiación se caracteriza por dos elementos:

  • La voluntad de privar en forma definitiva al titular de los bienes mediante sustracción.
  • La voluntad de incorporar las cosas a su patrimonio.

El ánimo de devolución de los bienes puede excluir este elemento.

Para ello, el autor material tendrá que acreditar que no ha tenido voluntad de privar definitivamente al titular de los mismos del ejercicio del derecho de propiedad.

Penas para el delito de apropiación indebida

Las penas para estos delitos contra el patrimonio vienen a equipararse a las establecidas para las estafas.

Cuando la apropiación indebida no llega a la cantidad de 400 euros la pena consiste en una multa de uno a tres meses.

Para el tipo básico de este delito se prevé un castigo consistente en prisión de 6 meses a 3 años.

Tras la reforma del Código Penal en 2015 el Código Penal incluye en su artículo 250 los tipos agravados de apropiación indebida.

Así, la pena es mayor cuando la apropiación indebida afecta a bienes de primera necesidad como la vivienda, al patrimonio histórico o revistan mayor gravedad, por ejemplo, si se defraudan cantidades superiores a los 50.000 euros.

En estos casos la pena aumenta y el castigo consiste en penas de prisión de 1 a 6 años y multa de 6 a 12 meses.

En la valoración de la pena a imponerse se tienen en cuenta, entre otros factores, la cantidad que se ha defraudado, los elementos utilizados para cometer el delito o el perjuicio económico producido.

Diferencias entre apropiación indebida y administración desleal

Existen ciertas similitudes entre la apropiación indebida y la administración desleal, ya que ambos son delitos económicos, si bien son delitos diferentes:

  • La apropiación indebida se basa en el carácter privado de lo depositado, es decir, la disposición de los bienes con carácter definitivo en perjuicio de su titular.
  • Y, la administración desleal tiene lugar por el mero hecho abusivo de aquellos bienes en perjuicio de su titular, pero sin perdida definitivas de los mismos.

Más diferencias con otros tipos delictivos

Existen ciertas similitudes entre la apropiación indebida y otros tipos delictivos que generan confusión, aunque se trata de delitos diferentes: así ocurre con el hurto, el robo o la estafa.

La diferencia entre la conducta delictiva de la apropiación indebida y el delito de hurto radica en que el segundo consiste en apropiarse de cosas o bienes de terceras personas, con ánimo de lucro y sin permiso de su propietario.

También hay diferencia con el delito de robo, donde existe el uso de la fuerza para apropiarse del bien que se busca robar, algo que no existe en la apropiación indebida.

Otra confusión viene de la similitud entre apropiarse indebidamente de algo y el delito de estafa, y la diferencia radica que en la estafa hay un engaño a otra persona para poseer la cosa o el bien o para que la víctima entregue esa cosa perjudicándose con ello.

En resumen, la apropiación indebida sigue siendo hoy en día una de las conductas delictivas más habituales, y tiene consecuencias penales para el infractor, pudiendo conllevar la pena de prisión.

Seas víctima o responsable, vas a necesitar ayuda legal especializada.

Nuestro equipo de abogados penalistas es experto en delitos contra el patrimonio como la apropiación indebida y otras conductas delictivas.

Si quieres informarte y recibir un primer asesoramiento legal puedes contactarnos aquí y nuestros abogados resolverán tus dudas sin compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámenos sin compromiso
Scroll al inicio