contrato de exclusividad

¿Puede ser abusivo un contrato de exclusividad?

El contrato de exclusividad es un documento donde una de las partes o las dos se obliga a efectuar la prestación pactada solamente a favor de la otra. Estos sin importar el tipo de obligación en qué consiste el objeto del contrato, es muy utilizado por las empresas para asegurar determinados servicios.

Se trata de un acuerdo entre las partes relacionado con la ejecución o el cumplimiento del contrato el cual no goza de autonomía ni individualismo. Porque realmente en el derecho no existe el contrato de exclusividad.

¿Qué es el contrato de exclusividad?

Es un acuerdo al que llegan dos o más empresas que para su funcionamiento una necesita de la otra. Este contrato se caracteriza por incluir la cláusula de exclusividad que consiste en el compromiso de una de las partes.

Este compromiso consiste en no realizar determinados trabajos o tareas para terceros y trabajar sólo para esa empresa. Por ello, recibe a cambio algún tipo de compensación o ventajas.

¿Cómo hacer un contrato de exclusividad?

El contrato de exclusividad puede ser bilateral, lo que significa que afecta a todas las partes participantes en el contrato. Además, depende de la naturaleza del pacto y de las relaciones que establezcan las empresas.

La cláusula de exclusividad o de plena exclusividad como también se le conoce, está relacionada con un contrato mercantil o de trabajo. El firmante del contrato se compromete a no efectuar labores por cuenta propia ni para otro empleador.

Esta cláusula hace referencia a una parte determinada del producto, servicio, negocio o área geográfica y durante el tiempo establecido en el contrato. También se puede aplicar para cualquier tipo de trabajo.

La condición de exclusividad es muy frecuente en las empresas de servicios donde existe el riesgo de la competencia desleal. Por lo general este compromiso suele ir acompañado de la cláusula de confidencialidad.

¿A qué sectores se puede aplicar?

Este tipo de contrato se puede aplicar a cualquier tipo de trabajo, pero su uso depende de la propia naturaleza de los contratos. La cláusula de exclusividad en los contratos lo que busca es que una de las partes no pueda prestar sus servicios a otra empresa.

Esta cláusula obliga a no trabajar para otras empresas parecidas a cambio de alguna compensación.

Ventajas

La cláusula de exclusividad en los contratos proporciona una serie de ventajas y beneficios para las partes involucradas. Entre ellas se encuentra:

  • El compromiso entre las partes es mayor, debido a que dependen la una de la otra para lograr los objetivos establecidos.
  • Facilita el logro de mayores beneficios, la obtención de los objetivos establecidos y la realización de un trabajo con mayor eficacia.

Los contratos de este tipo favorecen el conocimiento mutuo o «know how» y, cuando se conoce al cliente se especializa en él. Lo que hace que sea más fácil trabajar para y con él, debido a que conoce sus necesidades y sus gustos, sus inconvenientes y ventajas.

Estos contratos brindan a las dos partes más confianza y mayor seguridad, ya que la parte contratante adquiere los servicios de un profesional que dedicará sus conocimientos de forma exclusiva durante un tiempo determinado.

La parte contratada cuenta con el respaldo de una gran empresa.

Desventajas

Existen algunas desventajas relacionadas con este tipo de contratos, entre ellas están:

  • Las condiciones que son lo más importante son las condiciones, porque puede ocurrir que estas solo benefician a una de las dos partes. Esto por lo general beneficia a la empresa contratante.
  • Cuando las cláusulas no son correctas, la parte contratada se encuentra en desventaja. Por esta razón hay que analizar detenidamente el contrato de exclusividad, revisar cada una de sus cláusulas y negociar todo en lo que no se esté de acuerdo.

¿En qué consiste un contrato de exclusividad inmobiliaria?

Se trata de un acuerdo que establece una agencia con el propietario de un inmueble, por medio de un modelo de contrato de exclusividad. En estos casos, el vendedor del inmueble cede de forma exclusiva a la agencia inmobiliaria y por un tiempo determinado los derechos de venta de su propiedad.

El contrato de exclusividad inmobiliaria establece el precio del inmueble, el tiempo de duración de la exclusividad y los honorarios de la agencia. La agencia por su parte se compromete a la promoción activa del inmueble para conseguir la venta en el menor tiempo posible.

Para suscribir este contrato deben participar todas las partes involucradas en el proceso de venta, como es el vendedor, el comprador y el notario.

Cláusulas del contrato de exclusividad inmobiliaria

Las agencias inmobiliarias establecen un acuerdo con el dueño de la propiedad donde se determinan las condiciones y términos. Esto con el propósito de que la venta del inmueble sea rápida y segura, la agencia solicita al propietario del inmueble no consultar con otras agencias, porque ellos se encargarán de la venta de la propiedad.

Las cláusulas más comunes e importantes que se incluyen en un contrato de exclusividad inmobiliaria, son las siguientes:

  • El propietario del inmueble se compromete a ceder la exclusividad del inmueble y a no ofrecer su propiedad a través de otro medio.
  • La inmobiliaria adquiere el compromiso de encontrar nuevos clientes por las diferentes vías para que la venta se cierre en el menor tiempo posible.
  • El propietario del inmueble adquiere el compromiso de cumplir con un esquema de comisiones establecido en caso de que el inmueble se venda en tiempo acordado.
  • El tiempo de duración del contrato de exclusividad, puede ser de seis meses a un año. Pero esto va a depender de la agencia que lo puede otorgar por tres, seis, nueve o doce meses.
  • La finalización del contrato, se debe avisar a la agencia con 15 días de anticipación a la fecha de vencimiento. La cancelación del contrato es posible cuando se vence el plazo y la agencia no cumple con lo establecido.

¿Cuál es la garantía de un contrato inmobiliario de exclusividad?

Las agencias inmobiliarias le ofrecen a su cliente las siguientes garantías con el contrato, con lo que buscan su tranquilidad.

Le dan al cliente la seguridad de encontrar personas interesadas en el inmueble y proceder con la venta.

La agencia puede conceder un aval como garantía para los casos en que la venta no se realice en el plazo acordado.

Las agencias inmobiliarias explican al cliente el procedimiento que implementan para lograr la venta del inmueble. También le explican al cliente el esquema de comisiones para los casos en que la propiedad sea vendida, lo cual va a depender del valor del inmueble.

La agencia establece en el contrato la permanencia con la inmobiliaria por un tiempo límite. En caso de no realizarse la venta en el tiempo acordado, el propietario del inmueble tiene derecho a poner fin al contrato.

Ventajas

La agencia inmobiliaria cuando formaliza un contrato exclusividad con el propietario de un inmueble adquiere un compromiso. El cual es disponer de todos sus recursos para vender el inmueble en el menor tiempo posible.

Por ello, este tipo de contrato es una muy buena opción para reducir los tiempos de venta del inmueble.

La inmobiliaria asesora al vendedor del inmueble para definir el precio de venta, para ello se basa en estudios de mercado. También implementa estrategias de promoción para que las posibilidades de venta a corto plazo sean mayores.

La agencia inmobiliaria se encarga de tramitar los contratos previos a la venta, así como los relativos a la notaría. Además, se encarga de gestionar la cédula de habitabilidad y de todos los trámites relacionados con la venta del inmueble.

Esto hace que el vendedor del inmueble no tenga que ocuparse de ningún trámite relacionado con el proceso de venta. Lo único que debe hacer es presentarse a firmar cuando el procedimiento lo requiera.

Contrato de exclusividad con el trabajador

El contrato de exclusividad compromete al trabajador a no trabajar para otras empresas, aunque sea de otro sector. Por lo cual va a recibir a cambio una compensación económica.

Cuando se realiza este tipo acuerdo se debe hacer por escrito y la compensación económica tiene que ser abonada como un complemento salarial. La cual debe remunerar sólo el acuerdo de exclusividad establecido por las dos partes.

Esto se encuentra establecido en el artículo 21 apartado 3 del Estatuto de los Trabajadores.

El trabajador tiene el derecho de finalizar el contrato de exclusividad a través de una comunicación escrita. Pero lo debe hacer como mínimo con treinta días de anticipación. Esta decisión conlleva la pérdida de la compensación económica acordada como un complemento salarial.

En caso de que el trabajador incumpla con el contrato de exclusividad puede ser objeto de un despido disciplinario. La empresa le puede hacer una reclamación por daños y perjuicios.

Cuando la empresa no cumple con el contrato y no abona el complemento por la exclusividad, el trabajador puede reclamar. Esto lo puede hacer de acuerdo con lo establecido en el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores, debido a que se considera como una modificación importante del contrato de trabajo.

¿Te ha gustado el artículo?

5/5 - (5 votos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now ButtonLlámenos sin compromiso Ir arriba