Bufete de Abogados en Madrid   info@rodenasabogados.com   656 749 389 – 910 82 94 48

Definición de competencia desleal

La competencia desleal o competencia ilícita como también se le conoce, es un delito que se encuentra dentro del ámbito del Derecho Mercantil. Esta puede producirse de muchas formas diferentes, algunas de ellas imposibles de determinar.

Esta aparece regulada en la Ley 3/1991, de 10 de enero, la cual fue modificada por la Ley 29/2009 llamada Ley de Competencia Desleal (LCD). Según esto es un comportamiento contrario a la buena fe en las relaciones comerciales.

¿Qué es la competencia desleal?

La competencia desleal comprende todas las prácticas y acciones que se realizan faltando a la buena fe, que tratan de alterar de forma ilegal la voluntad y el comportamiento de los usuarios y consumidores, además del funcionamiento normal del mercado.

La regulación de la competencia desleal se encuentra en la Ley de Competencia Desleal (LCD), la cual establece la prohibición de recurrir a dichas prácticas y protege a las personas que participan en el mercado, como son los consumidores y las empresas.

Esta ley también busca regular las relaciones que se originan en el mercado, buscando de que siempre se mantenga una competencia honesta entre las empresas. Esto sin la utilización de métodos y medios que vulneren el principio de la buena fe.

Para que ocurra la competencia desleal, tiene que haber acciones afecten el comportamiento de los consumidores. Existe competencia desleal en los siguientes casos:

  • Forzando a conservar el servicio o bien.
  • Haciendo que prefieran un proveedor o una determinada oferta.
  • Disminuyendo sus derechos contractuales.
  • Obligando a aceptar algunas condiciones o a contratar determinados servicios.
  • Promoviendo la toma de decisiones que de otra forma no hubieran acogido.
  • Las prácticas de todas estas acciones y muchas otras que tengan como objetivo la falta a la buena fe son consideradas como competencia desleal.

Acciones que se consideran competencia desleal

La Ley 29/2009 de Competencia Desleal (LCD) establece diferentes acciones que se consideran competencia desleal. Seguidamente se presentan las acciones relacionadas con los competidores.

Acciones relacionadas con confusión y engaño

Las acciones que se cometan que están relacionadas con la confusión y engaño son las siguientes:

Acciones de confusión

Se refieren al comportamiento que pretende crear desconcierto entre los consumidores. Por lo general, se relaciona con el desarrollo de la actividad, el establecimiento de las empresas competidoras o las prestaciones del servicio.

Acciones engañosas

Las acciones engañosas se refieren a la entrega de información que puede llevar a cometer errores a quienes la reciben o es una información falsa. Para que sea considerado engaño, debe afectar alguna parte importante del servicio o producto, como puede ser:

El precio, garantías, características principales, reparaciones, asistencia postventa, la calidad, entre otros.

Omisiones engañosas

Las omisiones engañosas se dan cuando se oculta o no se suministra la información que requieren los consumidores para tomar una buena decisión. Esta acción también se comete cuando se entrega información que no es clara, que presenta ambigüedad, es confusa o inoportuna.

Acciones que se relacionan con la violación de las normas

Prácticas agresivas

Las prácticas agresivas, son aquellas como la coacción, el acoso, incluyendo la influencia indebida o el uso de la fuerza, cuando pretenden limitar la elección libremente de los competidores o consumidores.

Acciones de denigración

Esto sucede cuando se intenta perjudicar la reputación de los competidores mediante información inoportuna o falsa.

Acciones de comparación

Las acciones de comparación de servicios o productos que satisfacen la misma necesidad son totalmente legales.

Es considerado competencia desleal cuando se trata de hacer copias que vulneran los derechos de propiedad intelectual, se utiliza la violencia, el engaño o la denigración hacia otros.

Acciones de imitación

La ley no prohíbe las acciones de imitación comerciales o empresariales de otros, pero cuando estas tienen como objetivo limitar la competencia o confundir al consumidor es considerado como una práctica desleal.

Explotación de la reputación ajena

Se refiere a la que tiene como objetivo aprovecharse de forma indebida de las ventajas de la reputación comercial, industrial o profesional que ha obtenido un competidor.

Divulgación de los secretos

La divulgación de los secretos empresariales o industriales sin la autorización del propietario es considerada una competencia desleal. También cualquier forma que se utilice para apropiarse de un secreto del competidor, como el espionaje es considerado desleal.

Incitación a la infracción contractual

Es considerada competencia desleal cuando se intenta incitar a clientes, proveedores y trabajadores a vulnerar los deberes contractuales que han convenido con los competidores.

Violación de normas

Es considerada competencia desleal cuando una empresa obtiene una ventaja competitiva a partir de la violación de las normas establecidas.

Otras acciones consideradas competencia desleal

Existen otras acciones establecidas en la ley que son consideradas competencia desleal, entre ellas se encuentran las siguientes:

Dependencia económica y discriminación

Se considera competencia desleal cuando una empresa se aproveche de proveedores o discrimina a sus consumidores que la actividad que desarrollan dependa de ella. También cuando se amenaza con el cierre de la empresa al consumidor sino compran el producto o servicio.

Venta a pérdida

El ordenamiento jurídico establece la libertad de precios, pero cuando se utiliza la estrategia de precios bajo con el propósito de eliminar o desacreditar a los competidores y producir confusión en los consumidores, es una acción considerada como una competencia desleal.

Publicidad ilegal

La publicidad ilegal como es la utilización de niños y menores en la promoción de productos la que se les estimule a que convenzan a sus padres para la compra del producto.

¿Cuáles son las acciones que se aplican a quienes practican la competencia desleal?

Las personas que son víctimas de competencia desleal, pueden acudir ante los tribunales para que apliquen las acciones que establece la ley a quienes practican la competencia desleal.

Estas pueden demandar y solicitar medidas cautelares para evitar que el competidor continúe con su práctica ilícita. También puede solicitar una indemnización por daños monetarios, que servirá para compensar cualquier pérdida originada debido a la práctica ilegal.

La indemnización se hará de acuerdo con una serie de factores, entre ellos se encuentra la cantidad de veces que se hayan realizado acciones de competencia desleal, la mala fe de los responsables, el tiempo de duración de este tipo de abuso, el pasivo, activo y patrimonio neto de los demandados.

Las acciones que se aplican a quienes practican la competencia desleal, es en primer lugar ejercer una acción donde se declara la deslealtad y luego debe hacerse una solicitud que pare la conducta que la ha originado.

Lo siguiente que se debe hacer es tratar de restituir los efectos causados por esta, para ello es necesario una rectificación de cualquier información engañosa, incorrecta o falsa que se haya dado.

Es necesario también una compensación por los daños y perjuicios originados al afectado, lo cual se hace a través de lo que establece la Ley 1/2000 con fecha 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil en el artículo 11.2.

¿Cómo se combate la competencia desleal?

La Ley de Competencia Desleal (LCD) establece una serie de acciones que se utilizan para combatir la competencia desleal:

Acciones declarativas

Las acciones declarativas buscan que la práctica de una actividad sea declarada como una deslealtad.

Acción de prohibición o cesación

La Acción de prohibición o cesación, permite prevenir o interrumpir la práctica de la competencia desleal.

Acción de remoción

La acción de remoción permite eliminar los efectos que causa la práctica de la competencia desleal.

Acción de rectificación

La acción de rectificación permite exigir la rectificación de informaciones falsas o incorrectas.

Acción de desagravio por daños

La acción de desagravio por daños, le permite a la víctima obtener una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados.

Acción de enriquecimiento ilegal

La acción de enriquecimiento ilegal, le permite recuperar el dinero que haya obtenido el infractor incumpliendo con los derechos de exclusiva.

El ordenamiento jurídico además de estas acciones establece otras medidas que se pueden implementar para combatir la competencia desleal. Es recomendable consultar y solicitar el asesoramiento de un abogado especialista en esta área del derecho mercantil.

La Ley de Competencia Desleal (LCD) también establece la figura de legitimación activa que consiste en otorgarle al amenazado, perjudicado o afectado por la práctica de la competencia desleal la capacidad para aplicar las acciones que aparecen en el artículo 32.1.

La solicitud por parte del afectado o víctima de la competencia desleal de la aplicación de acciones, debe hacerla en un plazo máximo de un año, contado desde el momento en que tuvo conocimiento de los hechos.

Call Now ButtonLlámenos sin compromiso