Carta de despido

La carta de despido

Cualquier empresa debe llevar el significado de una Carta de Despido a cada uno de sus trabajadores. Sin importar su rango y trabajo, este documento es de suma importancia para el desarrollo o cese de labores.

En muchas ocasiones es necesaria una representación legal para atravesar estas situaciones tan delicadas. Ya sea desde su emisión o recepción, dicha representación ayudará a saber cuáles serán los siguientes pasos a seguir.

Aquí se puede conocer un poco más sobre los detalles de este documento. De forma específica se tendrá una explicación general, teniendo la oportunidad de entender el fin de este trámite.

¿Qué es una Carta de Despido?

La Carta de Despido es un documento que cada empresa se encarga de dar al trabajador. El fin con que se elabora es para que se encuentre al tanto de su despido, estableciendo las causas.

Así, se justifica que el contrato laboral se deje de cumplir, siendo un derecho del Estatuto de los Trabajadores. Si un trabajador desea impugnar el despido, este documento acompañará a la demanda por despido improcedente o despido nulo.

Es por ello que se le considera un documento de gran importancia para defender los derechos de los trabajadores. Un abogado puede usar una Carta de Despido frente a un juicio, probando así la improcedencia de un despido laboral.

En caso de la nulidad del despido, este documento también es de suma relevancia, teniendo las herramientas para probarlo.

Contenido de la Carta de Despido

Lo primero es que es un documento que se debe redactar por escrito, siendo una exigencia legal. La misma se encuentra en el Estatuto de los trabajadores en sus Artículos 53 y 55.

Además, se debe tener un contenido mínimo y preciso para que el trabajador comprenda la decisión. Con ello se debe establecer cuál es el tipo de despido y los hechos para que este se diera.

No debe indicar una acreditación o demostración por parte del empresario para la presentación de pruebas de los hechos. Las pruebas son presentadas posteriormente frente a un juez, si el empleado genera una demanda de impugnación de despido.

Finalmente, la Carta de Despido cuando es por despido disciplinario, pueden darse las siguientes obligaciones al momento del despido:

  • Cuando el trabajador sea representante sindical de los trabajadores o delegado sindical, se debe presentar un expediente sancionador contradictorio. Todo esto también es obligatorio en caso que lo exija el convenio colectivo que ya existe.
  • Si el trabajador se encuentra afiliado a un sindicato y esto lo conoce el empresario, este dará una audiencia previa. La misma se encuentra dirigida a los delegados sindicales de la sección sindical a la que corresponda el mencionado sindicato.

Información fundamental que debe contener una Carta de Despido

Lo primero que se debe presentar es una descripción concreta, clara y precisa que expliquen al trabajador lo ocurrido. A ello se suma la fecha en que la medida será dada, sabiendo él si lo considera oportuno o no.

En caso que no, él podrá impugnar la medida judicialmente con la representación legal de un abogado en el área. Si se presenta el juicio, la carta determina y delimita los hechos que se discutirán en él.

La justificación de la fecha que genera el despido ayuda a que se sepa el conteo de un plazo. Dicho plazo es de 20 días para que se dé un reclamo judicial, en caso que así se quiera.

Todo esto, sin falta, debe encontrarse en la Carta de Despido que se presentará frente al trabajador. Más allá de una obligación, es un derecho que cada empleado tiene una vez que es parte de una empresa.

¿Cuál es el plazo para presentar la demanda por despido?

Lo importante es que no transcurran 20 días hábiles, pues estos son los que existen para presentar la demanda. Los mismos se encargan de establecer el momento en que el trabajador se encuentra en situación legal de desempleo.

De esta forma podrá solicitar el paro, si así lo quiere. De presentarse el despido con causas objetivas, el empresario dará al trabajador la oportunidad del importe de indemnización.

Dicho importe será a razón de 20 días por año de trabajo, junto a la Carta de Despido. Es importante que el mismo se encuentre bien calculado, de lo contrario, será un despido improcedente inmediato.

Esto hará que se dé una revisión más extensa de la carta, acudiendo a asesoría legal para su revisión.

¿Qué pasa si no se firma la Carta de Despido?

En caso que no se firme la carta, no hay problema alguno porque firmar no es una obligación. Pero si firma, también se puede presentar la demanda, porque firmar no significa que se acepte lo que esta justifica.

Sin embargo, es recomendable firmarla con “No conforme” en caso de tener algunas dudas con respecto a la carta. Más importante que esto, se deben tener en cuenta los factores de fechas y plazos.

Todo esto es porque cuando hay algún error en la carta, los reclamos son admisibles para presentar la demanda. Con una Carta de Despido mal elaborada, desde la posición de empleado, se tiene mayor oportunidad de presentar un reclamo.

Así, cuando se tenga la carta, se deben tener en cuenta los siguientes puntos:

Comprobar la fecha de expedición

En caso que esta fecha sea al día anterior de la que es entregada, se debe acotar esto al firmar. Todo esto es porque se tienen solo 20 días hábiles para presentar un reclamo.

Así, junto a la firma se puede acotar algo como “Recibido el día 00/00/00”, respaldando así el momento de tenerla.

Indemnización o finiquito

En caso que la Carta de Despido establezca que se recibe una indemnización o finiquito, se debe recibir. Si esto no ocurre, se debe escribir junto a la firma que aquello que se acordó no se ha recibido.

Firma de documento de indemnización o finiquito

Con la firma de este documento se debe tener más cuidado que con la Carta de Despido. Siempre que se firme la indemnización o finiquito, se está decidiendo que se está recibiendo la cantidad acordada.

Además, esto quiere decir que se renuncia a dar futuras acciones o reclamaciones sobre el despido dado. Sin embargo, se puede firmar y presentar la demanda porque esta es una documentación necesaria para el juicio.

En ese instante es labor de la empresa mostrar que sí hizo el pago. Por ello es mejor consultar a un abogado laboralista de los pagos a seguir en el proceso.

Siempre es recomendable presentar una copia de la Carta de Despido, la cual será presentada frente al abogado laboralista. Siendo un documento obligatorio, se puede solicitar a la empresa cuando la misma no es presentada.

Ningún despido puede ser presentado sin la carta porque la misma es obligación de la empresa. En caso que así sea y la empresa no la otorgue al solicitarla, el despido es ilegal.

Forma de entregarse la carta

Dada la forma en que se realiza la carta, debe ser entregada en manos del trabajador. En caso que este se niegue a firmar o a recibirla, se recomienda que haya testigos en el lugar.

De esta forma se podrá comprobar que la empresa intentó cumplir con la obligación que tiene frente al empleado. En la mayoría de los casos se acostumbra a llamar a un representante legal de los trabajadores cuando esto pasa.

También puede ser enviada por alguna vía de mensajería electrónica que certifique su contenido y lleve acuse de recibo. Aunque es obligación de la empresa hacerla y darla a los trabajadores, no lo es el hecho que sea recibida.

Así, en caso de no querer recibir la Carta de Despido, el trabajador se encontrará en una desventaja legal.

¿Se puede dar una anulación del despido?

Al momento que se da el despido, este no se puede anular, pero sí es posible rehacer la carta. El fin de esto es que se cambie la fecha de los efectos, dando un plazo mayor.

En caso que sea una carta por despido disciplinario y no cumpla con sus requisitos, el empresario puede corregirla. Al hacer esto se da un nuevo despido, el cual debe darse dentro de los 20 días naturales posteriores.

Los mismos serán después de la fecha del primer despido, teniendo que abonar al trabajador los salarios devengados que existan. Estos serán los que se tomen desde el primer despido y debe estar el alta en la Seguridad Social.

Todo esto no desacredita el primer despido, pero se deben encontrar presentes los cambios y correcciones. Si el trabajador ya dio la reclamación de despido en el servicio de mediación, no hay forma alguna de rectificar.

Es importante tomar en cuenta estas consideraciones para saber las oportunidades de reclamación. En caso de tener una empresa, la misma debe evitar los errores al darse algún tipo de despido.

De esta forma no se tendrá que llevar el proceso a juicio. Por ello, frente a una Carta de Despido, es necesario un abogado laboralista.

¿Te ha gustado el artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now ButtonLlámenos sin compromiso Ir arriba