Abogado calcula indemnizacion por despido improcedente

Calculamos tu indemnización por despido

Calcular la indemnización por despido dependerá de las condiciones del trabajador con la empresa, así como una serie de factores que describiremos a continuación.

La indemnización es la cantidad de dinero que un empleador debe pagar al trabajador cuando lo despide de forma injustificada. Ésta se establece de acuerdo con los años que tenga en vigencia el contrato de trabajo al que se le puso fin.

Las indemnizaciones son un derecho que tienen los trabajadores. Puede ser de varios tipos, de acuerdo con los motivos que originaron el despido o por una finalización de un contrato temporal.

Para más información puedes contactar con nuestros abogados despidos Madrid.

Rodenas Abogados es un despacho de abogados de abogados en Madrid, Barcelona y Valencia, que presta servicios jurídicos en todas las provincias de España:

¿Necesitas calcular tu indemnización por despido?

El despido tiene lugar cuando finaliza la relación laboral y el trabajador tiene derecho a una indemnización. Además, depende del tipo de despido de indemnización por despido y estos son los que se presentan a continuación:

Despido improcedente

El despido improcedente, no tiene ninguna causa y tampoco se encuentra establecido en la ley. Por tanto, el trabajador tiene el derecho a solicitar una indemnización, que debe cumplir con la normativa correspondiente.

Despido procedente

En el despido procedente, las causas se encuentra establecida en las cláusulas del contrato que se haya firmado o en la ley. Estas son suficiente para dar por finalizada la relación de forma unilateral.

Cuando el despido es por causas disciplinarias, el trabajador no tiene derecho a pedir una indemnización. Si es por causas objetivas, el trabajador tendrá derecho a reclamar una indemnización.

Despido disciplinario

El despido disciplinario, ocurre cuando un empleador decide finalizar la relación laboral a través del despido. Esto lo hace basándose en el incumplimiento del contrato o por una falta grave que haya cometido el trabajador.

Cuando son despidos disciplinarios por incumplimientos contractuales, el trabajador no tiene derecho a reclamar indemnización y se producen por las siguientes causas:

  • Las llegadas fuera del horario establecido y las continuas faltas injustificadas a las actividades laborales.
  • Indisciplina o desobediencia en el trabajo.
  • Agresiones físicas o insultos hacia el empleador, su grupo familiar o cualquiera de los trabajadores de la empresa.
  • Incumplir con lo acordado en el contrato o abuso de confianza en el desempeño de las actividades laborales.
  • Disminución de forma voluntaria en el rendimiento de trabajo pactado.
  • Presentarse de forma embriagada de forma frecuente a sus actividades laborales.
  • Acoso al origen étnico o racial, convicciones religiosas o políticas, edad, discapacidad, orientación sexual, acoso sexual al empleador o a cualquier de los trabajadores de la empresa.

Cuando es despido se hace por algunas de estas causas el trabajador no tiene derecho a una indemnización.

Despido objetivo

El despido objetivo ocurre cuando el empleador decide finalizar la relación laboral por alguna de las siguientes causas:

  • Impericia del trabajador: este caso ocurre cuando el trabajador no tiene la capacidad que se requiere para desempeñar correctamente todas las funciones inherentes a su cargo.
  • Cuando el trabajador no se acostumbra a los cambios tecnológicos o diferentes técnicas que se introducen a diario en las empresas.
  • Motivos económicos, técnicos, organizativos o productivos: cuando la empresa tiene dificultades económicas, realizan una reestructuración o se empieza a utilizar nuevas herramientas que ayudan a mejorar la producción y es necesario despedir a algún trabajador.

Si el despido se hace por alguna de estas causas el trabajador tiene derecho a solicitar una indemnización.

Despido nulo

El despido nulo no otorga al trabajador ningún derecho a indemnización, sin perjuicio de solicitar los salarios de tramitación, sin perjuicio de que el trabajador solicite una indemnización por vía de responsabilidad civil o su reincorporación al puesto de trabajo.

Despido colectivo

El despido colectivo requiere tramitar un expediente de regulación de empleo y cumplir con varias normas de las establecidas en el Estatuto de los Trabajadores, en el que hay los afectados son varios trabajadores.

Este tipo de despido, le da derecho al trabajador a una indemnización.

¿Cómo calcular la indemnización por despido?

La forma de calcular la indemnización por despido va a depender de tres variables muy importantes que son:

  • El tipo de despido.
  • El sueldo bruto anual que haya tenido el trabajador hasta la fecha del despido.
  • Y la antigüedad.

El cálculo de la indemnización por despido que se hace de forma general por una indemnización, que es el resultado de multiplicar el número de días correspondiente al tipo de despido por el sueldo diario y por los años de antigüedad.

Para realizar este cálculo, el salario diario que se debe tomar es el que se obtiene de dividir entre 30 los diferentes conceptos que forman parte el salario, como es la antigüedad y los plus de convenio. Además debe sumar el resultado obtenido al de dividir las pagas extras entre los 365 días del año.

Finalización del contrato por servicio u obra determinada, la indemnización a que tiene derecho el trabajador es el equivalente a 12 días de salario por cada año de servicio o lo que se haya establecido en el contrato.

Cálculo de días de indemnización según el tipo de despido

Para calcular la indemnización por despido hay que estar al tipo de despido, así como a la duración del contrato laboral.

  • Cuando el despido es improcedente, el trabajador tendrá derecho a una indemnización de 33 días por años de servicio hasta un máximo de 24 mensualidades.
  • Disolución de forma unilateral por parte del trabajador del contrato por el incumplimiento grave del empleador, el trabajador tendrá derecho a una indemnización de 20 días por año de servicio hasta un máximo de 24 mensualidades
  • Cuando el despido es objetivo, el trabajador tiene derecho a una indemnización de 20 días por año de servicio y hasta un máximo de 12 mensualidades.
  • Si el despido es colectivo, el trabajador tiene derecho a una indemnización de 20 días por año de servicio y hasta un máximo de 12 mensualidades.

Cuando finaliza por parte del trabajador y de forma unilateral el contrato, debido a cambios importantes en las condiciones de trabajo, tendrá derecho a una indemnización de 20 días por año de servicio y hasta 9 mensualidades.

Cuando finaliza la personalidad jurídica, el trabajador tiene derecho a una indemnización de 20 días por cada año de servicio hasta un máximo de 12 mensualidades.

Y cuando las causas del despido son técnicas, económicas, productivas u organizativas, el trabajador tiene derecho a una indemnización de 20 días por cada año de servicio hasta un máximo de 12 mensualidades.

Otras causas de despido

Cuando el despido es por fuerza mayor el trabajador, tiene derecho a una indemnización de 20 días por año de servicio hasta un máximo de 12 mensualidades.

Si el despido se debe a la finalización del contrato a tiempo determinado o por una obra determinada, el trabajador tiene derecho a una indemnización por fin de contrato de 12 días por año de servicio.

Cuando muere el trabajador, sus beneficiarios tendrán derecho a una indemnización de 15 días de salario.

Jubilación, incapacidad o muerte del empleador, el trabajador tiene derecho a una indemnización de 30 días de salario.

Si el despido es objetivo y lo declara como improcedente, el trabajador tiene derecho a recibir una indemnización de 33 días por cada año de servicio, hasta un máximo de 24 mensualidades.

Cuando el despido es declarado como objetivo y procedente, el trabajador tiene derecho a una indemnización de 20 días por cada año de servicio y hasta un máximo de 12 mensualidades.

Si el despido es disciplinario y lo declaran improcedente, el trabajador tendrá derecho a una indemnización de 45 días por año de servicio.

¿Qué hacer ante un despido?

El Estatuto de los trabajadores establece, que cuando el empleador prescinde de un trabajador debe entregarle una carta de despido donde deben aparecer los motivos del despido y la fecha a partir de cuándo deja de prestar sus servicios.

El empleador debe notificar a los representantes de los trabajadores las causas del despido, será la forma en que el empleado haya cumplido con lo establecido en el Estatuto de los trabajadores y evitar posibles complicaciones.

El trabajador al ser notificado y tener la carta correspondiente, podrá proceder a una demanda en el plazo de 20 días hábiles a partir del día siguiente de haber recibido la carta de despido y requerirá el asesoramiento de un abogado experto en Derecho Laboral.

Para establecer la demanda sólo se tienen en cuenta los días hábiles. No se contabilizan los días inhábiles, es decir, los sábados, domingos, festivos, así como los días 24 y 31 de Diciembre, todo esto se encuentra establecido en el Estatuto de los Trabajadores.

¿A dónde puedo acudir para calcular mi indemnización por despido?

La reclamación por no estar de acuerdo con un despido la debe hacer ante la Inspección del Trabajo, es recomendable que tenga la asesoría de un especialista en Derecho Laboral y los mejores estamos en Rodenas Abogados.

En Rodenas Abogados, somos los mejores especialistas en Derecho Laboral. Además te brindamos toda la asesoría y acompañamiento durante el proceso de la reclamación de la indemnización por despido, garantizándote el mejor resultado posible.

El proceso de reclamación de indemnización por un despido, requiere de la presentación de la carta de despido y hacerlo antes de que se cumplan veinte días del mismo. Nosotros haremos un estudio pormenorizado del caso y le presentaremos las alternativas posibles.

Al solicitar nuestros servicios, nos hacemos cargo de todos los trámites y negociaciones con el empresario y, además te mantendremos informado de los avances de la reclamación.

¿Te ha gustado el artículo?

5/5 - (8 votos)
Call Now ButtonLlámenos sin compromiso Ir arriba