Bufete de abogados en Madrid   Email Rodenas Abogados info@rodenasabogados.com Teléfono Rodenas Abogados 910 82 94 48 - 656 749 389
Facebook Rodenas Abogados  Twitter Rodenas Abogados  Instagram Rodenas Abogados
La baja unilateral contrato laboral

Recomendaciones ante una baja voluntaria del trabajador

La baja voluntaria del trabajador es el manifiesto de terminar su relación laboral con el empleador. La extinción de la relación laboral bajo esta figura voluntaria es de forma unilateral del trabajador y bajo ningún concepto debe estar supeditada a instigación por parte del empleador.

Aun cuando un trabajador goce de un contrato que estipule un tiempo específico de servicio a la orden de una empresa o patrón podrá hacer dimisión del mismo cuando así lo requiera. En tal sentido solo es necesario presentar la baja voluntaria de manera formal a través de un manifiesto. Para más información puedes contactar con nuestros abogados laboralistas en Madrid.

¿Cómo puede un trabajador presentar la baja voluntaria?

Siendo que es de voluntad libre del trabajador conservar o una relación laboral y de la misma forma dimitir cuando así lo considere necesario puede actuar en consideración. También es cierto que a la empresa le asiste el derecho de recibir la notificación conocida como pre aviso de la ruptura o finiquito de la relación.

En tal sentido para presentar la baja voluntaria es necesario hacerlo cumpliendo ciertos parámetros que son de beneficio de ambas partes.

Lo primero es que el trabajador debe comunicar de manera prudente su decisión. Esto significa que deberá hacerlo con una anticipación de al menos 15 días que son los mínimos contemplados en una contratación colectiva.

Existen casos donde el compromiso profesional requiere que dicho plazo se establezca al periodo de un mes. Si el trabajador de este nivel no puede cumplir los lapsos será susceptible de que se le descuente la porción de pago del preaviso que se incumplió.

Este comunicado puede hacerse de forma escrita o verbal. Aun cuando lo más apropiado es hacerlo con un escrito a doble tenor donde ambas partes pueden conservar copia del manifiesto de la baja voluntaria del trabajador.  

Este escrito sirve al trabajador como prueba del respeto del plazo previo de aviso de la baja voluntaria. La empresa por otro lado puede puntualizar que la baja fue voluntaria.

Cuando no se debe presentar la baja voluntaria del trabajador

La baja voluntaria del trabajador es un derecho que asiste a los trabajadores cuando deciden terminar la relación de trabajo por su decisión libre y por su tranquilidad. Por lo que no se sugiere utilizar este mecanismo bajo otros contextos que suelen comprometer sus beneficios.

Algunas empresas orillan a los trabajadores a darse de baja voluntariamente para no verse sujetos a la indemnización que les corresponde bajo otro concepto.

Otra de las circunstancias que suelen hacer uso de él es cuando los trabajadores se sienten mermados en sus derechos o son víctima de maltrato laboral. Otra de las situaciones que se presentan y suelen orillar al trabajador para retirarse voluntariamente es si la circunstancia o vínculo con la empresa cambia radicalmente las condiciones originales, como horarios, descansos, funciones y jornadas. También cuando la locación de la prestación del servicio desmejora el desplazamiento.

Sin embargo, ninguna de las anteriores son razón de presentar la baja voluntaria en el trabajo ya que existen otros mecanismos por los cuales se pueden resolver sin perder la indemnización a la que se tienen derecho o la posibilidad de recibir el pago del paro.

¿Cuáles formas aplican para presentar la baja voluntaria del trabajador?

Existen dos formas de ejecutar la baja voluntaria del trabajador, estas conllevan al mismo fin, pero no se obtiene el mismo resultado. En tal sentido lo más prudente es saber que si realmente se ha decidido la dimisión es mejor hacerlo como corresponde previo aviso. En cualquier caso, presentaremos ambos panoramas para que exista una mayor conciencia de las implicaciones en ambos casos.

Abandono del puesto de trabajo

Hay que tener en consideración que esta acción no da por extinta la relación de trabajo por sí misma. En tal sentido el abandono del puesto de trabajo es una dimisión de facto de la relación laboral.

De esta forma se expresa por medio de la ausencia que no se pretende la prosecución de dicha relación y sin comunicación directa deja por supuesto el finiquito. Cuando se usa esta acción no se presenta la causa que motivó dicha cancelación o causa justificable de la misma.

En este sentido es necesario que la empresa se cerciore de que realmente el abandono dio lugar al término de la relación laboral. De esta forma debe utilizar mecanismos de comunicación para recibir la contraparte o respuesta del motivo real de dicha ausencia.

El lapso que se espera como prórroga para precisar tal información por lo general contempla tres días que corresponden al mínimo que dispone el trabajador voluntariamente para dimitir.

La opción de medidas disciplinarias que puede ejecutar la empresa en contra de un abandono del puesto de trabajo.

Cuando un trabajador decide optar por realizar un abandono de trabajo tiene que saber que es propenso a sufrir una medida disciplinaria ejecutada por la empresa en respuesta. Estas corresponden a un despido disciplinario por ausencia sin justificación en el puesto de trabajo.

Esta medida por parte de la empresa pone en desventaja al trabajador en varios sentidos. Primero pierde el derecho a la indemnización, pero no así al finiquito. Sin embargo, en caso de la medida disciplinaria este no podrá recibirse hasta que no se defina realmente el finiquito de la relación contractual.

En caso de que la empresa termine con la relación laboral entonces el trabajador podrá hacer la solicitud de la prestación por concepto de desempleo. Esta situación que deviene del abandono y la posterior medida puede ser de gran tiempo en resolución por lo que se retiene todo pago al que se tiene derecho.

Baja voluntaria con aviso previo

La otra opción es la baja voluntaria con aviso previo, evidentemente la más recomendable si el trabajador está convencido de lo inapropiado y poco beneficioso de continuar dicha relación. En este sentido se retoma lo que hemos expresado en las líneas anteriores.

Se deberá presentar la intención de causar la baja voluntaria y además acompañarla con un formato escrito de ser posible, para dejar constancia de dicho finiquito. Este manifiesto puede expresarse desde el día en que corre tal determinación hasta el día en que se cumplen los plazos de compromisos de anticipo previo.

 ¿Se puede revocar una presentación de baja voluntaria?

Cuando un trabajador decide presentar una baja voluntaria al trabajador y mientras transcurre el periodo de aviso previo si se arrepiente de la decisión puede revocar la baja voluntaria del trabajo. En tal forma mientras este tiempo corre la relación laboral se considera activa aún.

Sin embargo, debe considerarse que si el deseo de retractarse del trabajador ocasionó perjuicio no existirá obligación de aceptar dicha revocatoria. Este es el caso cuando ya se ha sustituido la plaza vacante por un nuevo empleado. Situación que la empresa ha de comprobar.

En caso contrario la empresa deberá proseguir la relación de trabajo naturalmente. Si existe una negativa a recibir al empleado esta acción será tomada como despido improcedente.

Presentar baja voluntaria trabajador durante el Periodo de Prueba

Presentar baja voluntaria al trabajador durante el periodo de prueba es otra de las formas por las cuales se puede dimitir a un puesto de trabajo. En este caso también se requerirá que el trabajador exprese su decisión o el motivo vía escrita.

Sin embargo, es bueno aclarar que no debe expresarse que se aplica a una baja voluntaria en cuyo caso lo que aplica para no tener que dar pago de aviso previo es la ruptura de la relación laboral por incumplir las competencias del periodo de prueba.

No obstante, aunque se conserve el derecho a recibir la paga de los días laborados hasta ese momento se pierde el derecho a la indemnización y al paro por renunciar voluntariamente al trabajo.

Implicaciones y consecuencias de no presentar la baja voluntaria trabajador con previo aviso

Como hemos señalado esta acción le es lícita a todo trabajador, sin embargo, no significa que sea lo más favorable. En tal sentido esta determinación conlleva a ciertas implicaciones y consecuencias de no presentar la baja voluntaria con previo aviso.

Descuento del finiquito en relación al dinero que debe percibirse

Cuando un trabajador no presta los días de aviso previo que se requiere está sujeto a sufrir un descuento del finiquito en relación al dinero que debe percibirse. Se deberá tomar en consideración que cada día de este periodo se computa y que por cada día incumplido se descuenta dos del dinero correspondiente al finiquito.

Después de presentar la baja voluntaria trabajador no puede solicitar la indemnización

Otra de las consideraciones de gran relevancia que debe tenerse en consideración es que después de presentar la baja voluntaria el trabajador no puede solicitar la indemnización. En este sentido más allá de las circunstancias que necesitaron la baja voluntaria el trabajador no puede solicitarse por no estar estrictamente en estado de desempleo.

¿Cuáles otras opciones existen aparte de la baja voluntaria? Una opción que puede tomarse como prudente es solicitar una excedencia voluntaria. Con esta opción no se rompe el vínculo con la empresa y se tiene la posibilidad de volver a ella si no se logra una plaza externamente.

Call Now ButtonLlámenos sin compromiso Ir arriba