¿Qué es y cómo funciona el acto de conciliación en la Jurisdicción Voluntaria?

Acto de la conciliación en la Jurisdicción voluntaria

El acto de conciliación representa un procedimiento mediante el cual dos partes buscan alcanzar un acuerdo mutuamente beneficioso. Se lleva a cabo como un paso administrativo previo a la presentación de una demanda judicial, con la finalidad de evitar el inicio de un proceso legal.

Este proceso se activa cuando una persona, ya sea de manera independiente o con la asistencia de intermediarios, busca acuerdos en asuntos de su interés. La conciliación es particularmente frecuente en procesos civiles y en el ámbito laboral, sirviendo como un medio eficaz para la resolución de disputas antes de recurrir a instancias judiciales.

¿Qué es el acto de conciliación?

El acto de conciliación se rige por lo establecido en la Ley 15/2014 de Jurisdicción Voluntaria, específicamente en el Título IX dedicado a la conciliación, comprendido en los artículos 139 y siguientes.

Este proceso, regulado por la mencionada ley, es de carácter voluntario y es iniciado por las partes con el propósito de alcanzar un acuerdo de manera amistosa, evitando así posibles litigios judiciales. Constituye la opción preferida cuando se busca resolver un conflicto sin recurrir a procedimientos legales.

En el transcurso de este proceso, ambas partes se someten voluntariamente a la mediación de un tercero, el mediador, cuya intervención es solicitada por ambas partes o unilateralmente por una de ellas, según lo estipule un contrato que contemple la resolución de conflictos mediante este procedimiento.

La labor del mediador consiste en facilitar un acercamiento entre las partes, proponiendo diversas soluciones que satisfagan a ambas. En caso de lograrse un acuerdo, las partes tienen la libertad de formalizarlo o no mediante una escritura notarial.

Cabe destacar que la solicitud de un acto de conciliación puede ser presentada por cualquier persona, siempre y cuando se trate de conflictos del ámbito del derecho privado, de acuerdo con lo establecido en la Ley de Jurisdicción Voluntaria.

¿Cuándo procede el acto de conciliación?

El acto de conciliación se lleva a cabo con el fin de evitar un proceso judicial, y entre las situaciones que pueden resolverse mediante este procedimiento se incluyen las siguientes:

  • Asuntos relacionados con sociedades, tales como la convocatoria de Junta General de Accionistas, el nombramiento de liquidador, la impugnación de acuerdos sociales, entre otros.
  • Cuestiones vinculadas al derecho personal, como el ejercicio del derecho de rectificación previo a una querella por injurias y calumnias, así como asuntos relacionados con el derecho al honor.

No son admitidos para ser tratados en un proceso de conciliación:

  • Los juicios en los que estén involucradas personas con capacidad modificada judicialmente para la libre administración de sus bienes y los menores.
  • Los juicios en los que estén involucrados el Estado, las diferentes Administraciones públicas y las Comunidades Autónomas, así como los procedimientos de reclamación de responsabilidad civil contra Magistrados y Jueces.
  • Cualquier circunstancia que se promueva en relación con asuntos que no sean susceptibles de transacción ni compromiso.

¿Cómo solicitar un acto de conciliación?

La persona que inicia un acto de conciliación debe presentar la solicitud por escrito ante el órgano competente. En dicha solicitud, es necesario detallar las razones que motivan la petición, proporcionar todos los datos pertinentes de las partes involucradas, incluyendo sus domicilios y la fecha relevante.

El solicitante tiene la opción de adjuntar a la solicitud todos los documentos que considere útiles para el proceso. Aunque no es imprescindible contar con la intervención de un abogado o procurador para realizar la solicitud, es recomendable buscar el asesoramiento de un experto en el tema objeto de conciliación.

La presentación de la solicitud debe realizarse en el órgano competente, el cual variará dependiendo de si el solicitante es una persona física o jurídica.

Cuando la solicitud proviene de una persona física, el órgano competente será el secretario judicial del Juzgado de Primera Instancia o el Juez de Paz, siempre ubicado en el domicilio de la persona demandada.

En el caso de personas jurídicas, la solicitud se realizará ante el mismo órgano, pero únicamente si el demandado cuenta con un representante autorizado en esa localidad o si posee algún establecimiento abierto al público.

¿Cuáles son los órganos competentes del acto de conciliación?

El órgano competente en un acto de conciliación es el Letrado de la Administración de Justicia del Juzgado de Primera Instancia, el Juez de Paz o el Juzgado de lo Mercantil del domicilio del demandado en el proceso de conciliación.

Si no es posible determinar el domicilio del demandado en el proceso de conciliación, la solicitud puede presentarse en la última residencia en España del requerido. Sin embargo, esta opción aplica únicamente cuando la cuantía de la solicitud de conciliación sea inferior a 6.000 euros y no esté vinculada a asuntos bajo la jurisdicción de los Juzgados de lo Mercantil, ya que en tales casos, la competencia recae en los Jueces de Paz.

Cuando el demandado en el proceso de conciliación sea una persona jurídica, el órgano competente será el correspondiente al domicilio del solicitante, siempre y cuando la empresa requerida tenga un establecimiento, sucursal, delegación, representante autorizado u oficina abierta al público en dicho lugar.

En situaciones en las que no se logre localizar al demandado en el proceso de conciliación, se deben realizar las investigaciones necesarias para determinar su residencia o domicilio. En caso de no obtener resultados o si el requerido se encuentra en otro partido judicial, el Juez de Paz emitirá un auto o el Letrado de la Administración de Justicia emitirá un decreto dando por finalizado el expediente.

En el auto o decreto, la autoridad competente dejará constancia de esta situación. El solicitante conservará el derecho de iniciar nuevamente el expediente ante el Juzgado competente.

Cuando se presente una recusación o cuestiones de competencia, la comparecencia en la conciliación se considerará intentada, pero sin mayores trámites, y el expediente se archivará. No obstante, es posible presentar nuevamente la solicitud de conciliación.

¿Cómo se realiza un acto de conciliación?

Cuando el Juez de Paz o el Letrado de la Administración de Justicia reciben la solicitud del acto de conciliación, en un plazo de 5 días hábiles emiten una resolución sobre su admisión y proceden a citar a los interesados. La citación especifica el lugar, día y hora en que se llevará a cabo el acto de conciliación.

Es crucial destacar que la celebración del acto de conciliación no puede posponerse más allá de los 10 días, garantizando así que exista un lapso de al menos 5 días entre la citación y el acto de conciliación. La presentación y posterior admisión del acto de conciliación tienen el efecto de interrumpir los plazos de prescripción, tanto extintivos como adquisitivos.

Es importante mencionar que el plazo para la prescripción vuelve a computarse a partir de la obtención de la resolución que concluye el expediente.

La celebración del acto de conciliación

A la celebración del acto de conciliación deben acudir las partes de forma presencial o representada por un Procurador.

En el caso de que el solicitante del acto no comparezca ni alegue ninguna justificación por su incomparecencia se tendrá por desistido. Cuando esto ocurre el demandado en conciliación puede reclamar al solicitante una indemnización. Esta reclamación se traslada al solicitante por 5 días y se resuelve, sin la posibilidad de ningún recurso.

Cuando no comparece el demandado en conciliación ni alega una causa que justifique su incomparecencia se pone fin al acto. Esto dará carácter al acto de conciliación como intentado.

En los casos que son varios los demandados en conciliación y concurre sólo alguno de ellos al acto. Este será celebrado con los asistentes y se tendrá por intentada con los demás. Cuando se considera acreditada justa la causa para no concurrir. El juez procede a señalar nuevo día y hora para celebrar el acto de conciliación en un plazo de 5 días.

Procedimiento de la celebración del acto de conciliación

El proceso de conciliación se inicia con el solicitante exponiendo su reclamación, detallando los motivos de su petición. A continuación, el demandado en conciliación responde, y todos los participantes tienen la opción de presentar o exhibir cualquier documento relevante.

➡️ En caso de que no se alcance un acuerdo, el Juez de Paz o el Letrado de la Administración de Justicia hará todo lo posible por facilitar una resolución. Las partes pueden presentar réplicas, y si surge algún problema que impida la continuación válida del acto, este se da por concluido, y la comparecencia se considera intentada sin más trámites.

➡️ Cuando se logra un acuerdo durante el acto de conciliación, se redacta un acta que certifica el término del acto con un entendimiento mutuo, estableciendo los términos del acuerdo. En caso de no llegar a un acuerdo, el acto se da por concluido sin entendimiento mutuo.

Al finalizar el acto, se emite un auto o decreto que refleja los resultados, ya sea con acuerdo, intentado sin efecto o sin acuerdo.

Los costes asociados al acto de conciliación deben ser sufragados por la parte que lo inició.

Procedimiento para la ejecución del acto de conciliación

La ejecución del acta, junto con el auto o decreto que registra el acuerdo alcanzado por las partes, se llevará a cabo de conformidad con lo establecido en el artículo 548 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Este proceso adquirirá el valor y la eficacia de un convenio consignado en documento público y solemne.

El órgano competente para llevar a cabo la ejecución del acto será el mismo Juzgado que gestionó la conciliación. En los casos en que la conciliación se tramite en un Juzgado de Paz, la ejecución podrá ser realizada por el Juzgado de Primera Instancia que conoció de la demanda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llamada teléfonoLlámenos sin compromiso
Scroll al inicio