Son numerosos los casos los que hemos representado como abogados de violencia de género en Madrid. En estos momentos tan delicados, es de vital importancia contar un abogado penalista altamente cualificado en estos delitos de lesiones, ya que a sensu contrario le podrían provocar consecuencias indeseables por una incorrecta representación.

Por ello, es vital que cualquier declaración se haga bajo la supervisión de un abogado especialista en violencia de genero en Madrid.

Contar con la intervención de uno de nuestros abogado penalistas en Madrid es lo que marca la diferencia para sus intereses no se vean perjudicados.

Como abogados de violencia de género en Madrid estamos actualizados sobre las últimas reformas de la Ley de Violencia de Género y contamos con un profundo conocimiento de la normativa y la más que diversa casuística para ofrecerle en definitiva un gran valor añadido para los intereses de su defensa.

Por eso podemos decirle que es muy importante que nos consulten antes de hacer cualquier movimiento en falso, ya que estas causas hay llevarlas con sumo cuidado y solamente por abogados expertos en estas materias.

Abogados violencia de género en Madrid

Si le han denunciado por malos tratos es más que probable que le hayan decretado una busca y captura para detenerlo y ponerlo a disposición judicial. Una vez localizado y detenido se celebrará un juicio rápido al día siguiente y casi con toda seguridad tendrá que pasar  toda la noche en los calabozos de una de las comisaría más cercana del arresto.

La persona denunciada por malotratos psicológicos o físicos puede estar detenido un máximo de 72 hora en dependencias policiales o Guardia Civil. Después de leerle sus derechos delante del aboagdo se podrá entrevistar con su abogado penalista en Madrid y se le se pondrá a disposición judicial por un delito por violencia sobre la mujer tipificado de los artículos 153  y 173 del Código Penal a la mañana siguiente.

Estos artículos viene a relatar que el que causare a su esposa un menoscabo físico o psíquico se le castigará:

  • con una pena 6 meses a 1 año.
  • o trabajos en beneficios de la comunidad.
  • así como al porte de armas.
  • e incluso la privación de la patria potestad.

Suele ocurri que a veces la presunta víctima o denunciante se arripiente de haber denunciado, por el motivo que sea, y decide no declarar contra su pareja porque lo quiere y no le quiere generar ningún daño. En estos casos cuando se celebre el juicio rápido en los juzgados de violencia de Genéro de Madrid lo único que tiene que hacer es acogerse a su derecho a no declarar para que sobresean provisonalmente y  archiven el procedimiento contra su pareja.

La dispensa del deber de declarar del artículo 416 LEC

Cuando la supuesta la víctima manifiesta su voluntad de no declarar en un procedimiento por violencia de género podrá hacerlo, siempre y cuando, justifique una relación de afectividad o affectio maritalis con su pareja.

Existe la tendencia de algunos jueces de no conceder a la víctima de su derecho a no declarar por considerar estos que ya no son pareja fruto de la discusión cuando en realidad no tiene por qué ser así.

En estos casos, si la denunciante desaea acogerse a su derecho a no declarar y el juez se lo prohíbe ilícitamente esta parte proptestará.

Además como abogados malos tratos Madrid interpondremos un incidente de nulidad de las actuaciones al infringirs el artículo 240.2 de la LOPJ, por causar indefesión a nuestro defendido y vulnerar lo dispuesto en el art. 416 de la Ley de enjuiciamiento civil que dice:

Están dispensados de la obligación de declarar los parientes del procesado en líneas directa ascendente y descendente, su cónyuge o persona unida por relación de hecho análoga a la matrimonial, sus hermanos consanguíneos o uterinos y los colaterales consanguíneos hasta el segundo grado civil, así como los parientes a que se refiere el número 3 del artículo 261.”

En aras de conseguir la absolución de nuestro cliente, como abogados penalistas expertos en este tipo juicios por violencia contra la mujer, aconsejamos a practicar cuantas menos pruebas en el procedimiento mejor, renunciando a todas aquellas que puedan perjudicar a la defensa.

De esta forma, no habrá material de instrucción o carga probatoria suficiente para desvirtuar la presunción de inocencia o principio de indubio pro reo.

La orden de alejamiento en cuanto a la dispensa

Aún habiéndose impuesto al agresor una orden de alejamiento con prohición de comunicarse a la víctima por cualquier medio (whatsapp, facebook, entre otros), ésta podrá acojerse perfectamente a su derecho a no declarar.

“El hecho de no de declarar provocará que el juez no tenga pruebas suficientes para condenar al supuesto infractor”.

Por lo tanto, en teoría por haberse decretado una orden de alejamiento respecto a la supuesta víctima no significa obligatoriamente que no pueda existir ese vínculo.  Ya que por ejemplo pueden seguir estando unidas por matrimonio o por análoga relación de afectividad, aún sin convivencia.

En definitiva, conforme alude abundante jurisprudencia y Doctrina científica nada  ni nadie permite entender que el alcance de una sentencia en la que se imponen unas penas de alejamiento y de prohibición de comunicación pueda ser consecuencia de la efectiva destrucción de la relación de pareja.

Dado que sólo se está prohibiendo uno de los elementos o características de la relación como son: la convivencia y la comunicación. Pero por ello no se rompe lo esencial de una relación de pareja como puede ser el cariño que se tienen.

Por esto, no es tanto la convivencia lo que se debe valorar a la hora de no declarar -que puede venir dificultada o incluso impedida por circunstancias muy variadas- sino la “affectio”, elemento fundamental para poder acogerse a su derecho de no declarar.

Jurisprudencia: la STS 134/2007, de 22 de febrero

De hecho, así se manifiesta en la STS 134/2007, de 22 de febrero, con ocasión de abordar otra cuestión como era que las personas unidas por análoga relación de afectividad a la del matrimonio, aún sin convivencia no pueden tener un trato discriminatorio respecto de los matrimonios en cuanto a la dispensa del artículo 416 de la LECrim.

Además afirmó la equiparabilidad de la análoga relación a la conyugal con ésta aunque –como ocurre en los casos de prohibición y comunicación con la víctima- la situación de convivencia “no pudiera ser completa”.

En definitiva, como abogados en violencia de género en Madrid estamos convencidos de que la falta de convivencia no es un requisito indespensable establecido por el TS no es un requisitio indispensable para que la víctima no declare. Por tanto, elderecho de declarar se puede dispensar incluso en la situación de mero noviazgo, siempre que conste la voluntad de ser pareja.