Abogados de nuevas tecnologías: el futuro está aquí

Las nuevas tecnologías forman parte del día a día de millones de personas. El desarrollo de potentes softwares y herramientas tecnológicas permite que el mundo dé un paso al frente ante el uso de estos sistemas. No obstante, las novedades tecnológicas requieren de un marco legal de calidad, que regule completamente cada aspecto que pueda interferir en la seguridad y la privacidad del usuario. Los abogados de nuevas tecnologías se han convertido en un perfil en auge, que cada vez es más necesario.

En Ródenas Abogados contamos con expertos abogados de nuevas tecnologías en Madrid. Constantemente nos formamos en ámbitos innovadores, con el fin de estar a la vanguardia del sector. Apostamos por ofrecer asesoramiento y soluciones de calidad ante cualquier cuestión legal que pueda surgir de la aplicación de las innovaciones tecnológicas más novedosas. Nuestro compromiso es continuar por la senda del reciclaje, el aprendizaje y el estudio constante.

Las nuevas tecnologías conllevan un sinfín de desafíos a nivel jurídico y legal, que debemos de identificar y analizar. El compromiso de los abogados actuales debe de ser la adaptación a estos cambios que, aunque parezca extraño, llegan a pasos de gigante. El sector del derecho debe de adelantarse a los nuevos procesos, con el fin de mantener las garantías de protección de cada cliente.

Abogados de nuevas tecnologías en Madrid: ámbitos de actuación

Más allá del adecuamiento a las diferentes normas de protección de datos personales, que cada vez se ajustan más a la actualidad tecnológica vigente, o la aplicación real de la Ley de Servicios de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), los abogados de nuevas tecnologías han de ser conocedores de todos los avances en el mundo digital, que no son pocos.

La revolución tecnológica ha llegado. En la actualidad el sector del derecho debe de adelantarse a los cambios más notables. Para ello, es importante que los abogados sean conocedores de las innovaciones que se dan a nivel digital.

  1. Impresión 3D

Las impresoras en 3 dimensiones son una realidad, que ya ha comenzado a funcionar en diferentes ámbitos y sectores, como el sanitario. Su uso aporta ventajas claras, como la minimización de costes en materiales y producción de prótesis médicas, por ejemplo. El problema radica en la privacidad, la propiedad intelectual de cada nuevo modelo e, incluso, el debate social que ya han comenzado a generar sus aplicaciones, sobre todo a nivel ético.

Los abogados de nuevas tecnologías tenemos en la impresión 3D todo un mundo por analizar, estudiar y descubrir. La necesidad de regulación de estos sistemas es amplísima.

  1. Objetos conectados

El Internet de las cosas forma parte del día a día de millones de usuarios en el mundo. En este sector se pueden incluir los famosos wearables (complementos tecnológicos, como el smartwatch), los vehículos inteligentes, la domótica (electrodomésticos inteligentes) y todo tipo de patrimonio digital, entre otras cosas.

Teniendo en cuenta que, este mundo crece constantemente y sin descanso, es importante que los abogados de nuevas tecnologías gocen de buenos conocimientos al respecto. El especialista en derecho es la figura imprescindible para el asesoramiento a los usuarios. El principal problema al que nos enfrentamos es el ataque a la privacidad de los consumidores. Estos objetos conectados recaban datos constantemente, con el fin de ofrecer una experiencia de usuario de calidad. Pero ¿dónde está el límite? La vulneración de derechos está a una fina línea del correcto uso de estas tecnologías.

  1. Innovaciones médicas

En el sector de la medicina y la biotecnología, las novedades son notables. Cada vez son más las aplicaciones inteligentes, destinadas a optimizar tanto el diagnóstico como los tratamientos médicos. El paciente está completamente conectado y acude al profesional sanitario con información de la que antiguamente se carecía.

La aplicación de las nuevas tecnologías en medina es muy amplia. Ya se está trabajando sobre la posibilidad de llevar a cabo implantes prefabricados en 3D, mediante la impresión digital de modelos compatibles con el receptor. Esto abre un ámbito nuevo para los abogados de nuevas tecnologías, que deben velar por la seguridad de sus clientes y las buenas prácticas en materia de salud.

Las negligencias médicas que se deriven del uso de tecnologías punteras necesitan una regulación extensa. Por ello, el futuro de la abogacía pasa por atender con éxito a estas necesidades.

  1. Realidad virtual y aumentada

La realidad virtual y aumentada ya se aplica con éxito en diferentes sectores. Esta tecnología permite al usuario interactuar en tiempo real dentro de un entorno concreto y digital. Además de la necesidad de regulación concreta en la materia, la figura del abogado tecnológico es primordial. El experto debe velar por la seguridad de cada cliente, garantizando que se cumplen todos sus derechos con éxito. La privacidad y la protección del cliente es la esencia en este sector.

  1. Inteligencia artificial

La inteligencia artificial es el futuro de diferentes empresas y sectores. Los despachos de abogados no se van a quedar atrás, ya que son muchas las aplicaciones de esta tecnología en el futuro de la abogacía.

Obviamente, todo esto requiere una correcta regulación, que se centre en evitar la vulneración de derechos y en garantizar una defensa justa. IBM ya ha lanzado a Ross. Se trata de un abogado virtual, creado a partir de inteligencia artificial, que ya puede trabajar de forma autónoma en algunos ámbitos concretos. Estas tecnologías son aplicables en la búsqueda de información y datos relevantes. Además, es posible entrenar a los dispositivos para colaborar en cada fase del proceso.

Lo que nos aporta la inteligencia artificial a los abogados de nuevas tecnologías es una mayor rapidez e inmediatez en muchos aspectos. El uso de Chatbots en despachos de abogados permite agilizar las dudas más frecuentes de numerosos clientes. Estos chats funcionan mediante inteligencia artificial y tienen la capacidad de aprender de sus propios errores. Sin duda, se trata de una tecnología amplia, que podrá convertirse en primordial conforme se vaya desarrollando.

  1. Blockchain

El blockchain o cadena de bloques es, sin duda, una de las nuevas tecnologías más impactantes y llamativas del momento. Se basa en llevar a cabo todo tipo de transacciones digitales apostando por la descentralización, la privacidad y la seguridad. Elimina a los intermediarios de forma radical, permitiendo que sean los usuarios quienes tengan todo el control de los diferentes procesos.

Esta tecnología surge al amparo de las famosas criptomonedas o bitcoin, pero sus usos van mucho más allá. Gracias al blockchain es posible garantizar transacciones seguras, protegidas y perfectamente cifradas. En el sector del derecho actual, los smart contracts podrían convertirse en toda una realidad, cada vez más importante.

Un smart contract, como su propio nombre indica, es un contrato digital e inteligente. Gracias a la tecnología aplicable, el propio contrato tendrá capacidad para discernir si ambas partes están cumpliéndolo con éxito. Los abogados de nuevas tecnologías estamos formados para optimizar este tipo de aplicaciones, diseñando documentos de calidad y asegurándonos de que se usan con rigor.

En Ródenas Abogados le ofrecemos un exclusivo servicio de derecho a todos los niveles. Contamos con un amplio equipo de abogados de nuevas tecnologías, en formación constante para garantizar que se cumplen todos sus derechos, sin permitir la vulneración de su privacidad en ningún caso. ¿Necesita asesoramiento en este sentido? Contacte con nuestro despacho de abogados en Madrid y le ayudaremos en todo lo que requiera.

Abogados de nuevas tecnologías: el futuro está aquí
5 (100%) 3 vote[s]