La orden de expulsión es una resolución judicial que obliga de forma inminente al extranjero a salir del territorio español, por encontrarse éste de forma irregular en España e incumplir la normativa de extranjería.

Procedimiento preferente de expulsión

El procedimiento preferente de expulsión se incoa por el funcionario de Policía (instructor) para tramitar todos aquellos expedientes de extranjeros que han sido detenidos y son susceptibles de ser expulsados por infringir algunas de las faltas contenidas en los artículos 53.1, 54.1 y 57.2 de la LO 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social.

Para iniciar este tipo de procedimiento preferente se tendrán en cuenta los vínculos en primer grado (ascendientes, descendientes o cónyuge) con otros extranjeros residentes o ciudadanos de la Unión Europea, así como:

  • Arraigo familiar, laboral o social.
  • Antecedentes penales.
  • Domicilio conocido para garantizar su comparecencia.

En el caso el funcionario de Policía (instructor) valore que está totalmente indocumentado, podrá solicitar la expulsión del extranjero del país y podrá ser detenido durante un plazo máximo de 72 de horas.

Posteriormente el juez valorará todas las circunstancias y podrá ordenar el internamiento del extranjero en un centro de internamiento para extranjeros (CIE) durante un máximo 60 días, si así lo considera. Pasados estos sesenta días, si no ha sido ordenada la expulsión por el Subdelegado de Gobierno, el extranjero deberá ser puesto en libertad en el mismo día.

El procedimiento ordinario de multa

En caso de que el extranjero demuestre que tiene vínculos en primer grados suficientes para acreditar su arraigo, se le iniciará un expediente ordinario de multa aproximada de 500 euros.

Si el extranjero después de ser multado y no hubiera conseguido regularizar su situación en España, no se le aplicará el procedimiento ordinario de multa sino el preferente de expulsión.

 

El centro de internamiento (CIE)

El centro de internamiento es un establecimiento público de carácter no penitenciario, destinado a la custodia preventiva y cautelar de extranjeros que cometan una infracción o sanción en materia de extranjería, con la finalidad de garantizar su expulsión, devolución o regreso.

Igualmente será ingresado en este centro de internamiento aquella persona que hubiera sido expulsada del territorio español por el Juez o tribunal en virtud de los 89.6 CP.

Recurso contencioso-administrativo

A pesar de haberse ordenado la expulsión, siempre se podrá interponer en el plazo de dos meses un recurso contencioso-administrativo contra dicha orden de expulsión, aportan y justificando con todos los medios de prueba que la decisión tomada es contraria a Derecho.

En caso de que este recurso sea destinado en el plazo de quince días podrá interponer un recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia.

Déjese asesorar por abogados especialistas en expulsiones

En nuestro despacho de abogados de extranjería somos expertos en expulsiones. Contamos con una dilatada experiencia en todo tipo de infracciones y sanciones en materia de extranjería.

Abogados expertos en extranjería: expulsiones
5 (100%) 1 vote[s]