Bufete de abogados en Madrid   Email Rodenas Abogados info@rodenasabogados.com Teléfono Rodenas Abogados 910 82 94 48 - 656 749 389
Facebook Rodenas Abogados  Twitter Rodenas Abogados  Instagram Rodenas Abogados

Abogados Embargos Madrid

Los embargos en Madrid son recursos que tienen los acreedores para asegurar el pago de sus deudas a través de la retención de una serie de bienes del deudor. Para que tenga validez debe ser autorizado y ordenado por un organismo competente o por un juez, que fijará la fecha de ejecución.

La autorización de embargo debe ser emitida por un juez civil, ya que consiste en la retención de los bienes del deudor hasta que cumpla con el pago de la deuda. Cuando el deudor no cancela la deuda los bienes pueden ser vendidos para cubrir la deuda contraída.

¿Qué es el embargo?

El embargo es un procedimiento judicial que consiste en retener los bienes de un deudor con una orden de un tribunal emitida por un juez. Este procedimiento se realiza en beneficio de un acreedor para que obtenga el pago de la deuda.

Los bienes embargados no pueden ser regalados y el embargo queda sin efecto cuando se paga la deuda al igual que el remate de los bienes se detiene si la deuda se paga.

El embargo es realizado por un ministro de fe que se encarga de retirar los bienes para luego rematarlo. Esto se hace con el propósito de que el acreedor pueda lograr el pago de lo adeudado con la venta y el remate de los bienes del deudor.

La ejecución del embargo requiere de una orden judicial que se obtiene mediante una demanda en juicio ejecutivo. Después el tribunal enviará el mandamiento de embargo y ejecución.

El embargo le da el derecho al acreedor de retener los bienes del deudor que sean suficientes para cubrir el pago de la deuda.

¿Qué es el juicio ejecutivo en Madrid?

El juicio ejecutivo es un procedimiento judicial especial, mediante el cual un acreedor obtiene un documento donde le certifican que existe una deuda a su favor. Lo que le proporciona al acreedor el derecho de cobrar la deuda y de embargar al deudor.

El procedimiento es válido para cualquier tipo de deuda que se encuentren documentada en un pagaré, las que no se encuentren prescritas, la sentencia firme que sean líquidas y las copias autorizadas por escritura pública.

La forma como se resuelve el juicio ejecutivo es con el mandamiento de embargo y ejecución. El mandamiento es todo lo que necesita el acreedor, para que, a través de un receptor judicial, efectúe el embargo junto con la notificación de la demanda.

La mayoría de las veces el receptor judicial no puede realizar el embargo, porque el deudor con todo su derecho se opone al embargo. Negándole el ingreso al receptor judicial para que realice la lista de bienes embargados.

Cuando se presenta esta situación el acreedor debe solicitar al tribunal encargado del caso, que le autorice para proceder a efectuar el embargo. Esta vez se realizará con la asistencia de las autoridades correspondientes.

La solicitud será autorizada por el tribunal mediante una nueva resolución, esto le permitirá al acreedor entrar a la casa del deudor y realizar el embargo.

El juicio ejecutivo puede tardar en desarrollarse entre seis u ocho meses cuando se cuenta con toda la documentación requerida. Cuando falta algún documento o existe algún tipo de irregularidad, el proceso puede demorar entre tres y cinco años.

Tipos de embargo

Los embargos son de dos tipos, lo cual depende del propósito que se quiere conseguir, estos son los siguientes:

Embargo preventivo

El embargo preventivo es una medida que consiste en inmovilizar los bienes del deudor. Esto significa que los mismos siguen en su poder, pero no puede disponer de ellos ni podrá venderlos.

Los bienes servirán como una garantía de cobro, esto se hace para evitar el incumplimiento de una sentencia de obligación futura.

Embargo ejecutivo

El embargo ejecutivo consiste en una orden de retener los bienes y realizar su venta que emite una autoridad judicial. Esto permite que se obtenga el dinero suficiente para cancelar la deuda.

Estos dos tipos de embargo son medidas provisionales, cuando el embargo ejecutivo se ejecuta tiene carácter definitivo y es cuando se procede de inmediato a efectuar el pago al acreedor.

Para la realización de cualquiera de los tipos de embargos es importante tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Los bienes embargados deben tener un valor mayor a la cantidad de la deuda.
  • El deudor, tiene que pagar la deuda y los gastos que se origine de los juicios, además de los intereses de mora.
  • Se puede realizar un embargo salarial, que consiste en el embargo de una parte del salario del deudor, esto se hace cuando el salario sea mayor que el salario mínimo.
  • Los bienes que pueden embargarse son los financieros o físicos, bienes inmuebles o muebles.

¿Cuáles bienes se pueden embargar?

Los bienes que se pueden embargar en Madrid son la cuenta corriente del banco o el dinero, los títulos valores como fondo de acciones o productos financieros, objetos de arte, joyas, intereses, rentas, bienes inmuebles.

Existen algunos bienes que no se pueden embargar, que la ley establece que son inembargables, estos son: la vestimenta, los objetos que se posean fiduciariamente, el salario mínimo, el hogar, las pensiones y los alimentos.

Los otros bienes que no pueden ser embargados son los menajes y mobiliario de la casa y todos aquellos bienes que sean indispensables para vivir. Tampoco puede ser embargado los Libros y los instrumentos que se requieren para ejercer la profesión, los objetos religiosos que se utilicen en la práctica del culto.

¿Quién ordena el embargo?

El embargo debe ser ordenado por un juez, pero cuando se trata de embargar un salario o cuenta bancaria, puede ser ordenado por otro organismo competente como la Seguridad Social, Hacienda o el ayuntamiento.

El embargo de cuentas bancarias se hace, por lo general, para cancelar deudas pendientes con los organismos públicos.

Requisitos para el embargo

Los requisitos para el embargo, son casi los mismos que se necesitan para iniciar el juicio ejecutivo. Estos se encuentran establecido en el Código de Procedimiento Civil en los artículos 442, 434, 438 y 437, los requisitos son los siguientes:

  • La deuda debe constar en un título ejecutivo.
  • El monto de la deuda que se intenta cobrar debe ser exigible.
  • La deuda que se intenta cobrar debe ser liquidable o líquida, es decir que la cantidad adeudada sea líquida.
  • No debe estar prescrita.

Procedimiento judicial del embargo en Madrid

El procedimiento para el embargo es el siguiente:

  • Lo primero que se debe hacer es presentar una demanda ejecutiva, la cual la debe hacer el acreedor. Seguidamente se hace la notificación de la demanda y se hace el requerimiento de pago.
  • Cuando se realiza esto se procede al embargo y si el deudor se opone al embargo debe participar la fuerza pública. De esta forma se procede al embargo con la ayuda de la fuerza pública.
  • Luego de efectuado el embargo se retiran las especies y se procede a realizar el remate ante un juez o ante el martillero público.

Derechos de deudor

El deudor también tiene derechos ante una demanda de embargo, entre ellos están los siguientes:

Cuando se inicia el juicio, el deudor tiene el derecho de ser notificado y en caso de que el juez lo decida puede ser sometido a un embargo precautorio. En ese caso, los bienes quedan en custodia del mismo deudor y sólo pueden ser removidos por el acreedor si se resuelve a su favor.

La notificación del juicio de embargo le permite al deudor el desahogo de pruebas, de acuerdo con lo que establecen las leyes. En el caso de que la deuda sea liquidada antes de terminar el juicio se procede a levantar el embargo.

Durante el proceso de embargo el deudor tiene derecho a elegir los bienes que deben ser embargados. Cuando el deudor está ausente o se rehúsa, este derecho pasará al acreedor o a su representante.

El embargo debe comenzar con una orden, que es los bienes consignados como garantía de la obligación reclamada, los realizables, se sigue con el dinero, las joyas o los bienes muebles.

¿Cómo evitar el embargo?

La forma como el deudor puede evitar el embargo es pagando la deuda, es la opción más sencilla. Cuando se paga la deuda luego de la notificación de demanda, se procede a aclarar la situación y el embargo quedará sin efecto.

La otra forma que existe para evitar un embargo es renegociando la deuda con el acreedor. Esto permite que la deuda que originó el embargo desaparezca y se cree una nueva deuda, esta no estará en proceso de cobranza judicial por lo que no existe un proceso de embargo.

La renegociación de la deuda es una alternativa muy efectiva por la que se pueden evitar la pérdida de los bienes. Pero las condiciones de pago casi que son imposibles de pagar por cualquier deudor.

El embargo se puede evitar con las excepciones, esto se hace presentando alegatos frente a la demanda interpuesta por el acreedor. Los alegatos son obstáculos que se ponen con el propósito de retardar la tramitación del juicio.

El proceso de embargo se puede evitar con la tercería, este es un proceso legal donde el deudor notifica que los bienes no le pertenecen, que son de una tercera persona.

Ir arriba