Las injurias son todas las acciones o expresiones graves que atentan contra la dignidad de las personas, por ejemplo:

  • Insultos.
  • Afirmaciones categóricas.
  • Menosprecios.
  • Imputación de hechos con temerario desprecio hacia la verdad.

Para acusar a una persona de un delito de injurias habrá que estar al valor de las palabras, así como a su difusión, por ejemplo en un periódico de tirada nacional de gran repercusión.

Elemento objetivo de la injuria

Expresiones tanto verbales como escritas que por su significación atentan gravemente contra el honor y el prestigio de las personas.

Elemento subjetivo o animus iniuriandi

Expresiones denigratorias, hirientes o deshonrosas con el ánimo específico de causar dolor (animus difamandi, retorquendi, contrariandi, etc).

Conflictos con la libertad de expresión e información

La libertad de expresión e información trata de comunicar pensamientos, ideas y opiniones, así como hechos noticiables, ofreciendo juicios de valor en ejercicio de dichas libertades recogidas en el artículo 20.1 CE.

Están excluidas todas aquellas expresiones vejatorias, ofensivas o impertinentes que tratan de molestar, inquietar o disgustar, y por tanto exceden el marco constitucional.

No se trata por tanto, de que el derecho a la libre expresión, esté por encima de la ley, y que sea un derecho preferente o prevalente, en el que todo vale, si no más bien tiene unos límites tasados que se deben cumplir.

La información debe ser veraz

No se debe existir una rigurosa y total exactitud en todo lo que se comunica, pero si debe haber una labor previa de averiguación de los hechos sobre los que basar la información, para que no puedan ser calificados de ser meros rumores, invenciones o insinuaciones carentes de fundamentación.

Calumnias en la actividad profesional

La actividad profesional es una de las formas más destacadas de manifestación externa de la personalidad y, cualquier descalificación injuriosa o innecesaria puede afectar a lo que los demás piensan de una persona.

La simple crítica a la pericia profesional no atenta contra el honor, sino que debe tratarse de una descalificación personal, que afecte directamente a su dignidad como individuo o ética en el ejercicio profesional.

Las calumnias en las personas públicas

El derecho al honor se debilita más aún cuando son personas públicas la que las sufren este tipo de situaciones, dado el agravio producido es superior que en un entorno más íntimo.

En estas situaciones habrá que valorar en consonancia con su difusión los perjuicios morales y materiales ocasionados.

Diversos tipos de descalificaciones

  • Sinverguenza.
  • Ladrón.
  • Cabrón, gandul, hijo de puta.
  • Todo tipos de ataques personales, que no son merecedores de ese rechazo.

Ejemplo de condena resolutoria PInche aquí