El delito de coacciones graves en su artículo 172.1 CP regula todas aquellas situaciones en las que una persona obliga con violencia a otra a hacer lo que la ley no prohíbe, con penas de prisión de seis meses a un año o multa de 12 a 24.

En el caso de que lo se trata de impedir es el ejercicio de un derecho fundamental o el legítimo disfrute de la vivienda, la pena se impondrá en su mitad superior.

Coacciones leves

Conforme establece el art. 172.2 CP, el que de modo leve coaccione a la que haya sido su mujer o relación análoga de afectividad, aún si convivencia, será castigado con pena de prisión de seis meses a un año o trabajos en beneficio de la comunidad (TBC) de treinta a ochenta días.

Si fruto de esta relación hubiera hijos menores, el Juez estimará lo más adecuado para los intereses de los menores, inhabilitando incluso al coaccionador de la patria potestad, tutela, curatela, guarda o acogimiento hasta cinco años.

Las coacciones leves frente a terceros del art. 173.3 CP, serán castigados con la pena de localización permanente de cinco a treinta días, o trabajos en beneficio de la comunidad de cinco a treinta días o multa de uno a cuatro meses.

 

Ejemplo de condena resolutoria PInche aquí

Elementos del delito de coacciones

  • Ánimo tendencial de restringir la libertad de obrar ajena
  • Conducta violenta, intimidación o fuerza en las cosas.
  • Que esa conducta ofrezca cierta intensidad.
  • Ausencia de autorización legítima para obrar de forma coactiva.

En general, las vejaciones que consisten en actos o acciones conllevan también un ingrediente de coacción y a falta de un tipo específico de vejación, será aplicable este delito.

Ejemplos de coacciones

  • Abrir amplias zanjas en torno a un edificio con el propósito de paralizar la construcción del mismo.
  • Cambiar las cerraduras de la puerta de acceso a la vivienda que ocupaba el perjudicado.
  • El Alcalde que obliga a varios conciudadanos a cerrar sus establecimientos para unirse a una determinada huelga.
  • Privar a un vecino del suministro de agua para que abone la contribución.
  • Cambiar los candados de la persiana metálica de un bar para impedir el libre uso y disposición del local.

Diferencia entre amenazas y coacciones

En el delito de amenazas es preciso que exista un aplazamiento temporal del mal augurado, mientras que en las coacciones el mal se presenta como inminente y actual.

Otro criterio de diferenciación, es el efecto producido sobre la libertad del sujeto pasivo de la acción. En el caso de las amenazas inciden sobre el proceso de formación de las decisiones voluntarias, y las coacciones cuando afecta a la capacidad de obrar.

A pesar de esta distinción el Tribunal Supremo considera que se trata de dos conductas homologables.

Perseguibilidad

Todas las modalidades del delito de coacciones son delitos públicos que no exigen denuncia del perjudicado, a excepción de las coacciones leves producidas fuera del ámbito doméstico (art. 173.2 CP), que tiene la naturaleza de delito leve.

Abogados penalistas expertos en todo tipo de coacciones

Contamos con más de 20 años asesorando a clientes en asuntos penales. Si necesita de un abogado penalista experto en coacciones, póngase inmediatamente en contacto con Ródenas Abogados.

Le ampliamos toda la información que requiera al respecto, incluso los fines de semana, dado que disponemos de un teléfono de urgencias 24 horas para cuando más lo necesite.

Abogados de verdad, resultados de verdad. No lo dude y llame ya para solicitar una cita.