Aquel que imputa la comisión de un hecho delictivo a determinada persona con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, podrá ser juzgado por un delito de calumnias regulado en el artículo 205 CP.

Elementos del delito de calumnias

  • Imputación a una persona de un hecho delictivo.
  • Dicha imputación ha de ser falsa, con total desprecio de la realidad.
  • Ha de ser un hecho inequívoco, concreto y determinado.
  • Ánimo de infamar, difamar, vitupear o agraviar a determinada persona física o jurídica.

Ánimo difamatorio o animus difamandi

Ejemplos

  • Falsa imputación de hechos delictivos a los funcionarios públicos que están instruyendo la investigación de un homicidio.
  • Imputar a una persona la falsificación de una firma en un finiquito.
  • Fulanito es un violador.

No puede entenderse como propiamente una conducta constitutiva de un delito las siguientes:

  • Este señor es un camaleón de la política.
  • Tal persona es un chaquetero.
  • O ha usado el erario público para fines personales.

Las penas impuestas en el Código Penal para el delito de calumnias son de seis meses a dos años o multa, si se propagaran por publicidad, y en caso contrario, con sólo multa.

Exceptio veritatis

 

El acusado por un delito de calumnias podrá probar su inocencia (onus probandi) acreditando que efectivamente existió el hecho criminal.

También, en virtud del principio de presunción de inocencia, sería suficiente con probar que desconocía de la falsedad de la imputación y que no actuó con temerario desprecio hacia la verdad para quedar exento de toda responsabilidad.

Ejemplo de condena resolutoria PInche aquí